Recuperación de rotonda del parque Versalles estaría en diez días

Recuperación de rotonda del parque Versalles estaría en diez días

Febrero 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Recuperación de rotonda del parque Versalles estaría en diez días

A diario, algunos habitantes del barrio Versalles visitan la rotonda para verificar el avance de las obras. Reclaman una entrega inmediata y mayor seguridad para la zona.

Vecinos dicen que las obras han sido lentas y con interrupciones. Quejas por inseguridad.

Líderes y vecinos del barrio Versalles expresaron su apremio para que se entregue la recuperación de la rotonda del parque principal de este sector. La semana pasada, el Dagma le indicó a El País que esta obra estaría terminada mañana. Sin embargo, el lunes esta misma entidad aclaró que serán necesarios más días, por lo que se programará la entrega para el 27 de febrero. La situación ha impacientado a los vecinos, quienes reclaman la culminación de la obra iniciada en diciembre y para la cual se destinaron $33.812.739. “Comenzaron antes de diciembre y es algo pequeño que no debería demorarse más de un mes. El problema es que paran, no son constantes”, afirmó un habitante del sector.Frente a la inquietud de la comunidad acerca de los motivos que extendieron el tiempo de ejecución, el Dagma explicó, a través de su oficina de Ecourbanismo, que los trabajos se detuvieron en dos ocasiones a causa de arreglos adicionales que no estaban contemplados. “Al Consorcio Parques se le aprobaron unos plazos en la entrega porque se presentaron dos situaciones. Primero, por un problema de empozamiento por debajo de la losa del monumento, la misma que se tuvo que bajar. Segundo, porque en la zona había dos drenajes completamente tapados que tuvieron que repararse”, explicó David Moreno, arquitecto de la entidad. De acuerdo con el funcionario del Dagma, el diseño definitivo de la rotonda fue aprobado por el Comité de Planeación de la comuna, que presentó varias propuestas, entre las que se incluyó la creación de un teatrino, alternativa que finalmente fue descartada por la comunidad debido a razones de seguridad.“El teatrino era una propuesta bonita y muy revolucionaria que se tuvo desde la presidencia de la JAC, pero debido a las visitas de personas sospechosas que se instalan en el parque, sobre todo en las noches, no se pudo llevar a cabo”, cuenta una vecina del sector.Finalmente, el Dagma, el Comité de Planeación Comunal y el área de Patrimonio de la Secretaría de Cultura, acordaron trazar una gran flor sobre el piso que rodea al monumento, fabricada en granito a dos colores. Acompañada de un recubrimiento en tableta, la forma, inspirada en referentes franceses, renueva el aspecto de la superficie de la rotonda. Con la demolición de los bordes del soporte cuadrangular, el monumento al prócer chileno Bernardo O'Higgins Riquelme también tendrá una nueva apariencia.“La verdad es muy bueno que hayan quitado esos bordes de la estatua porque teníamos muchos problemas con los muchachos que los usaban como rampa para bicicletas y patinetas. Podían causar un accidente. Pero también es hora de que terminen los arreglos”, explica una vecina que se muestra entusiasmada por los cambios. La comunidad espera que la rotonda finalmente se entregue en el nuevo plazo dado por el Dagma.Visitas indeseablesLos vecinos del sector aseguran que pese a la presencia de la Policía y las adecuaciones que ha tenido el parque, el lugar se ha convertido en un foco para la delincuencia y el consumo de alucinógenos. Grupos de jóvenes se reúnen en los jardines y las bancas cercanas al límite con la Calle 23C y la Avenida 4 norte. Un miembro de la Policía aseguró que algunos de los jóvenes son estudiantes de institutos de educación técnica y tecnológica que funcionan en los alrededores. “Esos muchachos se la pasan allí desde temprano. Uno sale a la panadería y ya están allí. Salen de clase o no entran y se quedan en el parque fumando marihuana. Uno llama a la Policía, los sacan, pero al otro día están otra vez allí. Y claro está que no todos son estudiantes, pero sí son peligrosos”, agrega una mujer que asegura que la vivienda aledaña a la suya ha sido robada en repetidas ocasiones.Las denuncias de propietarios de viviendas y locales comerciales también incluyen el robo de cables de redes eléctricas y telefónicas, los atracos, el hurto reiterado a viviendas y la ocupación del parque por habitantes de la calle que pasan la noche en el lugar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad