Quejas por problemas que habitantes de calle generan en el oeste de Cali

Quejas por problemas que habitantes de calle generan en el oeste de Cali

Marzo 13, 2018 - 05:35 p.m. Por:
Redacción de El País  
Habitantes de calle

Algunos habitantes de calle son protagonistas por apropiarse de los objetos metálicos

Archivo El País

Las quejas y experiencias negativas con habitantes de calle son el tema de conversación, casi a diario, entre muchos residentes de los barrios Centenario, Juanambú, El Peñón y Granada, norte de Cali. 

Las historias van desde robos hasta agresiones físicas sin justificación, producto de desórdenes mentales de ciertos indigentes.

En algunos puntos de estos barrios el paso es toda una odisea porque, según los vecinos, están 'colonizados' por los habitantes de calle.

"Tan solo la semana pasada una habitante de calle atacó a un adulto mayor, la agresión le provocó una herida en el rostro. Lo preocupante de este caso, es que esta misma mujer ya había atacado a otras personas del barrio", explicó Darschan Ocampo, miembro de la Junta de Acción Comunal de Centenario. 

Efectivamente esa agresión quedó registrada en una de las cámaras de seguridad del sector: 

Barrio Centenario

La agresión se presentó el pasado fin de semana en el barrio Centenario.

Video: cortesía Junta de Acción Comunal Centenario

La escena de la agresión rememora un hecho presentado la semana pasada en el centro de Cali, donde un habitante de calle presuntamente asesinó a una vendedora ambulante tras atacarla con una piedra. 

Darschan asegura que estos ataques son producto de la demencia, pues según ella, el 20 % de los habitantes de calle que frecuentan estos barrios del norte de Cali tienen problemas mentales y el 80 % restantes presentan adicción a las drogas. 

Dice, además, que sumado a las agresiones físicas también deben aguantarse situaciones como daños en sus propiedades, así como apreciar actos obscenos. En uno de las pruebas que Darschan ha archivado en los últimos meses, se visualiza a varios habitantes de calle desnudos o masturbándose en vía pública.

Lea también: Esta es la estrategia para controlar presencia de habitantes de calle en el norte de Cali

"Estamos cansados de las reuniones, de las socializaciones. La Secretaría de Bienestar Social viene y no se puede hacer absolutamente nada, porque el habitante de calle no se puede quitar; por ejemplo, si está  frente de tu casa no puedes hacer nada, tienes que dejarlo. No hay solución y ya estamos desesperados", añade Ocampo. 

El panorama es similar en calles del barrio San Antonio, donde una casa abandonada estaría atrayendo a muchos habitantes de calle. "A veces los sentimos caminando en los techos, porque se trepan por ahí. Estamos desesperados con esta situación", argumenta Gloria Hernández, residente de este lugar. 

¡Cuidado con el Diablo!

El desespero ha llevado a que las juntas de acción comunal de barrios como San Bosco, El Peñón, Granada, Juanambú y San Antonio, creen una red virtual para compartir información sobre los movimientos de los habitantes de calle. Además, ya los tienen seleccionados por "el nivel de peligro".

Uno de los más conocidos es el 'Diablo', un habitante de calle que se ha hecho célebre tras ser capturado un sinnúmero de veces por robarse las tapas de alcantarillado, tuberías de gas, contadores, rejas, letreros de señalización y demás objetos metálicos.

"Pero las capturas no duran más de seis horas. El juez siempre lo deja libre, aduciendo que es un habitante de calle y pertenece a una comunidad vulnerable. Además, dicen que los robos son de cuantía menor", denuncia Darschan.

Agrega que "cuando vemos al 'Diablo' inmediatamente empezamos a escribir por los grupos de WhatsApp, "¡cuidado con el 'Diablo'! por este sector anda el 'Diablo'".

Relata también que: "Si usted se da una vuelta por Centenario se va a dar cuenta de que todas las tapas de contador en Granada, El Peñón, Juanambú tienen un huequito y una cadena ". 

"Tenemos videos y fotos, pero el hombre está libre, porque la Policía se desgasta de capturarlo tanta veces. Nuestros grupos de WhatsApp son en honor al 'Diablo'".

"Necesitamos una política pública"

Para Darschan la única solución para esta problemática es el diseño de una política pública para habitante de calle, que regule la presencia de esta población en la ciudad.

"Los planes actuales de la Alcaldía no han tenido ningún efecto: si un habitante de calle quiere ir a un hogar de paso, va tiene sus tres comidas, pero en el momento en que se quiera ir, se va. Entonces ahí no hay proceso de resocialización, lo que hay es un círculo vicioso que nunca se va acabar y nosotros como comunidad ya no sabemos qué hacer", precisa. 

"Estrategias de asistencialismo no ayudan mucho, eso está mandado a recoger, porque es un absurdo. En Centenario logramos que Samaritanos de la Calle no repartan más comida, porque se aglomeran más. Aquí se prohibieron esa clase de campañas", agrega Darschan. 

Enfatiza "que la Alcaldía mire este problema como algo serio, porque no es solamente que los quiten, porque los retiran de Centenario e inmediatamente van a copar otro sector de Cali. Y eso es lo que no queremos".

Sin embargo, Esaúd Urrutia, secretario de Bienestar Social de Cali, defiende este tipo de estrategias. Para él hay que garantizarle los derechos a toda la población, incluso a los habitantes de calle. 

"Venimos adelantando una estrategia  que cuenta con el patrullaje de 40 profesionales, quienes hacen un abordaje donde se ofrecen servicios a los habitantes de calle, pero no podemos obligarlos a acceder a los mismos, pero si deciden hacerlo iniciamos un proceso de resocialización", explica el funcionario. 

En los servicios se incluyen atención en salud y el ofrecimiento para acceder a los hogares de paso en San Bosco y Santa Elena, donde los habitantes de calle pueden bañarse, comer e iniciar con el proceso restaurativo. 

"El año pasado tuvimos más de 100 experiencias exitosas de personas que han salido de la calle. En ese grupo tuvimos convenios educativos y logramos que 25 habitantes de calle se matricularan en el colegio Santa Librada. Ellos ya van a culminar su bachillerato". 

Sobre la política pública, el Secretario dijo que ya se tiene un borrador y el indicador establece que al finalizar este gobierno municipal debe estar listo. 

"Mientras tenemos listo este proceso. Se están adelantando charlas de sensibilización con la comunidad en donde se le explica a los ciudadanos cómo nos pueden ayudar a atacar este fenómeno. Entre las recomendaciones les decimos que hagan una buena disposición de sus recursos sólidos, que no les den comida ni dinero; sin esas cosas, el habitante de calle se ve en la obligación de asistir a los programas que les ofrecemos", concluye Urrutia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad