Reclamar el pasaporte, otro calvario en la Gobernación del valle

Reclamar el pasaporte, otro calvario en la Gobernación del valle

Marzo 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Reclamar el pasaporte, otro calvario en la Gobernación del valle

Más de 500 personas se agolpan a diario a reclamar su pasaporte y deben aguardar durante más de tres horas para obtener el documento. En la ventanilla de entrega trabajan siete personas.

500 personas se aglomeran diariamente y solo siete funcionarios, que hacen su trabajo manualmente, las atienden.

No cesa el caos en la Oficina de Pasaportes de la Gobernación del Valle. Ahora las congestiones se concentran en el trámite para reclamar el documento. Lea también: Nueva jornada especial de entrega de pasaportes en Cali. A diario, más de 500 personas se acercan a esta dependencia a recibir la cartilla y la mayoría debe esperar más de tres horas para tenerla en sus manos.Ese fue el caso de Emiro Mantilla, quien llegó ayer a las 6:30 a.m. y solo a las 10:00 a.m. logró salir con el documento.“Es una vergüenza que en un departamento como el Valle del Cauca pase esto. Es el pasaporte más caro del país y el servicio es deficiente. Si hubiera tenido disponibilidad, habría ido hasta Popayán a sacarlo y me habría ahorrado tiempo y dinero”, aseguró.Las enormes filas vienen desde finales del año pasado y las quejas se hicieron más fuertes en enero, cuando los funcionarios de la dependencia aseguraron que el primer mes del año siempre es temporada alta. Pero dos meses después la congestión sigue y, según Abel Vélez, director técnico de la Oficina de Pasaportes, esta situación obedece al cambio obligatorio que hay en el documento este año. “La gente está viniendo masivamente porque a partir de noviembre es obligatorio el uso del pasaporte de lectura mecánica para que todo colombiano se movilice por otros países”, aclaró Vélez.En los dos primeros meses del 2015, la Oficina de Pasaportes de la Gobernación del Valle del Cauca expidió 65.000 documentos.Vélez explicó que en la entrega “hay dificultad porque todo es manual y no hay forma de que sea mecánico, ni sistematizado. Aquí se tiene que pasar la cédula y en ese momento se clasifica por sexo y se buscan los pasaportes por orden alfabético. Eso lo hacemos en grupos de 50”. El funcionario indicó que en la ventanilla de entrega trabajan siete personas: cuatro buscando los documentos, dos entregando y uno encargado de registrar en el sistema los pasaportes que llegan de Bogotá.Según Vélez, la alta demanda se extendería hasta finales de julio, pues se aproximan Semana Santa y las vacaciones de mitad de año de universidades y colegios.Rosario de quejasMoisés Castro, de 72 años, dijo que “esto es una falta de respeto con la gente. Aquí no hay fila prioritaria para los adultos mayores, no tenemos prelación sobre nadie y toca meterse a la fuerza para que nos reciban la cédula. Ni siquiera hay donde sentarse a esperar”. Y es que ante la falta de asientos, al menos siete personas alquilan butacos plásticos a $1000 afuera de la Oficina de Pasaportes. Dalia Holguín, que se acercó por segunda vez en la semana para intentar reclamar su pasaporte, exigió más agilidad en la entrega del documento. “No puede ser posible que uno tenga que perder un día para tomarse una foto y dos para ver si le pueden entregar esa cartilla. ¡Qué ineficiencia!”. Yuli Mera, quien esperó toda la mañana para reclamar el pasaporte de su hijo, dijo que “aquí se necesita más Policía porque los tramitadores meten gente a la fila y los bachilleres no son capaces de decirles nada”.Detrás de las barreras, más de 15 personas venden puestos entre $10.000 y $30.000, para agilizar la entrega del pasaporte. El País presenció, además, a un tramitador que por $300.000 ofreció hacer toda la diligencia del documento (sin que el interesado hiciera fila). Intentaba negociar con alguien que iba en su carro y paró por la Calle 9.María Fernanda Jiménez, que después de dos días y tres horas de espera recibió su pasaporte, aseguró que “esto es como el Baloto. Uno entrega la cédula en la ventanilla, los funcionarios las tiran en desorden y no respetan el orden de llegada para entregar el pasaporte. Deberían tener una casilla para recibir documentos de identidad y otra para entregar, pero el desorden es impresionante”.Por su parte, Luz Dary Ospina, que esperó toda la mañana por su pasaporte, propuso “un ‘Pico y placa’; así la gente solo vendría cuando le toque y se evitaría esta congestión”.Para Abel Vélez un ‘Pico y placa’ es inviable. “El problema es que si usted viaja mañana y está con la restricción, no se le puede expedir ni entregar el pasaporte. Eso iría en contra de la gente”.Por lo general, la expedición de este documento no tarda más de 24 horas. Sin embargo, el director técnico de esta dependencia explicó que “los pasaportes se están demorando 48 horas en su elaboración, debido a la gran cantidad de personas que están solicitando el documento en toda Colombia y que este solo puede hacerse en Bogotá”.Cambios en la OficinaA finales de enero, el gobernador del Valle, Ubeimar Delgado, anunció un traslado presupuestal de $500 millones para incrementar la planta de personal en la dependencia y mejorar su capacidad de respuesta. “A partir de la próxima semana se va a hacer una reestructuración de la Oficina. Ya estamos operando con 8 casillas, eso da la posibilidad de atender 150 personas más y agilizar el trámite. Esto también nos ha servido para solo dejar 30 o 40 personas para atender al día siguiente, porque antes se quedaban 300 personas en la misma situación”, aseguró Vélez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad