Reforzarán seguridad para evitar nuevas invasiones en el jarillón

Abril 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Reforzarán seguridad para evitar nuevas invasiones en el jarillón

La Policía patrullaría la ribera del jarillón en los sectores que sean recuperados después de las reubicaciones, si se concreta el convenio con la Alcaldía.

Policía, Ejército y Fuerza Aérea vigilarían los predios que ya han sido recuperados de la estructura. Conozca el anuncio.

La Secretaría de Gobierno Municipal estudia entablar un convenio interadministrativo con la Policía, el Ejército y la Fuerza Aérea Colombiana para reforzar la seguridad y evitar la invasión de lotes recuperados en el jarillón del río Cauca. Esto,  con el propósito de avanzar en las obras de reforzamiento del dique que prevengan la inundación de terrenos donde viven  900.000 familias. 

De acuerdo con Laura Lugo, titular de Gobierno, “en este momento estamos haciendo control a las invasiones de los lotes recuperados con los cuadrantes de Policía de esa zona, pero con este convenio tendremos el acompañamiento permanente de fuerzas de seguridad que evitarán  nuevos movimientos en el terreno. Así podrán entrar CVC y Emcali a hacer el trabajo de recuperación del jarillón”.

Vea aquí el especial 'Jarillón una amenaza silenciosa'

El anuncio de Lugo se hizo después de que la Procuraduría Provincial de Cali y la Personería hicieran un llamado a las autoridades locales para que adopten acciones que mitiguen la aparición de nuevos asentamientos  humanos que frenen  las labores de reforzamiento del jarillón y retrasen su entrega, que está programada para finales del 2018.

El personero Municipal, Héctor Hugo Montoya, insistió en que “lo más importante  que la Administración debe tener en cuenta es que tan pronto se reubiquen las familias se debe actuar con maquinaria y vigilancia para evitar que lleguen nuevas personas  a adueñarse de los terrenos que ya han sido recuperados y en los cuales se deben hacer las obras para fortalecer el jarillón y evitar una inundación de la ciudad”.

Al respecto, Gerardo Quintero, habitante del sector del jarillón conocido como Las Vegas - Venecia, indicó que la comunidad residente del sector adelanta jornadas de vigilancia para evitar la llegada de más personas a orillas del río Cauca.

En medio de una audiencia de cumplimiento de las acciones del Plan Jarillón, que tuvo lugar en la Procuraduría local, el alcalde de Cali, Norman Maurice Armitage, insistió en que “terminar el reforzamiento del jarillón es la prioridad número uno del Municipio. Este no es un plan de vivienda sino de mitigación del riesgo, donde trasladamos unos habitantes que, en caso de un intenso invierno y una fractura del dique, estarían en peligro y pondrían en desgracia a toda la ciudad”.

De las 8777 familias asentadas sobre el jarillón que fueron censadas por la Alcaldía después del invierno de los años 2010 y 2011, hoy se han reubicado 1860, según indica Juan Diego Saa, gerente del Plan Jarillón de Cali. De ese total, 798 fueron reasentados en Llano Verde, 658 en Río Cauca, 274 en Potrerogrande y 130 en Ramalí.

Saa explicó que para los próximos dos meses está programada la reubicación de 132 familias en los apartamentos de Ramalí. 

Asimismo, la Secretaria de Gobierno Municipal indicó que ya se emitieron las resoluciones y  notificaciones de reubicación a 21 familias y ahora “estamos a la espera de acordar una fecha con la comunidad para llevar a cabo los reasentamientos”.

El secretario de Gestión del Riesgo de Desastres, Rodrigo Zamorano, dijo  que “si no aprovechamos este cuarto de hora en el que la Nación pone el 70 % del presupuesto para las obras de reforzamiento del dique, Cali será una ciudad no viable. La ciudad debe tener una gran alameda sismoresistente y debe blindar los sitios del dique que tienen erosión para evitar que haya una inundación, si los niveles del río Cauca aumentan”.

Las obras para reforzar el jarillón comenzaron hace un mes. La labor, contratada por la CVC con recursos de la Corporación y del Fondo Nacional de Adaptación, consiste en hacer un muro de 25 kilómetros de longitud y cuatro metros de altura. Los primeros siete kilómetros de la barrera se desarrollarán hasta enero del 2017.

[[nid:526728;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/734x486-portada-jarillon.jpg;full;{El País le presenta todas las miradas sobre el problema del Jarillón del río Cauca, estructura que nació para proteger a Cali pero se convirtió en el principal riesgo para miles de habitantes.El País}]]

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad