¿Qué pasa con las alianzas estratégicas del Hospital Universitario del Valle?

¿Qué pasa con las alianzas estratégicas del Hospital Universitario del Valle?

Julio 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué pasa con las alianzas estratégicas del Hospital Universitario del Valle?

Una de las alianzas estratégicas del HUV es la atención a víctimas de accidentes de tránsito (Soat), la cual se encuentra fuera de operación por la restricción en la atención de pacientes que tiene la casa de salud.

Desde 2014 se prestan 6 servicios en convenio con privados. Critican aumento de deudas por este modelo.

En medio de la crisis en la que está inmerso el Hospital Universitario del Valle, uno de los puntos más cuestionados son sus alianzas estratégicas. Lea también: "No voy a salir corriendo del HUV en plena crisis": director Jaime Rubiano.

Se trata de convenios con privados que invirteron en implementación de equipos de última tecnología y recurso humano para abrir nuevos servicios al interior del HUV. La institución recibe, a cambio, un porcentaje de ganancia sobre la prestación de los mismos.

 Desde el 2014 fueron seis las alianzas estratégicas que comenzaron a operar en el hospital. Ellas son: la atención de pacientes víctimas de accidentes de tránsito (Soat), cirugías bariátricas por laparoscopia, resonancia nuclear magnética, servicios de hemodinamia, cirugía cardiovascular y UCI coronaria y el servicio farmaceutico.

Por la prestación de estos servicios, el HUV percibe un porcentaje que oscila entre el 15 % y 22 %, por cada procedimiento.

El director del HUV, Jaime Rubiano, ha defendido en reiteradas ocasiones la implementación de este modelo, que según sus cálculos ha  generado una rentabilidad de $6000 millones al hospital y  permitió atender a más de 8000 pacientes en menos de un año.

“Sin las alianzas me habría tocado enviar a la gente a otra parte, porque yo no tenía estos servicios ni los $30.000 millones para actualizar tecnológicamente el hospital y brindar un buen servicio. Yo no he puesto ni un peso para poner toda esa tecnología, me prestan el servicio y además dan una rentabilidad promedio del 20 %”. 

De acuerdo con el Departamento Financiero del HUV,  las deudas con estos  operadores externos ascienden a  $22.482 millones. Explican que la falta de pago oportuno por parte de las EPS impide cumplir con estas obligaciones.

De la deuda del hospital con los terceros, $20.000 millones corresponden a medicamentos e insumos suministrados por Vallepharma. También se le adeudan $1380 millones a Imagenes Diagnósticas San José; $839 millones a Miocardio, alianza encargada del cuidado coronario; y $263 millones se le deben a Sanos, entidad a cargo de la atención de víctimas de accidente de tránsito.

Para el secretario de Salud Departamental, Fernando Gutiérrez, las alianzas no son buenas ni malas, pero “yo no puedo hacer una alianza estratégica para deberle a un tercero, sino para que el tercero me retribuya a mí a través de la facturación”.

A su vez, el representante a la Cámara, Heriberto Sanabria, señaló que “una entidad pública no puede entregar y exponer servicios que son rentables a que sea un privado el que los preste. Ahí hubo una gran equivocación de la junta directiva del hospital y del gerente; por eso llama mucho la atención que el Gobernador se sorprenda con esas decisiones de la junta directiva, de la que él hace parte”.

Jorge Rodríguez, de Sintrahospiclínicas, cuestionó la autonomía financiera del hospital y aseguró que “estas deudas se originan porque el porcentaje de rentabilidad es mucho más alto para los privados que para el HUV y hay sobrecostos en los insumos que hacen llegar. Es lamentable  que Eduardo Bolaños cobre $14 millones  por una cirugía digestiva y  entregue $1.400.000”.

Por su parte, Alba Lucía Campaz, presidenta del sindicato de Servidores Públicos, Sinspublic, dijo que “la privatización que hoy tiene al hospital en estas condiciones tan difíciles y que generó la declaración de la alerta amarilla es la tercerización del servicio farmacéutico, porque anualmente el hospital gastaba alrededor de $36.000 millones en insumos y medicamentos. Hoy, la deuda con el operador está alrededor de los $30.000 millones y esa deuda ocasionó que se suspendiera el suministro de medicamentos. Además, el interventor del contrato dice que se necesitan otros $30.000 millones para lo que resta del año”.

Reunión por la crisis del HUV

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad