¿Qué hay tras las denuncias sobre corrupción en el Tránsito de Cali?

Mayo 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué hay tras las denuncias sobre corrupción en el Tránsito de Cali?

Alcaldía estaría haciendo labores de inteligencia al interior de la dependencia. Personería y Control Interno adelantan procesos.

Un cisma. Eso es lo que se vive al interior de la Secretaría de Tránsito de Cali luego de que el alcalde Maurice Armitage manifestara  que la dependencia “es la cueva de Alí Babá y los 40 ladrones”.  Lea también: Lo que pasa en el Tránsito es una sinvergüencería: alcalde Maurice Armitage De inmediato se escucharon las voces de protesta de  los trabajadores, quienes le exigieron al Mandatario  pruebas e individualizar sus acusaciones. De otro lado volvieron a ponerse sobre la mesa episodios de años pasados protagonizados en esta dependencia: fraude en los exámenes para guardas de Tránsito,  condenas   por pedir sobornos y  quejas ante los órganos de control por las frecuentes  ausencias de los puestos de trabajo. Según versiones de  allegados a la Secretaría de Tránsito, con el propósito de depurar,  el coronel Nelson Rincón, titular de  esta cartera, habría incorporado  a cerca de 20  exagentes de policía  para ubicarlos en puntos estratégicos   y así poder realizar la labor de inteligencia dentro de la institución. Por ejemplo, una exagente que trajo desde Bogotá es la encargada de las contrataciones.  También tiene a un hombre de su entera confianza como interlocutor con los centros de diagnostico de la ciudad. No obstante,  la Secretaría de Tránsito solo reconoce que  cinco  expolicías llegaron en calidad de asesores (ver imagen de abajo) y tienen contrato de prestación de servicios durante  el 2016.     [[nid:534234;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/05/calia2mayo8-16n1photo02.jpg;full;{Este es un fragmento, de una respuesta a un derecho de petición, donde la Secretaría de Tránsito da relación de los expolicías vinculados a la dependencia. Especial para El País}]]Asimismo, se dice que la empresa que brinda la seguridad de las oficinas  de Tránsito fue cambiada y  contrataron  una de  un exoficial  allegado al coronel Rincón.  También hubo revolcón en la mayoría de puestos de coordinación o dirección, donde se  ubicó a personas de  confianza del Secretario de Tránsito.   Desde el jefe de guardas hasta el personal encargado de los patios. Para algunas personas cercanas a la Secretaría, lo que preocupa  es que es el Alcalde es quien está dando la cara, “y  el coronel Rincón está en un segundo plano y  hasta la fecha no ha presentado resultados de esas investigaciones”. El País conoció que la Alcaldía de Cali prepara una especie de ‘libro blanco’, es decir, un documento en el que se consignarán todas la irregularidades halladas en la Secretaría.  La teoría de los guardas   Estos movimientos, a los ojos de un grueso sector de los trabajadores de la dependencia, son vistos como una estrategia para entregarle el control del tránsito a Policía y acabar con el cuerpo de guardas.  “Vemos a un Alcalde que no pudo meter a la Policía de Tránsito a principios de año, pero sí nos metió un coronel y ahora que tiene  la potestad de una Reforma Administrativa  presumimos que se  allana el camino para prescindir de los agentes de Tránsito y meter a la Policía”, manifestó Elkin Rodríguez,  fiscal nacional del Sindicato de Empleados de Tránsito. El líder sindical sostiene que llega a esta conclusión luego de las recientes declaraciones de Armitage: “esto es una forma de  abonar el camino ante la opinión pública y afectar la imagen de los agentes de cara a la Reforma Administrativa”.  Lea también: Guardas de Tránsito respondieron a señalamientos de alcalde Armitage. Cabe recordar que el Concejo de Cali otorgó facultades especiales al Mandatario  para  construir  la Reforma Administrativa. El País conoció que esta semana se llevó a cabo la primera reunión entre la Alcaldía y el Concejo para concertar cuál sería el modelo más apropiado. La reforma también tiene un límite para ser presentada, seis meses contando desde el pasado marzo.      Pablo Andrés Rodríguez, encargado de la oficina de quejas ciudadanas de la Secretaría de Tránsito y presidente del Sindicato Anded - Cali, sostiene que desde el principio de su administración el Alcalde pretendió involucrar policías a la Secretaría de Tránsito.   “Desde el año pasado el Alcalde  manifestó su postura de no creer en los agentes de Tránsito de Cali, pero sí en la Policía. Trató de meternos 400 policías y legalmente no lo pudo hacer. Colocó un coronel, lo aceptamos por la ciudad. Entonces no entendemos por qué  el Alcalde sale diciendo que todos somos unos ladrones”, dice.  Sostiene que las acusaciones del Alcalde sobre el presunto manejo irregular de grúas por parte de funcionarios de   Tránsito son contradictorias.  “El tema de grúas es manejado por el Centro de Diagnostico Automotor, Cdav, no entiendo la posición del Alcalde. En días pasados este ente era la peor dependencia para él y hoy sale a decir que es la maravilla”, sostiene.  Investigaciones de  entes de control  Lo cierto es que a la fecha no se conoce en qué van las  investigaciones  y el coronel Rincón dice que no se referirá al tema hasta que culminen.Por ahora,  lo único que se conoce son los procesos adelantados por la Personería, la Contraloría y la oficina de Control Interno de la Alcaldía.  En ese sentido, el personero de Cali, Héctor Montoya, manifiesta que se están adelantando cerca de 32 procesos en segunda instancia  contra funcionarios de la Secretaría de Tránsito. “Esta secretaría es la que presenta mayor numero de denuncias, algunas por retaliaciones de la comunidad”. Lea también: Alcalde Armitage y agentes de Tránsito siguen en rifirrafe El Personero agrega que las investigaciones son por muchas conductas: procedimientos mal adelantados, algunos funcionarios que no cumplen con su deber. “En el 2012 hubo siete fallos contra funcionarios de la Secretaría de Tránsito, igual número en el 2013, once en el 2014 y trece el año anterior”, explica.  Entre las causas de los fallos se encuentran:  recibir dádivas, realizar procedimientos inadecuadamente, retener el informe de accidente de tránsito, entre otras.   “Todos los funcionarios fueron sancionados por el incumplimiento al deber funcional”, explica Montoya y  aclara que ellos no sancionan  delitos, sino conductas. Expresa  que los 32 fallos de segunda instancia serán definidos en   junio del presente año Precisa que tras las denuncias que hizo, el Alcalde será llamado esta semana a indagación preliminar para que dé una declaración juramentada. “Nosotros iniciamos un proceso disciplinario y vamos a investigar a fondo. Si él lo manifiesta es porque tiene pruebas”. Por su parte, Carlos Martínez Noguera, director de Control Interno de Alcaldía, afirma  que en lo corrido de este año se han proferido siete fallos relacionados con la Secretaría de Tránsito, de los cuales tres han sido sancionatorios y se destituyó a un guarda. En indagaciones que realizó El País en la Secretaria de Tránsito, se conoció que este guarda, al parecer, habría vendido lotes y automóviles fantasmas a varios de sus compañeros, estafándolos por una suma cercana a los $800 millones. A su vez, el contralor de Cali, Ricardo Rivera, señaló que este año, por petición del Alcalde, realizó una auditoria exprés al Cdav. “Lo que se encontró es que no había unidad de caja, eso significa que los recursos por multas y trámites deben entrar a la  Tesorería Municipal, pero  entraban  al Cdav que después los repartía entre los que recibían participación. El dinero debe entrar a la Tesorería Municipal. Es un cobro por la derecha que viola la normatividad vigente. La oficina jurídica de la Alcaldía está en eso. Tienen un año para ajustarse”, dice. Rivera manifestó que en tres semanas iniciará un proceso de investigación en la Secretaría de Tránsito y los resultados se darán a conocer a finales de agosto. Así operan las “ayudas” en el Tránsito El País recorrió los alrededores de la sede de Tránsito en Salomia, indagando con los tramitadores sobre los gestiones que se  podían simplificar “con la ayuda” de un funcionario de la dependencia.    “Con un derecho de petición para que te bajen la multa  te demorás un año más, si no lo agilizás”. Esa es la sentencia de  un tramitador de Salomia,  al preguntarle sobre lo que se debe hacer para bajar una multa por prescripción.  Según explica el hombre, el trámite, que puede durar 10 meses, se puede reducir a  15 días gracias a personas adentro de la Secretaría  de Tránsito que lo agilizan. “Aquí se manejan relaciones con funcionarios que colaboran en la solución de los problemas de la gente”.   Explica que, por ejemplo, la recovatoria de multas por prescripción, avanza con  dinero. “La gente viene aquí con afán de que le hagan su trámite. Eso puede costar $120.000, si es de menos de $600.000, pero si es de  2 o 3 millones pesos, aumenta el valor. No se comete ninguna ilegalidad al interior de la institución porque están resolviendo un derecho de petición conforme a lo que dice la ley, pero lo que gana el cliente es que se resuelve en poco tiempo, y eso es valioso si necesita vender su carro rápido”, comenta.  Añade que nadie va a decir quiénes son los funcionarios que hacen esas gestiones. “Eso no lo va a contestar nadie, es dañar el negocio y hasta peligroso”. Otro tramitador de la zona dice que una de las manera en que los guardas les “colaboran” a los infractores es reteniendo las infracciones. “Ellos se quedan con las multas -los agentes de Tránsito- y dicen que se las dan de baja si cancelan un monto menor para bajarlas del sistema”, comenta.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad