Realizan jornada de aseo para habitantes de la calle en Santa Elena

Enero 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Realizan jornada de aseo para habitantes de la calle en Santa Elena

Tres peluqueros fueron los encargados de atender a los habitantes de calle que accedieron a cambiar su aspecto. En la jornada participaron seis médicos y dos sacerdotes.

600 habitantes de calle recibieron atención por parte de la Fundación Samaritanos de la Calle, liderada por el padre José González.

Bañados, con el cabello arreglado y sonrientes quedaron el viernes alrededor de 600 habitantes de calle del barrio Santa Elena, tras una misión humanitaria realizada por la Fundación Samaritanos de la Calle, liderada por el padre José González y dedicada a atender a personas de y en situación de calle.Como es tradición, el puente de Reyes Magos fue el momento para realizar esta intervención que benefició a 450 adultos y 150 niños de los sectores de La Carbonera, ‘El planchón’ y Puerto Mango, de ese barrio.Desde las 10:00 a.m. y hasta las 6:30 p.m. y en tres carpas, los habitantes de calle recibieron gratis servicios médicos, odontología, duchas, peluquería y atención psicología. Además, se entregó ropa, medicinas y alimentos, en medio de una campaña evangelización y prevención de enfermedades infecto contagiosas, como la tuberculosis.“Son los mismos servicios que ofrecemos en las siete casas de atención que tenemos en la ciudad. Estamos convencidos de que podemos hacer algo por los pobres, mucho más por estas personas que son rechazadas por la sociedad”, dijo el padre José González, director de la fundación.La razón por la que se eligió Santa Elena fue, según voceros de Samaritanos, porque se detectó alta presencia de habitantes de la calle, en especial provenientes de El Calvario, sector que fue intervenido por las autoridades en abril del 2013 por orden de la Presidencia de la República. Yajaira Bejarano, una recicladora de 32 años de paso por el lugar, manifestó que, aprovechando el momento, fue para que le arreglaran el cabello. “Además, he estado malita del pecho y con gripa. Me pusieron una mascarilla y ahora me siento mucho mejor. Yo sé que estas personas vinieron porque así Dios lo quiso”, agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad