“Cali quedará con un laboratorio urbano de viviendas sostenibles”: director del Solar Decathlon

“Cali quedará con un laboratorio urbano de viviendas sostenibles”: director del Solar Decathlon

Diciembre 02, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Carlos Rodríguez, director del Solar Decathlon 2015, explica detalles de la competencia de talla mundial que se vivirá en la ciudad hasta el 15 de diciembre.

El Solar Decathlon, la competencia más grande de innovación y energía del planeta, se está realizando en Cali. Es la primera ciudad de Latinoamérica y El Caribe que acoge a más de 650 ‘decathletas’ que construyen en la Villa Solar, en la Universidad del Valle, las 15 casas más autosostenibles del mundo. 

El País habló con Carlos Rodríguez, director del Solar Decathlon 2015, sobre esta competencia y  qué queda para Cali después de su finalización el próximo 15 de diciembre.

¿Qué es el Solar Decathlon?

[[nid:487403;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/12/carlos-rodriguez.jpg;left;{Carlos Rodríguez, director del Solar Decathlon 2015. Foto: Hroy Chávez | El País}]]

El Solar Decathlon es una competencia académica mundial y multidisciplinaria en donde participan estudiantes de arquitectura, ingeniería, mercadeo, comunicación social, politólogos, entre otras disciplinas necesarias, para poder tener una solución integral de vivienda sostenible con el medio ambiente.

 Es importante que la gente sepa que se llama precisamente Solar Decathlon porque las casas que concursan son sometidas a diez  pruebas. La competencia quiere promover el Sol como una posibilidad de energía renovable. Las diez pruebas a las que se someten cada una de las casas son arquitectura, ingeniería, eficiencia, balance energético, innovación, sostenibilidad, funcionamiento, mercado y comunicaciones, factibilidad económica e innovación.

 ¿Qué van a poder ver los caleños a partir de este viernes 4 de diciembre cuando se abra la Villa Solar?

Vamos a tener una agenda académica especializada y para la comunidad en general, actividades culturales enmarcadas en un tema  de sostenibilidad y medio ambiente. Podrán ver los 15 prototipos de vivienda de 80 metros cuadrados. Vamos a tener unos horarios en donde las casas  van a estar abiertas al público para  grupos de diez personas, cada recorrido al interior de las viviendas está estimado para una duración de diez  minutos. Buscamos con esto que la gente logre ver que, a partir de la energía solar, todas las actividades cotidianas de una familia son factibles. La entrada será gratuita todos los días desde las 9:00 a.m. hasta las 9:00 p.m.

Si alguien desea comprar una de las casas, ¿lo podría hacer?

No podría decir que no, pero es una posibilidad remota. La razón es que muchos de los equipos que están participando tienen la ilusión de  llevarse sus viviendas, una vez finalice la competencia, para sus ciudades de origen y poder exponerlas. Algunas casas se van a quedar en Cali para constituir el primer laboratorio urbano de la ciudad, las cuales van a quedar a disposición de la academia, el sector público y privado para seguir trabajando unidos en apoyar propuestas de urbanismo sostenible.

¿A cuánto asciende el costo de estas viviendas sostenibles? 

Una de las competencias a evaluar se llama factibilidad, esto busca que una vez se evalúe la vivienda incorporada a una solución urbanística, el costo de esta no supere los $80 millones. Eso ya es un elemento importante porque con  este monto de dinero está garantizada la construcción y toda la parte de tecnología que se le está incorporando a la vivienda.

¿Cuáles son las delegaciones que dejarán sus casas en la Villa Solar?

La delegación de la Universidad del Valle, que no participa por ser anfitriona, pero igualmente construyó su casa sostenible. El Sena, las universidades de Londres y Ort de Uruguay, como también la casa del Tecnológico de Monterrey.

Se dice que la Villa Solar será un laboratorio urbano, ¿de qué se trata esto?

La idea es que todos los caleños, las empresas constructoras y la comunidad en general vengan a la Villa Solar, que será un laboratorio urbano en donde se podrán apreciar las viviendas más sostenibles.  Dentro de los beneficios que tiene el Solar Decathlon es que todos los prototipos  quedan con derechos de uso para la ciudad, es decir, la propiedad intelectual  es de los equipos que construyeron cada una de las 15 casas, pero los derechos de uso son de la organización y del Municipio. Aquí se pueden generar propuestas de urbanismo extrayendo ideas de todos los prototipos de vivienda alternativa que consideremos viables en nuestras condiciones de trópico.

Son 15 delegaciones, entre nacionales e internacionales, las que participan de esta versión del Solar Decathlon, ¿cómo fue el proceso de selección de los participantes?

Los equipos se inscribieron hasta el 30 de octubre del año pasado, se hicieron unas evaluaciones, de las cuales quedaron seleccionados los 15 proyectos que están hoy en concurso. Posterior a esto se adecuaron las reglas del concurso mundial a las condiciones latinoamericanas.

 Entonces, por ejemplo, el espacio que debían tener las casas cambió. Normalmente en otras versiones las casas eran de unos 200 y 250 metros cuadrados, este año establecimos un mínimo de 60 y un máximo de 80 metros cuadrados. Aprovechar las soluciones de viviendas para que se generen propuestas frente al uso eficiente de los recursos naturales también fue uno de los cambios en los requerimientos, no solamente el aprovechamiento del sol.

   ¿Cómo se han preparado los equipos?

Cada equipo, como mínimo, comenzó su trabajo hace 8 meses. Lo bonito de esta etapa de ensamblaje en la que están hoy en día las delegaciones, es ver el amor con el que están construyendo. Todos quieren ver su esfuerzo consolidado en una casa real. Han sido meses de mucho trabajo, sacrificio y esfuerzo. Nosotros como organización llevamos 5 meses trabajando arduamente para garantizar todas las condiciones a los equipos.

Para este año, uno de los requerimientos de la competencia es que sean viviendas sociales sostenibles, ¿por qué apostarle a ese cambio en esta versión del Solar Decathlon?

Hay algo que debe quedar claro, y es que más que apostarle a la vivienda de interés social, queremos apostarle a una vivienda social  ambientalmente sostenible. Este concepto busca demostrar que es  factible en 80 metros cuadrados tener soluciones de vivienda que garanticen una calidad de vida para una familia promedio latinoamericana. 

¿Cómo se han financiado los proyectos del Solar Decathlon?

En las once versiones que se han realizado siempre se ha entregado un capital semilla  para cada una de las delegaciones, con el propósito de motivar a los equipos desde lo económico y que no  haya barreras para no participar en la competencia.  La idea es que con los 80.000 dólares iniciales tuvieran el ánimo suficiente para no desistir. 

¿Qué le queda a Cali después del Solar Decathlon?

Para mí quedan tres cosas. La primera es que nos posicionamos en un sector distinto al deportivo y artístico, que es el académico. Ahora Cali será una ciudad mundial en educación. Segundo, la cultura ciudadana cambiará porque estamos enviando un mensaje de cuidado del medio ambiente, es urgente cambiar nuestra manera de vivir. Y tercero, quedamos con un gran parque temático, un laboratorio urbano de viviendas sostenibles, donde vamos a seguir trabajando por la innovación y la creatividad .

¿Quiénes participan? Universidad Ort  (Uruguay).Universidad Nacional de Ingeniería  (Perú).London Metropolitan University  (Inglaterra).Tecnológico de Monterrey  (México).Universidad Tecnológica  (Panamá).Western New England University  (Estados Unidos).Universidad de Sevilla  (España).Por Colombia participan las universidades  la Salle,UAO, Usaca, Javeriana, Icesi, Sena,  Andes, Nacional y Pontificia Bolivariana. 
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad