Reforzarán controles al ruido en Cali durante este fin de año

Diciembre 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Reforzarán controles al ruido en Cali durante este fin de año

El equipo del Dagma visitará establecimientos nocturnos durante fin de año para medir, con equipos especiales, los niveles de ruido que generan.

Eventos masivos estarán bajo la lupa del Dagma. Piden vigilancia en sectores residenciales.

Con estudios de simulación acústica y operativos, el Dagma incrementará los controles de ruido a establecimientos nocturnos y escenarios.Así lo aseguró Mónica Duque, jefe del Grupo de Impactos Comunitarios de esa entidad, al indicar que por la realización de conciertos y eventos masivos se incrementará la vigilancia en escenarios como La Plaza de Toros y la Plazoleta Jairo Varela, que tienen órdenes judiciales de mantener los niveles de ruido en un nivel mínimo.“Con esos estudios determinaremos las características físicas de estos sitios y cómo funciona la acústica para dar lineamientos a los empresarios y evitar menos impactos de ruido a la comunidad. Estaremos haciendo monitoreo con Corfecali a los eventos de la Feria, como los que se hacen en la Autopista Sur (Calle de la Feria)”, dijo la funcionaria.Mónica Duque dijo, además, que “aunque sea diciembre y haya Feria, no habrá excepciones a la hora de sancionar a quienes incumplan la norma”.Hasta el 30 de noviembre, el Dagma realizó 736 operativos de control durante los cuales impuso 95 medidas preventivas por ruido. Se logró, además, el cierre definitivo de dos establecimientos comerciales por esta causa.El ruido en los barriosAunque, según el Dagma, las quejas por ruido (al 30 de noviembre de este año) bajaron en un 12 % con respecto al 2013, persisten los problemas en barrios de la Comuna 3 y 19 como El Peñón y San Fernando. “Son comerciantes reincidentes en el cumplimiento de la norma acústica (que no adecúan aislamiento del sonido) pero que entienden que es necesario ponerse al día con los requerimientos que les hacemos”, dijo la jefe del Grupo de Impactos Comunitarios del Dagma.Sin embargo, en otros sectores como el barrio Juanambú, de la Comuna 2 “el problema sigue siendo el mismo, pese a las reuniones con las autoridades”, explicó Diana Casasfranco, presidenta de la Junta de Acción Comunal.Según ella, “hay cinco establecimientos nocturnos que no nos dejan dormir, algunos ni siquiera tienen uso del suelo. Son bares disfrazados de restaurantes. La JAC recibe, cada fin de semana, al menos 10 quejas y en diciembre, como cada año, la situación se pone peor”.El problema del ruido se trasladó a otros sectores como Ciudad Jardín, donde habitantes de la zona denuncian altos niveles de ruido en casas de eventos y fiestas privadas. “Comienzan desde el miércoles con una bulla tremenda y por más que llamamos a la Policía, al Dagma o a la Secretaría de Gobierno, nadie hace nada. Por este problema, mucha gente está pensando en vender sus casas”, dijo una residente del barrio que pidió omitir su nombre.Al respecto, Mónica Duque explicó que “hay casas que están en proceso de extinción de dominio y las usan para este tipo de fiestas que, si son privadas, el Dagma no puede sancionar, porque no tiene ingerencia. Le corresponde a la Policía y Secretaría de Gobierno. Ya hay en curso medidas preventivas a casas de eventos legalmente constituidas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad