¿Qué está pasando con el recaudo de pasajes del MÍO?

¿Qué está pasando con el recaudo de pasajes del MÍO?

Marzo 19, 2017 - 07:40 a.m. Por:
Redacción de El País 
Gráfico dineros pasajes del Mio

Gráfico dineros pasajes del Mio.

El País

Fallas de seguridad en la información, ausencia de un área de gestión de fraudes y presuntos problemas de seguridad en las tarjetas del MÍO son algunos de los hallazgos encontrados por la Contraloría de Cali a la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología, Utr&t, el quinto actor privado del Sistema de Transporte Masivo de Cali que hace parte de la ecuación del servicio y que se encarga de la venta y recaudo de los pasajes.

Esta situación puso en alerta al Concejo y Metrocali, que solicitaron y anunciaron auditorías a la Utr&t para tener claridad en lo que se recauda en el MÍO.

Además, extraoficialmente, este medio conoció que existe preocupación entre algunos operadores de los buses del sistema quienes no se explican cómo, en algunos casos, cuando hay más vehículos del masivo circulando, el recaudo y el número de pasajeros sigue siendo casi el mismo.

“Lo que se cuestiona es quién nos dice realmente cuántos fueron los pasajes que se vendieron si ves los buses llenos hasta las banderas... hubo un momento en que los operadores mandaron 38 buses del MÍO adicionales a la calle y fueron casi los mismos pasajeros de días anteriores. Si el mismo ente que recauda es el que da la información, por simple principio de control interno hay una falla. Metrocali debe ser quien contabilice los pasajeros que se suben al sistema para que diga cuánta plata debe entregar la Utryt”, precisó una fuente que pidió omitir su identidad.

En síntesis, lo que se pide es que exista otro elemento validador diferente a la Utr&t que certifique y constante el número de pasajeros.
En relación con la seguridad de las tarjetas del MÍO la preocupación radica en que hace poco fue desmantelada una banda en Bogotá que las clonaba.

“Fue una investigación técnica muy profunda del CTI y la preocupación de la Contraloría es que las tarjetas que se utilizan en Transmilenio en Bogotá son las mismas que se emplean en el MÍO y puedan ser vulnerables, la investigación de ellos viene por ese lado”, dice.

Otro aspecto que inquieta a los operadores y Metrocali son los dineros de los pasajes no usados, es decir, aquellos que no son utilizados por los usuarios ya sea porque se les perdió la tarjeta o no hacen uso de ella.

Ante las dudas, el Concejo de Cali demandó a la Contraloría una auditoría especial a la Utr&t. “La problemática no es cómo están los porcentajes del MÍO, sino en tener claro cuánto realmente le ingresa al sistema cada día. Allí no ha sido posible tener claridad y eso también podría estar generando detrimento, porque hoy se habla de cambiar las tarjetas de recaudo, y eso debe preocupar no solo a los usuarios, sino al Municipio que está haciendo grandes aportes para estabilizar el sistema”, dijo el concejal Luis Gómez.

Fernando Tamayo, concejal de Cali, también señala que “de comprobarse una mala contabilidad en dicho proceso, bien podría dar herramientas al Municipio para dar por terminado ese contrato (con la Utr&t)”, dice.

Ante esta petición, Ricardo Rivera, contralor de Cali, advierte que se vienen auditorías para la Utr&t.

Un miembro del Grupo de Reacción Inmediata de la Contraloría, que realizó la última visita fiscal a Metrocali, explicó que actualmente el MÍO no tiene conciliaciones diarias de ingresos “y simplemente Metrocali se queda con la información que provee la Utryt”.

Según la misma Contraloría de Cali, la Utr&t no les permitió hacer visitas durante el último proceso de control.

Enrique Wolf, representante de GIT Masivo, uno de los cuatro operadores de buses del MÍO, manifiesta que a Metrocali le corresponde hacer un seguimiento permanente de la Utr&t, “para que todos en el sistema estemos tranquilos de que la seguridad de las tarjetas, de que el recaudo se haga correctamente... lo que queremos es que existan auditorías y tranquilidad de que la información es correcta”.


Ante la situación, Nicolás Orejuela, presidente de Metrocali, manifesta que se evalúa la contratación de una auditoría externa. “Para tranquilidad de todos los actores y por supuesto de los intereses económicos de la ciudad, adelantaremos una interventoría permanente al sistema de recaudo, vamos a fortalecer el equipo interno de Metrocali para poder realizar una mejor supervisión al concesionario. Serán acciones a corto plazo”.

Tarjetas del MÍO

La Utr&t también se encarga de la administración de estaciones y terminales del MÍO y del componente tecnológico de información al usuario, entre otros.

Foto: Archivo de El País


Abiertos a las auditorías

Ante las acusaciones, Arturo Villareal, representante legal de la Utr&t, sostiene que están abiertos a que se realicen las auditorías. “Yo puedo asegurar que no ha habido ninguna solicitud de información hacia nosotros de una Contraloría, Personería, Fiscalía que no haya sido atendida”, expresa Villareal cuando se le pregunta sobre los señalamientos en relación con negar el ingreso de los entes de control.
Referente a las dudas del recaudo explica que la Utr&t no toca el dinero de los pasajes en ningún momento y éste llega directamente del banco a la fiducia. “Fiducolombia opera la fiducia de los pasajes del MÍO, físicamente el dinero llega directamente del banco al Fudumío.

Nosotros tenemos unos componentes con lo que se verifican las transacciones de uso ya sea en los torniquetes de los buses, validadores, las máquinas de autoatención o los puntos de venta. Esas máquinas se comunican con el sistema central. Son procesos automáticos, no son persona que recogen la información”, precisa.
Agrega que cada usuario que utiliza un pasaje del MÍO es reportado a un centro de control que cuantifica esas transacciones al Fidumío. “A primera hora de la mañana se generan los reportes de los pasajes del día anterior y se le entrega a todos los actores del sistema. Saben cuánto se recargó y cuánto se usó”, sostiene Villareal.

Añade que el banco desembolsa cada ocho días los recursos a los operadores y cada quince a la Utr&t y Metrocali. “Los transportadores al comienzo tenían prevenciones de la información y querían tener un punto de verificación de gente mirando, pero a través del tiempo ellos confiaron en la información y con eso venimos pagando hace años. Nuestra información es completa, oportuna y confiable”.

Villareal sostiene que a lo largo de estos nueve años de operación le han realizado a la Utr&t tres auditorías. “La ultima fue a finales del 2015 y allí quedó claro que el sistema es seguro. Han sido auditorías externas, aprobadas por los operadores del MÍO que querían certificar que el sistema era seguro. Todas concluyen que es confiable”.

En relación con la posible clonación de las tarjetas precisó que la seguridad del sistema de recaudo no se basa solamente en las tarjetas sino que tiene otras tres capas de protección. “Hasta ahora no han violado ni siquiera el primer nivel”.

Otro de los cuestionamientos que resolvió está relacionado con la duda del número de pasajeros que usa el sistema cada día. “Hemos visto un aumento de pasajeros en el MÍO y eso es por el esfuerzo del Fesde (Fondo de Estabilización del MÍO) que ha tenido frutos, hemos visto una recuperación de 50.000 pasajeros al día, eso es porque los operadores han sacado más vehículos y han mejorado el servicio.

Actualmente, el sistema transporta un promedio de 475.000 personas... Aquí todo el mundo habla mal de nosotros, los seis concesionarios hemos puesto nuestro empeño y nunca nadie dice que estamos comprometidos”. concluye Villareal quien calcula que cada mes la Utr&t pierde cerca de $600 millones.

¿Cómo se reparte un pasaje?

De acuerdo al marco contractual que rige al MÍO, de cada $100 que ingresan al sistema por venta de pasajes, $70 se reparten entre los cuatro operadores (ETM, HIT, Blanco y Negro y Unimetro).

Otros $7 son para Metrocali y $3 más se destinan al Fondo de Reconversión Empresarial y Social, Fresa. Hasta allí van $80 pesos de los $100 pesos del ejemplo. Los otros $20 pesos se dividen entre los patios y talleres, que se llevan $7 pesos, y la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología, Utr&t, se lleva aproximadamente $13.

Ante los cuestionamientos de algunos concejales que dicen que el contrato de la Utr&t es leonino, el presidente de Metrocali, Nicolás Orejuela, señaló que en un ejercicio comparativo con Metroplus de Medellín, se detectó que el porcentaje de la bolsa general de ingresos del sistema que Metrocali destina al pago de la Utr&t es inferior a lo que paga por la misma gestión Metroplus en un punto porcentual.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad