¿Qué le han dejado 13 años de intervención a Emcali?, conozca las respuestas

Junio 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
¿Qué le han dejado 13 años de intervención a Emcali?, conozca las respuestas

Edificio de Emcali en el CAM, centro de la ciudad.

Aún está pendiente por definir la escisión del negocio de telecomunicaciones del resto de la empresa, toda vez que continúa disminuyendo sus ingresos. Entre otros.

Pese a que Emcali ha salido a flote con la intervención, aún le quedan cosas por corregir y tareas por hacer.En un documento enviado ayer al alcalde Rodrigo Guerrero, el contralor municipal Gilberto Hernán Zapata, indicó que Emcali presenta baja ejecución en inversión, no cumplió con el Plan Estratégico 2008-2012, específicamente en la unidad de negocio de Telecomunicaciones. Tampoco se ejecutaron oportunamente los recursos para inversión en tecnología, adecuación de software y compra de licencias de televisión y suscripción de telefonía móvil. Aún está pendiente por definir la escisión del negocio de telecomunicaciones del resto de la empresa, toda vez que continúa disminuyendo sus ingresos. Según la Contraloría, el negocio sigue perdiendo valor si se compara con los ingresos por $93.414,5 millones que obtuvo en el año 2006 frente a los $35.936,7 millones que facturó en la vigencia de 2012. El riesgo es que este componente representa el 45 % del patrimonio total de la empresa. Emcali ha perdido más de 40 mil clientes en este negocio.Por otra parte, el índice de agua no contabilizada a diciembre 31 de 2012 es del 51 % y la meta establecida era del 39 %. “Desde el año 2010 se viene presentando una deficiente gestión comercial debido a la falta de ejecución de contratos correspondiente a fraudes”, dice el Contralor.Al ente de control le preocupa también que el indicador de endeudamiento total, que mide la proporción de los activos que están financiados por terceros, se incrementó 6 puntos porcentuales al pasar de 45% en la vigencia 1999 a 51.26 % en la vigencia 2012 pese a los correctivos tomados.Reestructuración de pasivosEn el año 2004, cuando se suscribió el acuerdo de acreedores de Emcali, se refinanció toda la deuda de la compañía y se reestructuraron sus pasivos, con lo cual se terminaron una serie de contratos como el de Termoemcali.El PPA o compromiso de pago que tenía la empresa por la térmica era de cinco millones de dólares mensuales, lo que golpeaba duramente la caja de Emcali. Finalmente se logró bajar ese PPA a poco más de un millón de dólares mensuales, lo cual le dio respiro a las finanzas.También se hizo una reestructuración de la deuda con bancos, acreedores de energía y otros proveedores (unos $900.000 millones), cuyas deudas se terminarán de pagar el próximo año, incluido el fondeo del pasivo pensional, que costaba otra cifra similar. Quedó pendiente el pago de la deuda internacional por la obra de la Ptar, de más de un billón de pesos. El Gobierno Nacional, que avalaba el compromiso, le pagó a la banca multilateral y hace dos años suscribió un compromiso de pago a cinco años con Emcali. Es decir, la empresa debía pagar $250.000 millones anuales. El acuerdo contemplaba que la Nación devolvería posteriormente al Municipio esos pagos para hacer obras relacionadas con servicios públicos.Sin embargo, aduciendo problemas de caja, recientemente ese pago se renegoció a diez años con dos años muertos; es decir, que se empezará a pagar desde el año 2016.Alivio en la carga laboralEl primer ‘amarre’ que tenía Emcali cuando fue intervenida era la carga laboral. En ese momento, la empresa tenía 4800 empleados y el factor prestacional era de 2,89, un valor muy alto si se tiene en cuenta que las empresas de la competencia manejan factores de 1,60. Lo que se logró con la intervención --en la que se le pidió a todos los actores involucrados que pusieran, es decir, que cedieran beneficios--, fue reducir la carga laboral. De esta manera, las casillas de personas que se fueron jubilando y retirando no se reemplazaban y la nómina bajó a 2400 empleados, dijo el ex gerente de Emcali, Carlos Alfonso Potes. Sin embargo después se vincularon unas 400 personas más.También se renegoció la convención colectiva con los trabajadores que cedieron algunas primas extralegales y prebendas que tenían, con un ahorro para Emcali de $20.000 millones anuales. Se bajó el factor prestacional a 2,6. El Sindicato se había comprometido a reducir $18.000 millones anuales más en la convención que se negociaría en el 2007, pero esto no se cumplió. Según Potes, eso le resta competitividad a la empresa, que tiene que bajar ese factor a 2.0.Este es uno de los factores que ha dificultado la inversión externa en telecomunicaciones, porque un empleado de Emcali gana un 50% más que uno de la competencia y un acuerdo que aprobó el Concejo estipuló que el socio estratégico de Telecali debe respetar las condiciones laborales que traen los trabajadores.Inversiones y modernizaciónAntes de 2005, Emcali acumuló un retraso de diez años en inversión y mantenimiento, lo cual significó deterioro en la prestación de lo servicios públicos domiciliarios, atraso tecnológico y pérdida de competitividad.Al poner en orden las cuentas, a partir de ese año, con la suscripción del acuerdo de acreedores y la adopción de un código de buen gobierno, se abrió la posibilidad de generar caja para hacer inversión. El ex gerente, Carlos Alfonso Potes recuerda que a partir de esos pactos se empezaron a hacer inversiones por valor de $150.000 millones anuales en la ciudad, básicamente en ampliación de canales, construcción de estaciones de bombeo, reposición y modernización de redes y expansión de servicios. Es decir, a poner al día los servicios. Esa inversión ha crecido paulatinamente en la medida en que se reduce el pago de pasivos corrientes y será mayor cuando a partir del 2015 cuando se hayan pagado las deudas diferentes a la que se tiene con la Nación. Según la proyección financiera en 2014 se invertirán $213.755 millones y $243.253 millones en 2015 . El mayor retraso tecnológico está en el componente de telecomunicaciones, que afronta una dura competencia con la telefonía móvil. El actual gerente interventor, Rodrigo Tafur, dijo que es necesario invertir de inmediato entre 400 y 500 millones de dólares en nuevas tecnologías, “pero Emcali no tiene la chequera para hacerlo”.Una administración que generó disciplina, organización y cultura de pago Emcali fue intervenida el 2 de abril del 2000 debido a que la ciudad corría el peligro de quedar sin suministro de electricidad, debido a las deudas con los generadores de energía. La intervención evitó ese colapso y ese fue su primer beneficio, indicó la ex superintendente de Servicios Públicos, Evamaría Uribe. Aseguró que la toma de posesión del gobierno evitó la quiebra de la empresa y ayudó luego a su recuperación.Para Óscar Pardo, director de Planeación Municipal, “lo más importante de la intervención de Emcali, desde el punto de vista administrativo, es que se logró poner orden en la empresa”. La intervención generó unos compromisos de orden financiero que se han cumplido y que terminan el próximo año. Solamente queda la deuda con la Nación, que se empezará a pagarse en el 2016. Pardo sostuvo que la intervención “fue necesaria, pero muy larga. Lo que generó fue una disciplina de pago, se hicieron cierto tipo de inversiones en mantenimiento e infraestructura y se logró que se comportara bien la compañía”.En ese sentido, otro de los efectos de la intervención fue el desplazamiento de la clase política de los niveles de decisión de la empresa, ya que las decisiones se empezaron a tomar en Bogotá.Sin embargo, la intervención no logró erradicar varios de los males que llevaron a Emcali a la crisis como la politiquería y la corrupción. Políticos tanto del orden local como nacional mantienen cuotas en la empresa. Asimismo, la Procuraduría investiga a varios funcionarios por presuntas anomalías en la contratación.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad