¿Qué tan independiente será el gobierno de Armitage?

¿Qué tan independiente será el gobierno de Armitage?

Diciembre 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz | Reportera de El País

Consideraciones políticas no primaron en la integración del gabinete del nuevo Alcalde. ¿Ocurrirá igual en los otros niveles de la Administración?

[[nid:489523;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/12/maurice-armitage-h.jpg;full;{El alcalde electo de Cali, Maurice Armitage. Foto: Archivo El País}]]

Lo prometió en campaña y lo repitió el día  que fue elegido: “Voy a cambiar la forma de hacer política”. Unas semanas después Maurice Armitage, alcalde electo de Cali, explicó que no se iba  a dejar “transar” y que tampoco iba a “trabajar con políticos malos”. Lea también: ¿Quiénes son los funcionarios del gabinete de Maurice Armitage?

Con la  última frase respondió a los cuestionamientos  de quienes criticaron la ola de apoyos que recibió desde diferentes sectores y a quienes aseguraron que la Alcaldía estaba ‘feriada’. Los concejales, en su mayoría, entendieron que esta vez no tendrían chance de cuotas  en el gabinete Municipal como contraprestación a los servicios aportados en la campaña.

Esta semana fueron revelados los nombres de quince personas que dirigirán algunas de las dependencias del Municipio. Armitage sostiene que no sabe “ni de qué partido son” sus futuros colaboradores, pero nueve de ellos  hacen parte o estuvieron en la administración de Rodrigo Guerrero, son amigos  del exalcalde Jorge Iván Ospina, o hicieron campaña con la gobernadora  Dilian Francisca Toro.

Santiago Londoño, especialista en política local, asegura que la promesa de Armitage no solo es difícil de cumplir sino “prácticamente imposible”.

Comenta que el Alcalde tuvo a cerca de doce candidatos al Concejo trabajando con su campaña y eso hace que sea “complicado” desligarse de la tradición y, además, tiene que pensar en su gobernabilidad. 

Aunque Rosalía Correa, coordinadora del Observatorio Cali Visible y experta en política, rechaza esta percepción. Dice que hay que ser muy cuidadosos a la hora de evaluar a los funcionarios desde la óptica política.

 “No podemos decir que son cuotas porque estuvieron en el gobierno de  Guerrero. Se trata de  personas técnicas que, en su mayoría, demostraron que están calificadas para seguir en el cargo. Es el caso de Planeación, Hacienda y Emcali. Hay que mirar la trayectoria técnica en cada caso”, insiste. 

I

 Los 21 concejales electos y los que siguen con  tentáculos dentro de la Administración Municipal expresan públicamente que  se resignaron a pasar cuatro años en blanco. 

El concejal conservador Fernando Tamayo, quien está siendo investigado por doble militancia al haber apoyado a Armitage en las elecciones,  dice que tiene claro que no tendrá participación y que tampoco va a “pelear con el Alcalde por eso. Él dice que va a mantener a los buenos funcionarios”.

Sin embargo, se conoció que la coalición, que está siendo promovida por Carlos Pinilla Malo, quien anhela la presidencia del Concejo en  2016 y hablarle al oído al Alcalde, lanzó un dardo que, al parecer, fue certero: Pidieron puestos en cargos medios y bajos y la Partida Integral del Concejo (PIC), figura que murió durante el gobierno de Jorge Iván Ospina y que consistía en poner como protagonistas a concejales durante la inauguración de obras hechas con presupuesto del Municipio.

Fuentes que pidieron la reserva de su identidad aseguran que ya el pacto quedó cerrado y que Armitage fue claro: “Dijo que sí, pero serán cargos por prestación de servicios. Y funcionario que no sirva, se va”.

Otra cosa dicen los amigos del Mandatario que hablan en voz baja: “algunos concejales pidieron presupuestos, pero el Alcalde dijo que no. Va  a mantener sus cuotas, si funcionan”.

Lo cierto, es que actualmente los 21 concejales tienen una  larga lista de colaboradores que devenga del Municipio y según se estableció, habría quienes tienen “hasta 150 personas dentro de la Administración Municipal”.

Pero este supuesto acuerdo, al que habría llegado Armitage no es discutible bajo la lupa de Santiago Londoño porque al fin de cuentas, “tiene que negociar la aprobación de proyectos vitales para sacar adelante la ciudad”.

El politólogo agrega que, desde su punto de vista, establecer acuerdos burocráticos “no es condenable siempre y cuando los elegidos sean personas aptas para el cargo. Lo que se cuestiona es que pongan a alguien en una dependencia solo por ser el amigo ‘de’”.

Rosalía Correa piensa que los concejales tienen que acostumbrarse a no tener cuotas. Uno, porque  hacen parte de un órgano de control político y dos, porque su función es la de aprobar acuerdos porque son valiosos para el desarrollo de la ciudad y no porque se les está dando algo a cambio. “La época en la que se hacían debates de control a los funcionarios con mayores recursos, a manera de ‘extorsión’, tiene que desaparecer”. 

Lo cierto es que el alcalde, a pesar de llegar con amplias facultades para asignar el presupuesto del próximo año, requiere de la mayoría del Concejo para impulsar el Plan de Desarrollo, la Reforma Administrativa y la designación del Contralor y Personero Municipal que “le permitan desarrollar una gestión con maniobrabilidad”.

II

La designación de 20 jefes  sigue en el tintero y algunos políticos siguen lanzando dardos. La U, que luchó para mantener el control de  la Secretaría de Deporte tuvo que ceder el cargo a   Silvio López, creador y organizador desde hace trece años de la Media Maratón de Cali.  Pero se quedó con la cabeza de Bienestar Social tras el nombramiento de Esaúd Urrutia, quien  fue candidato al Concejo por esa colectividad  y estuvo de manera frontal con  el nuevo alcalde y la gobernadora.

Y aunque se rumora que el congresista de Cambio Radical, José Luis Pérez, quien fue bastión político de la campaña de Armitage, “quiere quedarse con la mitad de la Alcaldía”, éste aseguró que eso es falso.

Afirma que dejó en “libertad” de tomar decisiones al alcalde electo. “No le pedí nada. Dicen que la Secretaría de Vivienda será mía,  no es así. También le dije que en Emcali podía poner a la persona que quisiera y así lo hizo”.

Además, Pérez le advirtió al mandatario que “desde afuera” puede hacer una mejor gestión con el Gobierno nacional. Nicolás Orejuela, el asesor del Alcalde o ‘vicealcalde’, sería la ficha clave del representante, pues fue él quien lo impulsó como pre-candidato de Cambio Radical en los comicios.

Por su parte, el senador Jorge Iván Ospina frenó los rumores sobre la posible participación suya en el gabinete local. “Armitage ha hecho gala de su independencia y autonomía escogiendo personas calificadas, que no responden a un partido político pero si a la ciudad. Conmigo han trabajado varios de ellos pero no se podría decir que son de mi representación”.

Y es que Alex Durán, secretario de Salud; Luis Alfonso Rodríguez, director del Dagma; y Luz Marina Cuéllar, encargada de comunicaciones, son cercanos a  Ospina desde las épocas en que el exalcalde gerenció el HUV.

Secretario uno a uno Nicolás Orejuela, asesor del Alcalde,  es según Rosalía Correa, coordinadora del observatorio Cali Visible, un cargo político. Puesto que dejó su candidatura a la Alcaldía para acompañar a Maurice Armitage. Sin embargo, asegura que puede desempeñar un buen papel. No considera lo mismo de Luz Elena Azcárate,  quien sería nombrada como secretaria de Educación. “Para estar en esa dependencia hay que ser un pedagogo, para entender las dinámicas de la educación y las necesidades en temas de calidad y cobertura”, sostiene la analista. De Juan Fernando Reyes Kuri, secretario General; Alexánder Durán, titular de Salud; Laura Lugo, de Gobierno;  Luz Adriana Betancourt, de Cultura; Juan Carlos Orobio, de Infraestructura; Rodrigo Zamorano de Clopad; León Darío Espinosa, de Planeación; Luz Adriana Romero, de Corfecali; María Virginia Jordán, de Hacienda;  y Luis Alfonso Rodríguez, del Dagma, Rosalía Correa dice que se trata de personas técnicas, pese a que algunos ya estuvieron en la administración que termina este 31 de diciembre.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad