¿Quién ayudará a empujar el gobierno de Guerrero tras la muerte de Nelson Garcés?

Diciembre 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez | Editora de Poder.
¿Quién ayudará a empujar el gobierno de Guerrero tras la muerte de Nelson Garcés?

El pasado miércoles, durante la ceremonia fúnebre de Nelson Garcés, al alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, se le vio muy solitario y compungido por la pérdida de su “amigo del alma” y principal asesor de su gobierno.

Es que para muchos Garcés, más conocido como ‘El Almirante’, era el alfil, la pieza grande en ese gran ajedrez que es el actual Gobierno.

La muerte del exconcejal Nelson Garcés, el asesor y fiel escudero de Rodrigo Guerrero, no solo le ha dejado al Alcalde un gran vacío sino a toda la Administración Municipal, que se quedó sin uno de los hombres clave a la hora de tomar decisiones y trazar estrategias. Es que para muchos Garcés, más conocido como ‘El Almirante’, era el alfil, la pieza grande en ese gran ajedrez que es el actual Gobierno. Sabía cómo mover los hilos, dar el consejo oportuno, mesurado y también frenar apetitos burocráticos de algunos sectores políticos. Y además, era respetado por tirios y troyanos. La tarea para reemplazar al fallecido asesor no se resolvió en el interior de la Administración, como pensaban en algunos sectores políticos, porque, al decir de algunos observadores y concejales, en el Ejecutivo caleño no había una persona con la experiencia, carácter y trayectoria administrativa y política de Garcés, a quien incluso críticos llamaban el “alcalde en la sombra”. “Es que los zapatos de Nelson Garcés eran tan grandes, que difícilmente alguien los podrá llenar”, asegura Alfonso Otoya, hoy gerente del Corredor Verde, quien era muy cercano a Garcés y forma parte del grupo de jóvenes que este empezó a formar dentro del proyecto que diseñó con el hoy Mandatario local.Con ese pensamiento también coincide el secretario de Servicios Administrativos, Juan Fernando Reyes Kuri (otro de los jóvenes de la escuela del ‘Almirante’), quien dice que “reemplazar a Nelson por lo que representaba como figura, autoridad e historia, es difícil”. Aunque por los pasillos del CAM se tejían diversas versiones y se hacían especulaciones con nombres, Guerrero decidió mirar entre sus amigos cercanos para ocupar el lugar del ‘Almirante’ y tras analizar nombres decidió apostarle al de Roberto Arango Delgado, quien fuera presidente de la Cámara de Comercio de Cali, para que sea su nuevo coequipero o escudero. Alrededor de Arango surgen dudas sobre sus relaciones con sectores políticos, pues para algunos dirigentes no tiene la suficiente experiencia para ese manejo. Pero Roberto Arango, quien al parecer ya dio su aceptación, no estará solo y al contrario estará rodeado de una primera línea de colaboradores que ayudarían en las funciones que desempeñaba Nelson Garcés y empujarán el barco en este último año de mandato. De ese primer círculo de cercanos a Guerrero, según explicaron fuentes cercanas al Gobierno y políticos, forman parte Reyes Kuri y Otoya.Los dos, por haber sido muy cercanos a Garcés, son los más llamados a rodear al Alcalde en este momento y en su último año de Gobierno, aseguran concejales.Pero, según explicó Otoya, el Alcalde miró alternativas por fuera para escoger al nuevo asesor o mano derecha para no tener que desarticular su equipo de colaboradores, “pero todos estaremos apoyándolo”.“El Alcalde no va a estar solo. Lo estamos rodeando. En este momento van a ser claves Alfonso Otoya y Juan Fernando Reyes Kuri, dos jóvenes a los que Nelson Garcés preparó. Los dos, con sus estilos diferentes, deben estar ahí cerca al Alcalde”, asegura la concejal Clementina Vélez, quien, como presidenta del Cabildo, jugará un papel importante en las relaciones con el Concejo caleño, dado que es cercana al Mandatario y también lo era de Garcés. Para nadie es un secreto que Nelson Garcés fue estratégico para que este año se respetaran los acuerdos políticos y se eligiera a Vélez como la presidenta del Concejo para el 2015, y para que los antiguos concejales retomaran el control de la Corporación, que tenían los jóvenes. Otro concejal que será clave es José Fernando Gil, quien también señala que hay que rodear a Guerrero. “Nos va a hacer falta Nelson, quien tenía una relación fluida con el Concejo. Él tenía autoridad y era el principal alfil del alcalde, pero Guerrero no es un peón que se mueva al vaivén de la gente y sabe hacer sus cosas. Con el Concejo creo que no habrá problemas, porque tenemos una persona con experiencia al frente de la Presidencia y cercana al Gobierno”. Gil es de los que cree que, ante esta coyuntura, el Mandatario, para reacomodarse, tendrá que dejar en manos de otros secretarios algunas funciones de las que tenía Garcés. Otros personajes clave A la lista de escuderos del Alcalde también se suman Juan Esteban Ángel (Juanes), secretario privado, y Javier Mauricio Pachón, ahora secretario General o mejor jefe de Gabinete.Ángel tiene la plena confianza de su jefe. No en vano el Alcalde lo devolvió de la Secretaría de Deportes, donde lo había nombrado, para que retomara su trabajo en la Secretaría Privada, pues el joven funcionario le da tranquilidad, confianza y le habla al oído. Pachón, exjefe jurídico, con su llegada como jefe de Gabinete, que era un cargo que impulsó Garcés, estará más próximo a Guerrero, que lo reconoce como un gran trabajador, aunque algunos no creen que sea su confidente, contrario a lo que sí ocurre con Otoya, Reyes y Ángel. Un punto a favor de Pachón es que, al parecer, aprendió de Nelson Garcés, y de su mentor, el representante a la Cámara, José Luis Pérez, el manejo que se le debe dar a las relaciones políticas con el Concejo, por lo que podría apoyarlo allí. Pero el concejal del Partido Verde, Michel Maya, aunque reconoce que Pachón ha logrado buena relación con los integrantes del Concejo y hay algo de confianza, no lo ve como un buen negociador porque le falta experiencia. Dos mujeres también son incluidas en el grupo de los llamados a convertirse en escuderos de Guerrero. Ellas son Ana Milena Cerón y María Elena Quiñónez, funcionarias en las que el Alcalde ha depositado confianza y aprecio. Para el concejal Maya, la muerte de Nelson Garcés es una baja muy sensible para el Alcalde y su gobierno, ya que este era el que armaba estrategias y trazaba puentes. De ahí que Maya añada que en la Administración no hay nadie que tenga el olfato y la talla de Garcés, aunque reconoce que hay personas que hacen fila para ser alfiles del Alcalde y menciona a Reyes Kuri, Ángel, Pachón y Otoya, de quien dice debería regresar al CAM para estar más cerca de Guerrero. Es que a Alfonso Otoya en el CAM y en el Concejo le reconocen jerarquía y lo ven también como uno de los principales consejeros y alfiles del Mandatario caleño. En lo que sí coinciden las fuentes consultadas es que para el último año de este Gobierno todos sus colaboradores deben trabajar de manera integral para sacar adelante el proyecto de ciudad que concibieron Guerrero y Garcés hace cuatro años.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad