¿Qué hará la Alcaldía para 'revivir' el proyecto de subsidio al MÍO?

¿Qué hará la Alcaldía para 'revivir' el proyecto de subsidio al MÍO?

Agosto 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas, reportera de El País
¿Qué hará la Alcaldía para 'revivir' el proyecto de subsidio al MÍO?

Luego de que el proyecto se hundiera en el Concejo, la directora Jurídica de la Alcaldía, Ximena Román, se sostuvo en la legalidad del proyecto que buscaba inyectar recursos al sistema.

Las dudas de los concejales no permitieron sacar adelante la iniciativa del gobierno local de crear un subsidio temporal a la gestión de la demanda (de $340 por viaje), que hace parte la estrategia para mejorar el servicio en el MÍO.

El proyecto no surtió el trámite completo y para revivirlo, el alcalde Maurice Armitage deberá presentarlo nuevamente al Cabildo, convocando sesiones extras.

La directora Jurídica del Municipio, María Ximena Román, sigue defendiendo la conveniencia de inyectarle recursos al MÍO a través de este mecanismo, que aseguró es legal gracias a los cambios implementados en el Plan Nacional de Desarrollo.

[[nid:565410;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/08/ximena_roman.jpg;left;{Ximena Román, directora Jurídica de la Alcaldía de Cali. Bernardo Peña l El País}]]

¿Por qué se hundió el trámite en el Concejo del proyecto de acuerdo que busca crear un subsidio de $340 por viaje en el MÍO?

Objetivamente hablando y sin querer sonar caprichosa, considero que se hundió porque hubo una convergencia de muchas situaciones. Respetando las posiciones que sustentaron todo el tiempo los concejales, en ellas hay una serie de temores y de dudas que a pesar de todo el esfuerzo que hizo la administración por absolverlas,  no fue posible que ellos quedaran convencidos. 

Lea también: Proyecto de subsidio para el MÍO se hundió en el Concejo

Los concejales dicen que el transporte en el país siempre ha sido autosostenible y que cuando se creó el MÍO, se fundamentó en la autosostenibilidad...

Cuando nacieron los  transportes masivos, en el 93, las leyes que se encargaban de estos sistemas sí decían que eran autosostenibles. Pero en todas partes del mundo donde hay un sistema de transporte masivo, el Estado lo subsidia. En Colombia se concibió diferente, pero con el paso del tiempo y con el desarrollo de estos sistemas se ha demostrado que no son autosostenibles, porque  tienen unos puntos de equilibrio que no se logran con la demanda de pasajeros. Por eso el Estado, en armonía con todas estas situaciones reales y teniendo en cuenta estos principios que rigen tanto en la Constitución como en el transporte público, definió en la Ley 1753 de 2015 nuevas formas de financiación de los sistemas y subrrogó la ley anterior, que no permitía los subsidios, y estableció que sí se puede subsidiar la demanda, se puede crear el fondo y se pueden subsidiar las diferencias tarifarias.

Muchos  concejales dicen que eso es regalarles plata a los operadores del MÍO...

Eso no es cierto y el presidente de Metrocali (Armando Garrido) lo explicó muchas veces. Si los concejales aprobaban los recursos, se expedía un reglamento del fondo, el cual establece que a aquellos que mejoren la gestión, efectivamente se les reconocerá el pago de los kilómetros de más recorridos. Si no lo demostraban, la plata no les iba a llegar.

Si se explicó tan ampliamente a los concejales y el sustento jurídico existe, ¿por qué  manifestaron tantas veces que el proyecto era ilegal?

La verdad no sabría decirle por qué, porque la Dirección Jurídica sustentó cuatro veces el proyecto y la doctora Nora Acero, asesora jurídica externa de Metrocali, se presentó una vez a sustentar. Siendo consecuentes con no retirar el acuerdo después de la constancia que radicó el concejal Albeiro Echeverry, pedimos un concepto de un constitucionalista experto en la materia y aún así siguieron insistiendo en que las dudas eran jurídicas.

¿Fue terquedad de los concejales el no  aprobar la creación del subsidio?

Yo no me atrevería a afirmar eso, porque sería hacer lo que no nos gusta que hagan con nosotros, que es utilizar calificativos y subjetivizar el tema.

¿Por qué no se retiró el proyecto cuando el Concejo lo pidió? Eso también podría ser terquedad...

Porque estamos convencidos de toda la argumentación técnica y legal. Y de su necesidad para sacar al MÍO adelante.

¿Fue un problema el que Cali sea pionera en tratar de crear subsidios de gestión a la demanda en el transporte público? Es decir, los concejales no tenían antecedentes en  otras ciudades para sentirse seguros de la legalidad del proyecto...

Es una probabilidad.

“La norma del subsidio de gestión a la demanda es del año pasado y Cali es la primera ciudad que quiere establecer una forma nueva de recursos para los  transportes masivos”.

Algunos concejales decían que eso se podía hacer por decreto. Pusieron de ejemplo la compensación tarifaria que se pagó en el gobierno de Rodrigo Guerrero...

Si se pudiera hacer por decreto habríamos obviado ese esfuerzo de tres semanas, donde nos expusimos a que usaran toda clase de calificativos en contra de nosotros como personas y como funcionarios. Hasta pusieron en duda la integridad y la buena intención que tenemos para sacar adelante la creación del subsidio. El tema que nos obligó presentarlo al Concejo es que hay un vacío normativo en la Ley del Plan de Desarrollo. Entonces, no se pueden desconocer los principios constitucionales y legales y varias normas dicen que la creación de esa política pública, de tener un subsidio a la gestión a la demanda, vaya al Concejo. Además, en las competencias que tenemos para armonizar el presupuesto no estaba ese gasto y no podíamos sacarlo del sombrero.

Hubo un fuerte debate sobre si el subsidio podía ser genérico o si se debía aplicar a una población específica. De hecho hubo una comunicación de Pablo Montenegro, coordinador de Movilidad y Transporte Urbano de Planeación Nacional, que dice que los subsidios deben enmarcarse en  una ley que determine claramente sus elementos (como destinatarios, alcance, control, finalidad)...

Es que no se puede hablar de un subsidio genérico, la norma es clara, se pueden crear subsidios a la gestión de la demanda de los sistemas de transporte. Los concejales citan la Ley 105 de 1993 (que habla de los subsidios a grupos poblacionales específicos), pero el artículo 33 del Plan Nacional de Desarrollo indica que se puede garantizar la sostenibilidad de los sistemas creando nuevas fuentes de financiación territorial, entre ellas los subsidios de gestión a la demanda, que busca que los sistemas de transporte funcionen bien.

Nosotros pedimos una aclaración del concepto y el jefe del funcionario que mencionas, César Augusto Peñalosa, director de Infraestructura y Energía Sostenible del DNP, nos respondió que es viable crear nuevas fuentes de financiación de orden territorial, que era lo que estábamos tratando de hacer en el Concejo, que sean complementarias a las tarifas que paga el usuario y que sirvan para pagar la operación, administración, compra de equipos, por ejemplo.

Valor del pasaje

Si no hay recursos vía subsidio, ¿cómo se obtendría este dinero? ¿Van a subir el pasaje?

Este año no se podría subir la tarifa, pero el otro año se podría ajustar.  La pregunta es si la gente pagaría más, ahora que el servicio no está tan bueno. La fácil sería subir la tarifa, pero somos conscientes de las debilidades y que no es justo pagar más así como está. Se podría cobrar más, pero cuando se le mejore el servicio a los usuarios.

 

¿Cree que lograron algo en estas tres semanas de discusión?

Cuando se fueron dando los debates al interior de la comisión, algunos concejales empezaron a aclarar el camino y entendieron para dónde iba la Alcaldía. No todos estaban en contra.

¿Van a volver a presentar el proyecto de acuerdo?

Está por definirse. Este jueves se sabrá si el Alcalde llama a sesiones extras al Concejo. Estamos estudiando la conveniencia de presentarlo ahora, en extras.

Si se presenta de nuevo, ¿volverán a redactar el proyecto? Muchos de los reparos eran sobre la forma cómo se escribió...

Este no ha sido un tema de egos en ningún momento. La Administración siempre ha estado dispuesta, yo se lo mencioné al señor ponente (concejal Carlos Arias) de sentarnos con su equipo de asesores a mirar los ajustes de forma que había que hacerle al proyecto. Por ejemplo, a ellos no les gustaba la redacción del título, del primer artículo, de la exposición de motivos donde el tema es muy técnico, que no es asimilable fácilmente porque estamos innovando en la aplicación de una figura que planteó el Gobierno Nacional el año pasado. Nunca hemos estado cerrados a hacer los cambios. Medio gabinete estuvo allá sustentando el proyecto. Estamos dispuestos a tener unas mesas de trabajo para construirlo en equipo, dentro de los parámetros de ley.

¿Ya se acercaron a los concejales para crear esas mesas de trabajo?

La verdad no he tenido tiempo para reunirme con ellos. Este miércoles me encontré con el ponente y con Fernando Tamayo en una emisora. Desconozco si mis compañeros de gabinete lo hayan eso.

¿Pero se van a acercar al Concejo?

Si el Alcalde decide que sí, claro que lo haremos.

En caso de que el Alcalde convoque a las extras, ¿cuál será la estrategia para que el proyecto no vuelva a hundirse? ¿Qué harían diferente?

Ponerlo en un lenguaje más claro, de pronto fuimos muy técnicos y jurídicos. El proyecto se puede decantar y puede hacerse más entendible para todos, inclusive para la comunidad, que es la principal beneficiada.

Si el Alcalde no llama a extras, ¿cuál es la solución a los problemas que tiene el MÍO?

La tarea abarca muchas actividades, no solamente el subsidio, aunque si lo consideramos básico para el plan de choque. El plan A es hacer cumplir los contratos a los operadores, porque hoy los están incumpliendo. Entendemos que ellos están a punto de llegar a su límite. Si nosotros hacemos cumplir los contratos, como hicimos con Unimetro, muy seguramente  colapsaría el sistema. Lo mejor es llegar a un consenso y para ello necesitamos sacar adelante el proyecto de acuerdo.

O sea que son necesarios los $340 por cada viaje en el MÍO para mejorar las condiciones del sistema...

Sí, este es un primer paso en la recuperación del MÍO. Esta financiación no es el excedente de la tarifa técnica (lo que cuesta mover un pasajero en el sistema). Los $340 los necesitamos para que los operadores pongan a circular todos los buses.

Si se quiere calidad en el MÍO, muy seguramente se necesitará un subsidio permanente a la gestión de la demanda...

Pues ya estamos pensando en las tasas por congestión (en este caso para aplicarla a quienes quieran sacar su carro durante el pico y placa) para aplicarlos al transporte público.

A propósito de esa tasa, ¿cómo va esa iniciativa?

Ya enviamos una comunicación al Ministerio de Transporte. Estamos pendientes a que nos respondan. Creemos que la respuesta será positiva, porque el Ministerio hace parte de la junta directiva de Metrocali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad