¿Quién se quedará con el millonario contrato del alumbrado en Cali?

¿Quién se quedará con el millonario contrato del alumbrado en Cali?

Agosto 20, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País 
Megaproyectos

Según Megaproyectos, el 98 % de cobertura del servicio de alumbrado público tiene Cali en su área urbana.

Oswaldo Páez / El País

El 31 de diciembre del 2017 culmina el contrato de operación y mantenimiento del alumbrado público de Cali, el cual está a cargo, desde hace 17 años, de la firma privada Megaproyectos. Este es un negocio de $80.000 millones al año y que tiene en medio una fiducia (ver recuadro) que, según versiones encontradas, tendría entre $30.000 millones y $60.000 millones.

Todos los dineros mencionados son aportes que salen directamente del bolsillo de los caleños.

Tras la terminación del millonario contrato se vienen planteando varias alternativas que se develarán antes de terminar el año. Una de ellas, y la que tendría más fuerza, según conoció El País, es que Emcali asuma directamente la operación. “El alcalde Armitage quiere eso para darle una mano a Emcali en el tema financiero”, explica una fuente cercana al proceso.

La propuesta consiste en un enroque donde se trasladaría capital humano desde Telecomunicaciones de Emcali (Telco) a la nueva operación del alumbrado, dando solución parcial al problema de la carga prestacional que afronta este componente.

“Nos preocupa que Emcali ha demostrado en sus diferentes componentes una baja capacidad de respuesta a las necesidades de la comunidad y no se puede ocultar que Megaproyectos le responde a la ciudadanía”, manifiesta el concejal de Cali, Carlos Andrés Arias.


En relación con el enroque que se haría entre Alumbrado Público y Telco, Arias señala que sería ponerle otro ladrillo al nuevo componente.
“Teniendo en cuenta que la carga prestacional de Telco es altísima vamos a terminar enlodando al componente de energía. Si esto se hace vamos a dejar moribundos dos componentes”, sostiene el cabildante.
Otro ‘pero’ a esta iniciativa es que Emcali no estaría aún preparada para asumir esta operación, la cual tendría que entrar en vigencia en menos de cuatro meses.

Las otras propuestas

Una segunda alternativa es que se abra un proceso licitatorio para que entren nuevos jugadores al negocio. Pero allí tendrían que mejorar las cifras de operación que actualmente ofrece Megaproyectos.

“Mientras en Bogotá, Codensa (empresa privada) le cobra $15.000 por lámpara al municipio, nuestras tarifas en Cali son de $5900 por lámpara. En Medellín cobran $12.600; Yumbo, $12.000; Bucaramanga, $10.000; Popayán, $9000 y Barranquilla $17.000. A la tarifa de Megaproyectos no se le acerca nadie”, sostiene Germán Padilla, gerente de Megaproyectos.

Una tercera alternativa es prorrogar el contrato de Megaproyectos. Sin embargo, el documento firmado inicialmente en el año 2000 tiene algunos cuestionamientos como su amplia duración (17 años) y el hecho que durante su ejecución tuvo 13 modificaciones, lo que genera un manto de duda.

Cabe mencionar que el empresario antioqueño William Vélez, también conocido a nivel nacional como el ‘Rey de las concesiones’, es socio de Megaproyectos.

Lea también: Emcali aún no ha definido qué empresa manejará alumbrado público

Para pujar por el negocio esta compañía ha hecho una propuesta ambiciosa: llevar a cabo la transformación a tecnología LED de todas las lámparas de la ciudad en un término de dos años, algo que viene pidiendo la ciudad desde la administración de Rodrigo Guerrero. Esta conversión tendría un costo que oscilaría entre $150.000 millones y $180.000 millones.

Germán Padilla, gerente de Megaproyectos, sostiene que realizaron una serie de propuestas al alcalde Armitage, pero hasta ahora no hay nada concreto. “La gente tiene la mala percepción que Megaproyectos se ha enriquecido con la prestación del servicio en Cali. Esta es una empresa privada, obviamente, no es una beneficencia, pero las ganancias no son como lo cree la gente (ver básico: las cuentas de Megaproyectos)”.

En medio de los movimientos por quedarse con el negocio del alumbrado de Cali aterrizó una nueva ficha. Se trata de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales, Uaespm, ente de la Alcaldía que, tras la nueva reforma administrativa, entra a manejar todo lo relacionado con los servicios públicos. Al frente de esta dependencia está Rubén Olarte.

Cuando se le pregunta ¿cuál será el futuro del negocio del alumbrado público en Cali?, responde que si Emcali se ajusta desde el punto de vista técnico y administrativo puede hacer una gran labor. “Emcali ya se está preparando para asumir el manejo del alumbrado”.

Olarte precisa que hasta ahora lo que se ha decidido es que Emcali maneje el servicio del alumbrado público. “Pero se están estudiando alternativas para ver si cuentan con un contratista que haga parte de la operación o el mantenimiento”.

Aclara que la diferencia de este contrato con el que se realizó hace 17 años con Megaproyectos es que el de ese entonces contemplaba toda la operación: expansión, reposición, mantenimiento, modernización; mientras que el que se firmaría sería solo para una parte de esos servicios. “En este caso sería un esquema diferente... creo que Emcali puede asumir el reto de manejar el servicio de alumbrado público, tiene la capacidad técnica y administrativa y confío que cumpla con estas responsabilidades. La compañía debe tener la oportunidad para que se robustezca como una empresa de servicios públicos”, precisa Olarte.

Para la elaboración de este informe El País trató de aclarar dudas con el gerente general de Emcali, Gustavo Jaramillo. Sin embargo, el funcionario informó, a través de su oficina de prensa, que no se pronunciará hasta que la Junta Directiva de Emcali tome una decisión sobre el tema a finales del presente mes.

¿Qué pasará con la fiducia?

Desde el Concejo de Cali se advirtió que hay una fiducia manejada por Emcali, con cerca de $60.000 millones de excedentes por el cobro del servicio de alumbrado a lo largo de 14 años. Dicha fiducia se creó en el año 2000, cuando el Municipio se encontraba en una crisis financiera y se buscaba blindar los recursos de los bancos y acreedores. Estos dineros fueron aportados por los caleños al pagar el impuesto.

“Al corte del 30 de julio de 2017, la respuesta oficial que tengo es que son $60.000 millones que hay en la fiducia. Lo grave es que el alumbrado público no puede tener excedentes, por lo que a mi parecer, tienen que devolver los recursos a los caleños. A eso se suma que se tienen que ajustar las tarifas”, manifestó el concejal Carlos Andrés Arias.

Sin embargo, las cifras de Megaproyectos apuntan a que los recursos de esa fiducia son $30.000 millones. Ellos aclaran que estos recursos los maneja directamente el Municipio.

Rubén Olarte, de la Uaespm, sostiene que esa fiducia tiene que liquidarse “y estamos esperando que ocurra desde el 1 de enero de este año para que nos entreguen el cheque y consignarlo en la Tesorería Municipal, pero no ha ocurrido. Yo no puedo hablar sobre los saldos porque no tengo plena certeza. Es una fiducia que administraban Megaproyectos y Emcali”.

Las cuentas de Mega- proyectos

Según Megaproyectos, el recaudo del impuesto de alumbrado en Cali, al año, asciende aproximada- mente a $82.000 millones. Es decir, $6800 millones mensuales.

De dicha cifra mensual, $4000 millones se destinan al pago de energía. Emcali también cobra por el proceso de facturación y recaudo.
Asimismo, se paga una cuota por el uso de la infraestructura de Emcali.
Dichos conceptos suman entre $700 y 800 millones. De los $6800 millones mensuales , cerca de $900 millones se destinan para operación y mantenimiento, es decir, son para Megaproyectos.

”Con eso se paga la nómina de los 140 trabajadores de Megaproyectos y destinamos entre $200 y $250 millones en combustible, pólizas y otros. Si hacemos el ejercicio a cada socio de Megaproyectos le quedan entre $30 y $40 millones, antes de impuestos”, explicó Padilla.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad