¿Qué viene para el MÍO con la salida de Unimetro?

Junio 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Contrato de Metrocali con Unimetro no va más. Terminación anticipada de la concesión se da invocando una causal técnica, que es baja calidad del servicio.

En una decisión sin precedentes en Colombia, Metrocali dio por terminado de manera anticipada su contrato con uno de  los operadores: Unimetro. 

Lea también: Metrocali cancela contrato con Unimetro y ya busca nuevo operador

Este concesionario no saca a rodar ni uno solo de sus 168 buses desde el 21 de mayo pasado y sus trabajadores protagonizan diariamente protestas, obstaculizando el paso del MÍO en reclamo por obligaciones salariales atrasadas. 

Según informó el presidente del ente gestor del MÍO, Armando Garrido, la figura específica que se utilizó es la “terminación anticipada del contrato por causal técnica imputable al concesionario”. 

Lea también: Tercera protesta de trabajadores de Unimetro esta semana en Cali

Esto se traduce en que Unimetro estuvo por más de quince quincenas calificado con un nivel bajo en la prestación de su servicio, según indicadores que mide permanentemente Metrocali. Esto se cumplió al finalizar el mes de mayo.

La mala prestación del servicio (medida en número de buses, condiciones de los vehículos, frecuencia, regularidad, puntualidad, etc.) se viene evidenciando desde septiembre del 2015, indicó la entidad.

Lea también: Los problemas de Unimetro que frenan al MÍO

Garrido dijo que en  reunión de ayer en la tarde con  Sebastián Nieto, representante legal de Unimetro, se intentó hacerle entrega de la carta en la que se le comunica  la decisión, pero que este se negó a recibirla. No obstante, se le dio trámite  vía correo electrónico lo cual, dice la asesora jurídica del ente gestor, Nhora Acero, también es considerado como válido.

¿Qué implica la terminación del contrato?

Con la terminación anticipada del contrato, Unimetro tendrá que hacer entrega de la flota (168 buses) y el patio (en el oriente de Cali) a Metrocali el 20 de junio.

“La toma de  posesión de la concesión se puede hacer directamente o  a través de los garantes y de los bancos financiadores de los créditos del concesionario. Es importante que se comprenda que en estas concesiones la forma  para recuperar la inversión es la concesión  (el tiempo para explotar el negocio) y todo bien que se compre en desarrollo de una concesión (buses, en este caso) tiene como destino final el servicio”, explicó la abogada.

La señora Acero añadió que en este caso el contrato dice que al fin  de la concesión, sea por terminación normal o anticipada, los vehículos y todos los bienes de la concesión revierten a Metrocali (le quedan a la entidad).

¿Quién pondrá a funcionar la flota?

En términos  prácticos hay dos opciones para poner a funcionar esos buses. Explica Garrido  que una de ellas es que los bancos con los que Unimetro tiene sus acreencias tomen posesión de tales bienes y gestionen la operación con un actor experto en la materia. Los  bancos ya fueron informados de esta situación, pero no han dado respuesta ante la posibilidad que plantea el ente gestor. 

La segunda opción será que el mismo Metrocali asuma el manejo, también con el respaldo de un operador conocedor de este negocio. 

El presidente de Metrocali dijo que ya adelanta conversaciones con empresas caleñas que pueden apoyar temporalmente esta labor. Podría ser uno de los operadores que actualmente trabaja con el MÍO (Blanco y Negro Masivo, GIT, ETM) o una nueva empresa con experiencia. 

Sin embargo, se aclaró que sería una medida temporal, porque sin duda, deberá abrirse una nueva licitación para encontrar quién asuma la tarea que dejará de hacer Unimetro. 

La abogada Acero considera que esta decisión adoptada por Metrocali está blindada jurídicamente frente a los recursos legales  que lógicamente interpondrá Unimetro. 

“El contrato le  da efectos automáticos a la causal”, dijo. 

Como es sabido, ante la Superintendencia de Sociedades cursa una solicitud, hecha por uno de los proveedores de Unimetro, para que se declare la insolvencia de este operador. “Si la Superintendencia llega a admitir ese proceso de insolvencia, nosotros estamos amparados. Los bienes que están adscritos a la concesión, en nuestra opinión, no tendrían la posibilidad de entrar en la masa liquidatoria, porque la concesión prima sobre los derechos accesorios, el contrato de concesión es la piedra angular”, explica la asesora jurídica.

La situación de Unimetro, que asegura tiene pasivos por más de $130.000 millones, se ha agudizado en las últimas semanas, al punto de que sus buses ya no circulan.

El asunto laboral

Aunque el tema laboral no está  relacionado directamente con la terminación anticipada del contrato, Metrocali aseguró que adelanta consultas sobre este tema con la Personería.Dice Metrocali que se solicitará a quien se encargue de la operación en adelante priorizar al personal que actualmente trabaja para Unimetro.

Sus conductores, quienes reclaman por pagos, desde hace una semana realizan protestas diarias en puntos estratégicos de la ciudad, bloqueando durante las mañanas el paso del MÍO. 

Este jueves, el bloqueo se dio en la Carrera 15 con Calle 15. Hicieron una marcha por el carril del MÍO de la Calle 15 hasta llegar al CAM.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad