Refuerzan controles para capturar a quienes arrojan escombros

Refuerzan controles para capturar a quienes arrojan escombros 

Julio 23, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Escombros

El jarillón del río Cauca es una de las zonas más críticas de la ciudad en las que se abandonan escombros de forma ilegal. Autoridades ambientales advierten que particulares también están arrojando los residuos al afluente.

Archivo El País

Un total de 15 personas capturadas y otras 10 sancionadas es el saldo que dejan los operativos de control de disposición indebida de escombros que ha realizado el Dagma en el transcurso de este año en diversos sectores de Cali.

Durante los controles también se ha evidenciado que más de 65 personas arrojaban residuos sólidos en espacios públicos como separadores, jardines y andenes de la ciudad.

Así lo informó, el jefe del grupo de residuos sólidos de la autoridad ambiental, Diego Benavides, quien explicó que los operativos se están haciendo en los 138 puntos críticos de depósito de escombros que están en los barrios y en las zonas de protección ecológica, como las riberas de los ríos, las zonas verdes y el jarillón del río Cauca.

En la ciudad, diariamente se generan 2500 toneladas de escombros, pero 700 de ellas están siendo depositadas de forma ilegal en sitios no autorizados.

Benavides explicó que las sanciones para aquellas personas que arrojen escombros en la vía pública oscilan entre 1 y 10 salarios mínimos legales mensuales vigentes ($737.717 y $7.377.170). Dicha multa depende del volumen de desechos que dispongan los infractores, pues las basuras arrojadas a estos sitios ocasionan deterioro en el paisaje y tienen implicaciones sobre el medio ambiente.

“Esto afecta directamente a los ríos y al suelo. Además, el material genera contaminación atmosférica, la calidad del agua disminuye y se vuelve turbia y llena de sedimentos, pierde su capacidad de oxigenación, en el suelo se genera compactación ocasionando que los microorganismos mueran, mientras que en el aire el polvo que levantan los residuos pueden afectar la salud de las personas”, dijo Benavides.

El funcionario hizo hincapié en que, si bien hay impacto por parte de particulares y propietarios de volquetas y vehículos de tracción animal, buena parte de los escombros que son depositados en lugares no autorizados en la ciudad son responsabilidad de contratistas de proyectos. Actualmente, según la autoridad ambiental, hay 12 procesos sancionatorios abiertos a grandes constructoras de la ciudad por mala disposición de sus escombros.

Por su parte, el director del Dagma, Luis Alfonso Rodríguez, señaló que uno de los sectores críticos de la ciudad en el que más se están depositando escombros es el jarillón del río Cauca, por lo que hizo un llamado a la comunidad para que denuncie cuando se evidencie esta anomalía. “Quien se sorprenda realizando esta acción puede ser sancionado o hasta capturado por delito ambiental”, aseguró.

Lea también: Este es el plan para modernizar el servicio de aseo en Cali

Entre tanto, el ambientalista Fernando Duque señaló que la falta de una sitio de disposición de estos materiales ha incidido en que proliferen los depósitos ilegales. “También se debe fomentar la cultura e incentivos por parte del Estado para que se reutilicen los escombros. Aquí ha faltado voluntad política para darle manejo a estos residuos”.

Sanciones

Según el Nuevo Código de Policía sacar basura en horarios no autorizados o en lugares diferentes a la residencia genera como medida correctiva la participación en programas comunitarios.

Arrojar basura, llantas, residuos o escombros en el espacio público, genera como medida correctiva una multa de 32 Salarios Mínimos Legales Diarios Vigentes (Smdlv) es decir, $784.000.

Propiciar o contratar el transporte de escombros en medios no aptos ni adecuados, genera como medida correctiva multa de 16 Smdlv ($400.000).

El articulado señala que transportar escombros en medios no aptos ni adecuados, genera como medida correctiva multa de 8 salarios mínimos diarios ($196.720).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad