¿Quieren intervenir nuevamente a Emcali? Responde la gerente

¿Quieren intervenir nuevamente a Emcali? Responde la gerente

Mayo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre Tobón | Editora de Cali
¿Quieren intervenir nuevamente a Emcali? Responde la gerente

Cristina Arango, gerente general de Emcali.

Cristina Arango analizó con El País los temas que hoy le preocupan a la Superintendencia de Servicios Públicos. “Estoy segura de que bajaremos pérdidas de agua 2 puntos por año”.

Los asuntos pusieron a Emcali esta semana en el ojo del huracán: la indignación del alcalde Maurice  Armitage con la Superintendencia de Servicios Públicos, asegurando que le quiere imponer a la empresa un plan de gestión que es en realidad una intervención disimulada. Y el allanamiento de sus instalaciones, por parte de la Fiscalía, con el fin de recoger información sobre la supuesta pérdida de al menos 64 carros de la empresa, lo cual estaría relacionado con cinco asesinatos. 

Sobre estos asuntos habló El País con Cristina Arango, gerente de Emcali, quien dice que le cree a la Súper cuando esta asegura que no quiere intervenir nuevamente a la principal empresa de los caleños. 

¿Qué dice el informe de la Superintendencia de Servicios Públicos, que molestó tanto al Alcalde?

La Súper finalizó un informe sobre lo sucedido en 2015 con Emcali, especialmente en la parte financiera,  de acueducto y energía. Ese informe nos lo entregaron oficialmente en una reunión esta semana y nos dieron  cinco días para pronunciarnos (mañana o el martes). Ellos mencionaron que no tienen interés en una intervención a Emcali. Lo segundo es que estaban considerando imponernos un plan de gestión, frente a lo que planteamos que no lo veíamos conveniente y que preferíamos que nos dieran la oportunidad para que Emcali  actuara de manera autónoma en la toma de decisiones y que fuéramos de manera autónoma los que pudiéramos enfrentar la estrategia de pérdidas de acueducto, la financiera y la de energía.

¿Cómo sería el  plan de gestión?

Solo existe un plan de gestión, que es el que tiene Electricaribe, que tiene problemas de calidad en el servicio y donde la población no es la más contenta con sus empresas de servicios. Lo que entendemos es que se nos imponen unos indicadores de gestión, también se nos mencionaba que era algo plurianual (no es solo un año). Lo que  le hemos dicho a la Súper es que necesitamos su ayuda para sacar las empresas adelante y  que no nos parece conveniente que nos impongan el plan de gestión porque nosotros venimos trabajando en unas actividades y si se descoordinan de alguna manera, nos puede generar inconvenientes.

¿Usted cree, como el Alcalde, que ese plan de gestión es una intervención disimulada?

Yo le creo a la Superintendencia cuando dice que  no tiene la intención de intervenir  Emcali.

¿Cuáles son las motivaciones de la Superintendencia para proponer ese plan de gestión? ¿Qué es lo que están viendo mal en Emcali?

Emcali es una empresa que necesita mejorar en diferentes aspectos, es difícil decir que somos perfectos. Están preocupados en su informe por tres cosas: la parte financiera y sobre todo el efecto que pueda llegar a tener el pago de la deuda sobre las finanzas de Emcali (un  billón de pesos que se deben a  la Nación). Ese es un aspecto que venimos trabajando y esperamos poder renegociar la deuda. Les preocupan aspectos de  energía, como  el mantenimiento,  la falta de inversión en los últimos años y el nuevo marco regulatorio.  Eso también nos preocupa a nosotros, pero la mejor manera de enfrentar esos temas no es con un plan de gestión. Y finalmente, en acueducto y alcantarillado hablan de las pérdidas, que nos preocupan a nosotros también, para lo que tenemos una estrategia definida y unos compromisos en el Plan de Desarrollo. Le creemos a la Súper y esperamos que no realice ninguna acción para intervenir. 

¿La decisión de imponer ese plan de gestión es potestad exclusiva de la Superintendencia? ¿Vale o no vale el pataleo del Municipio?

Es su potestad. Estamos trabajando para mandar la respuesta al informe y sobre ese panorama ellos determinarán qué hacer.

Qué piensa sobre lo que dice el Alcalde, que la Superintendencia le está exigiendo a Emcali lo que ellos no pudieron hacer en trece años que tuvieron intervenida la compañía...

Que Emcali es una empresa muy particular por la historia que tenemos con la Superintendencia y que eso sí debería tenerse en cuenta para las acciones que  la Súper toma.

Preocupa el pago del billón de pesos que se le debe a la Nación, porque es un plan a diez años y eso  pone el flujo de caja de la empresa en aprietos. Están renegociando esos plazos de pago desde hace tiempo, pero no ha pasado nada...

Ya pagamos la primera cuota, el 5 de junio pagaríamos la segunda, esperamos que el  tema avance rápidamente y no alcanzar a pagar dicha cuota. Lo que se ha planteado es un esquema que le permita a Emcali  hacer unos pagos a 24 años, o sea que el flujo de caja se nos mejore al tener que pagar un menor capital de la deuda.  Estamos buscando  esquemas que sean legalmente adecuados para que se nos garantice la devolución del capital, teniendo en cuenta  los plazos sobre los cuales el Ministerio se puede comprometer a las devoluciones. A través de vigencias futuras no se puede comprometer a más de 10 años. El Alcalde ha solicitado que se nos devuelvan los intereses que se pagan con la deuda y frente a eso el Ministerio ha sido enfático en que la ley les impide hacer devolución y  condonación de intereses. 

La idea es que ese billón de pesos retorne al Municipio para inversiones, principalmente en acueducto y alcantarillado. ¿Si vamos a pagar a 24 años el retorno también se dará en ese plazo?

Sí, anualmente ellos nos devuelven lo que nosotros vamos pagando, igual a como lo tenemos planteado en el acuerdo de pago hoy. Es cierto que eso implica una disminución en lo que ellos nos devuelven y las inversiones en ese sentido sean un poco más lentas, pero también hay que tener en cuenta que las otras inversiones eran de alguna manera irreales en el sentido de que no las podíamos pagar.

Entonces la actualización de redes de acueducto y alcantarillado se va a demorar mucho…

Iremos al ritmo que la empresa puede ir. 

Una de las prioridades de Emcali  es bajar los indicadores de las pérdidas de agua  dos puntos porcentuales por año (pasando de 57% a 49% en cuatro años), ¿realmente crea que sea  posible?

Lo vamos a lograr, estoy convencida, lo estamos poniendo en el Plan de Desarrollo, es una meta ambiciosa.

¿Cómo lo van a conseguir?

Con cuatro aspectos: mejorando los tiempos de reparación de daños, una búsqueda activa de fugas (no solo las fugas son los daños que vemos en las calles, sino que hay unas filtraciones internas), gestionando presiones y  mejorando la infraestructura en reposición de redes. 

¿Qué se está haciendo al interior de la empresa frente al presunto caso de la venta irregular de al menos 64 vehículos?

Ya tenemos un inventario que debemos actualizar anualmente y hemos enviado una carta a la Secretaría de Tránsito pidiendo que congele todo tipo de traspasos a nombre de Emcali, se ha enviado toda la información a los entes de control. Nos parece muy bien la visita de esta semana, eso nos da señales de que la Fiscalía y la Policía están actuando sobre los temas y es importante tener resultados para que se sanee la compañía.

¿Pero cómo ha reaccionado la empresa como tal frente a esto?

Control Interno tiene la información, ellos inician su proceso de manera independiente. Lo que podemos hacer, desde nuestras funciones, lo estamos haciendo, en realidad en este punto quienes se deben pronunciar son la Fiscalía y los entes de control.

Esa denuncia es muy preocupante, habla de unos niveles de corrupción profundos y peligrosos, hay cinco  muertos de por medio, ¿qué piensa usted cómo cabeza de Emcali?

En términos de imagen esto es complicado, Emcali es una empresa que diría que tradicionalmente no se ha caracterizado por la transparencia y eso de alguna manera se refleja en este tipo de situaciones, estamos trabajando día a día para que todo  mejore, que nuestros procesos sean más transparentes y que la gente esté comprometida más con la empresa y menos con los interese personales.

Es una respuesta muy protocolaria y  esto que pasó es demasiado grave…

Es gravísimo, lo que pasa es que tampoco podemos, por unas pocas manzanas podridas, llevarnos de frente a toda la institución, tenemos muchos más empleados buenos que los que están actuando de manera inadecuada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad