“Queremos que la formación del maestro sea acorde con los nuevos tiempos”

Abril 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Queremos que la formación del maestro sea acorde con los nuevos tiempos”

Patricia Martínez, viceministra de Educación Superior.

Patricia Martínez, viceministra de Educación Superior, anuncia que en mayo habrá cambios en la forma como las facultades educan a docentes.

La transformación de la formación de los docentes es una de las fórmulas que implementará el Ministerio de Educación para mejorar la calidad educativa en el país.Una de las primeras acciones que se hará es un encuentro de educación, en mayo, donde además de reflexionar sobre el tema, saldrán las nuevas políticas que deberán aplicar las facultades de licenciatura en el país para formar mejores maestros.La viceministra de Educación Superior, Patricia Martínez, resaltó adicionalmente que el Valle tiene un buen número de universidades con alta acreditación, pero lo preocupa la alta deserción de los jóvenes que inician una carrera profesional. La calidad de la educación ha quedado en entredicho por estos días debido a la mala calificación del país en las Pruebas Pisa. El Ministerio está preparando un encuentro para hablar de ese tema. Además de la reflexión necesaria, ¿habrá cambios en las políticas que permitan mejorar la calidad educativa?Vamos a realizar un evento internacional que arranca el 5 de mayo dirigido a docentes, directivos, representantes de las secretarías de Educación, estudiantes de licenciatura y de las escuelas normales superiores. En este marco se van a presentar las nuevos condiciones de calidad para los programas de formación inicial de educadores. Asimismo, saldrá la propuesta de nuevos lineamientos de política para la formación de docentes. Nosotros aspiramos hacer un quiebre entre cómo se viene enseñando en las facultades de educación y cómo queremos que se forme al maestro para que esa educación inicial sea acorde con las demandas de los nuevos tiempos. Vamos a hacer mesas regionales para recibir la retroalimentación y esperamos que a finales de mayo podamos formalizar el decreto mediante el cual se adoptan esos nuevos lineamientos. Después de esa fecha, aquellas facultades que no se adecúen (tendrán dos años) a estas nuevas condiciones deberán suspender su oferta.Dentro de toda la discusión que surgió por las Pruebas Pisa, se dice que parte del problema es que los docentes están mal formados...Efectivamente cuando uno identifica cuáles son los factores asociados al tema de la calidad, ciertamente el maestro es un actor que tiene un peso muy importante. Sin embargo, también están los ambientes educativos, la tecnología, la infraestructura, la accesibilidad, la alimentación de los niños, el componente familiar, el contexto socioeconómico. Creo que aunque tenemos que irles exigiendo a nuestros maestros mayor calidad en su formación, en su desarrollo de competencias y en su actualización permanente, también tenemos que trabajar por dignificar sus condiciones de salarios y de beneficios, pero al mismo tiempo hay reconocerles el inmenso valor que tienen. Yo creo que aún cuando es muy positivo que el país se haya sacudido frente al tema y es una oportunidad maravillosa para que tenga a la educación en el centro de su agenda, al mismo tiempo tenemos que trabajar en la valoración social del maestro porque ellos hacen un inmenso aporte al desarrollo de nuestra sociedad.Viceministra, usted reconoce que la profesión de maestro necesita una mayor dignificación. Y por allí pasa el que se les pague mejor. ¿Se está trabajando para que esta profesión tenga mejores sueldos?Siempre eso se ha discutido, yo soy maestra y el salario no es el mejor, pero hay otra serie de aspectos que también estimulan, como el período de vacaciones, los recesos escolares, la jornada. No siempre el tema salarial está en el primer lugar de importancia, hay otras condiciones, como el proceso de dar y recibir, el sentirse reconocido, la valoración de los padres de familia y de los estudiantes. Todo eso nutre al maestro y hace que quiera permanecer en la educación, tan es así que es una de las profesiones más estables.Claro que es bueno el reconocimiento personal y profesional. Pero Fecode (sindicato de los profesores y empleados de la educación) siempre reclama mejores remuneraciones...Este año los docentes recibieron la prima técnica, eran los únicos trabajadores oficiales que no la tenían (remuneración de 15 días adicionales que se paga en las vacaciones). Eso fue un logro de este gobierno muy importante y se adelanta la revisión del estatuto docente en la búsqueda de mejores condiciones laborales.Otra queja del profesorado es la mala condición en la que trabajan, con escuelas y colegios en muy mal estado, sin tecnología...Uno de aspectos más ambiciosos en los que quiere trabajar este gobierno es en el de la renovación de la infraestructura física y tecnológica. Este año deben estar conectadas el 100 % de las escuelas y colegios al internet. Igual se distribuye a través del programa ‘Todos a aprender’, a las escuelitas de más bajos logros, textos escolares para todos los niños, programas semilla de lectura en el Plan Nacional de Lectura, alimentación escolar y los profesores se benefician del acompañamiento de un profesor tutor. Tenemos un tutor para cada diez escuelas y periódicamente, por lo menos una vez a la semana, este contacta al maestro y al directivo, les hace una asesoría personalizada, les recomienda y les orienta sobre cómo mejorar sus lecciones, comparte los problemas que identifica el profesor en el aula. En año y medio de implementación del programa ya se observa que los niños de las escuelas que han recibido apoyo tienen resultados entre 8 % y 15 % mejores frente a niños que no han recibido ese acompañamiento. Los tutores fueron formados en ‘coaching’ en la escuela de educación de la Universidad de Londres, que está justamente especializada en asesorías persona a persona.¿Cuántos maestros se benefician de ese programa?Tenemos 80.000 maestros de 320.000.¿Cuál es el panorama de la educación superior?Aunque hay mucho por hacer, hay algunos resultados que muestran avances. En este momento el 12 % de las instituciones del país están acreditadas, hay una distribución bastante equitativa entre varias regiones del país, se ve que hay esfuerzo por moverse en dirección de la alta calidad.Adicionalmente, se viene mejorando también en la acreditación de programas, el promedio de docentes con formación avanzada sigue creciendo gracias a las becas y también se observa una mejora en términos de infraestructura física y tecnológica debido a los recursos de tasas subsidiadas vía Findeter y también a los nuevos recursos del Cree (impuesto a la renta de las empresas), que el año pasado hizo sus primeras entregas y se distribuyeron casi $200.000 millones a las instituciones de educación superior pública.Pero sí necesitamos imprimirle un mayor ritmo a las acreditaciones porque todavía tenemos un buen número de instituciones que no están certificadas con alta calidad, y con toda la competencia internacional se requiere que nuestras universidades se adecúen a estándares internacionales.¿Cómo está el Valle en calidad y cobertura de la educación superior? El suroccidente está sobrado porque son muchísimas las universidades acreditadas: la del Cauca, la del Valle, la Nacional en Palmira, Icesi, la Universidad Autónoma de Occidente. Con esa fortaleza tan grande que hay existen todas las condiciones para que de la mano de estas instituciones se contribuya a ‘jalonar’ la calidad de todos los otros niveles de formación. Todavía tenemos rezagos en términos de cobertura y a nivel de pertinencia, como Buenaventura, donde se necesitan universidades que estén de la mano de las autoridades y del sector empresarial jalonando ese desarrollo. También deben reducir la tasa de deserción que está un poco por encima de la tasa nacional. El Valle está en 13 % y el promedio nacional es del 10 %.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad