¿Qué viene para Cali con el cambio climático? 

Mayo 29, 2017 - 11:18 p.m. Por:
Redacción de El País 
Zonas verdes adoptadas en el sur de Cali 10

Mientras las aguas del río Cauca disminuyen su nivel en zonas pobladas como el barrio Puerto Nuevo en Cali y en amplios campos cultivados en Bolívar y La Unión, una de las consideraciones que se viene a la cabeza es si la región está preparada para afrontar la próxima temporada de lluvias.

Carlos Valderrama, es uno de los académicos del Valle del Cauca que más conocen sobre el cambio climático y cómo está afectando el departamento. Actualmente es el jefe del Departamento Académico de Ciencias Biológicas de la Universidad Icesi. Aquí algunas de sus apreciaciones sobre la materia, entre ellas, que la solución definitiva no es solo reforzar los jarillones.

Usted es uno de los académicos de la región que ha estudiado las afectaciones del cambio climático, ¿qué acciones se deben llevar a cabo para evitar que se vuelvan a presentar escenas de inundaciones en zonas pobladas y cultivos?

Hay que realizar una estrategia de mitigación. Una de ellas se está haciendo con el gobierno de Holanda sobre el manejo del río Cauca para evitar tragedias como el rompimiento de diques e inundaciones severas. Pero lo otro es que necesitamos devolverle el espacio de crecimiento al río en temporada de lluvias, eso se lo hemos cortado.

¿Cómo se lo cortamos?

Hemos permitido que el sector agrícola construya diques a borde de río y cada vez los hacen más fuertes y más altos para encajonarlo. Eso funciona en tiempos normales, pero en severos inviernos, como los que estamos viviendo con el cambio climático, esos diques encañonan el afluente, lo ponen a funcionar en alta velocidad y esto ocasiona que se rompa por donde esté más débil.

Icesi

Carlos Valderrama, jefe del Departamento de Ciencias Biológicas de la Icesi,

El País

Las inundaciones –con el agua del río encañonada- llevan gran cantidad de agua y arcilla que sellan el suelo y bajan la fertilidad. Pero cuando se presentan crecimientos normales de los ríos, por un aumento lento de los niveles, lo que trae es limo, un fertilizante muy bueno para el suelo y eso le dio en el pasado buena calidad a las áreas cultivables del Valle del Cauca.

Algo que preocupa es que desde el 2010, el río Cauca, a su paso por Cali, está llegando al ras del jarillón. Con niveles altos - altos, cerca a su cota de desbordamiento.

Dentro del estudio que desarrollamos con la Icesi y la Universidad del Valle, creamos un plan para recuperar la conectividad de los humedales y madres viejas con el río, para que sirvieran de zonas de amortización, de crecimiento del afluente. Por otro lado, también propusimos correr los diques, no dejarlos a borde de río, sino crear zonas que en tiempo normal puedan ser aprovechadas para la agricultura pero en invierno pudieran inundarse para darle ese espacio de crecimiento al río.

Pero lo que se escucha es que hay que reforzar los diques para que no colapsen.

Y lo que me preocupa es que hace unos pocos días, cuando estuvo el presidente Juan Manuel Santos aquí en el Valle del Cauca le dijo a la Gobernadora (Dilian Francisca Toro) que le ayudaría con recursos para reforzar diques. Eso es justo lo que no se debe hacer. Lo que se debe hacer es correr y ampliar el espacio de movimiento al río.

¿Entonces la tarea pendiente es realizar esas zonas de regulación de agua?

El plan ya se propuso. Los informes de este proyecto se entregaron en el 2015 a la CVC. La idea es que la corporación ambiental tome las medidas e implemente las propuestas.

¿Qué características tendrían estas zonas de inundación?

Una de las zonas que se propuso queda en Caucaseco, por allí el río es muy inestable por la condición del suelo. Allí se podría crear una laguna.
Lo otro que inquieta son los altos niveles de agua que ya se están volviendo frecuentes en Salvajina en temporadas de lluvias, llegando al 80 % y hasta el 90 % de la capacidad de este embalse que regula las aguas del Cauca.

Los embalses dan una falsa seguridad. Se construyen con la esperanza de que sean la solución a los problemas de crecimiento de los ríos pero lo que vemos con los eventos de cambio climático es que esos embalses nos provocan un problema muy serio. Guardan el agua pero hay un momento que no pueden retener más, entonces abren compuertas para que el embalse no se destruya y provoque una tragedia. Son un problema en invierno porque no se planificaron con los actuales niveles de aguas.

Volviendo al tema del río Cauca, ¿si no se realizan estas labores de regulación del río Cauca, cada cuántos años nos van a pasar factura los inviernos?

Estos eventos de cambio climático se están presentando cada 5 o 6 años. Hasta ahora apenas los estamos entendiendo y no tenemos total claridad, estamos analizando que está pasando, pero por ejemplo, en la temporada de lluvias del año pasado, que fue normal, ya estábamos hablando de inundaciones y después de tres semanas de falta de lluvia estamos hablando de sequía y problemas en el suministro de agua.

Aterrizando el tema a Cali. Se siente que cada año las lluvias son más fuertes. En invierno el alcantarillado colapsa y cuando hay tres semanas de sol se desatan los incendios forestales. ¿Usted cree que la ciudad esta preparada para el cambio climático?

Yo creo que necesitamos un trabajo de conciencia más profundo. No pensando en las soluciones para mitigar a corto plazo, como levantar los muros, o entamborar los ríos y quebradas. Esas son soluciones temporales. Hay que entender todo el sistema. Ya hay un estudio en CVC que dice que el 60 % de las cuencas de Cali tienen problemas de deforestación lo que genera falta de agua en la temporada seca. Necesitamos trabajar fuerte en las cuencas y eso lo tiene que hacer la ciudad. Con el cambio climático Cali tiene que repensarse.

Cambiemos del invierno a la sequía. Tras esta temporada de lluvias será que se nos viene una ola de calor?

Es probable porque estamos viendo que después de estos ciclos de lluvias extremas se presentan periodos más secos. Ahora, los modelos de cambio climático para la región nos están mostrando que la tendencia para el Valle del Cauca es de un aumento de la temperatura de 2.6 grados frente a un aumento de pluviosidad (lluvias) del 7 %. No nos vamos a volver una zona más seca sino más húmeda y lluviosa.

Si usted fuera Alcalde de Cali y tuviera que tomar acciones ahora para enfrentar el cambio climático ¿Qué haría?

Primero trabajaría en un grupo de pensamiento que conciba a Cali como un sistema, que me identifique los riesgos que tengo como ciudad, que me establezca los puntos vulnerables y que me diga dónde puedo atacar los aspectos más sensibles. Es decir, determinar zonas de crecientes e inundaciones. Y tener en cuenta que Cali depende mucho del Parque Natural Los Farallones y de los seis ríos que vienen de allá. No canalizándolos, ese sistema ya no sirve, en Europa están removiendo obras de entamboramiento y pavimentación de ríos.

Y si hay que hacer una lista de acciones para la ciudad...

Primero: recuperar la funcionalidad y cauces de los ríos de Cali. Segundo: recuperaría los ecosistemas de la parte alta de montaña de Cali, y tercero: terminaría el proceso de jarillón porque el borde de la ciudad ya no hay como correrlo. Hay que tener un dique sin gente.

Usted es profesor, ¿cómo calificaría hasta ahora la gestión de los últimos alcaldes de Cali en su preparación para el cambio climático?

Les pondría 3, en una calificación de 1 a 5. Apenas vamos con las gestiones, hacemos obras inmediatas, necesitamos proyectos a largo pazo operando como sistema. Eso aún no lo tenemos.

La última ola invernal que vivió Cali y el Valle puso en evidencia que el cambio climático es una realidad y que seguirá afectando duro la región ¿esto seguirá sucediendo?

Desde el periodo de lluvias de los años 2010 y 2011 nos mostraron que el cambio climático nos está golpeando con lluvias y sequías más fuerte y frecuentes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad