¿Qué debe hacer Cali para minimizar los riesgos en esta temporada de lluvias?

Octubre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Felipe Salazar, reportero de El País
¿Qué debe hacer Cali para minimizar los riesgos en esta temporada de lluvias?

Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo.

El secretario de Gestión del Riesgo, Rodrigo Zamorano, advierte se pueden seguir presentando vendavales en la ciudad en los próximos días. Se están retirando 111 toneladas diarias de escombros de canales de aguas lluvia.

Las últimas 48 horas en Cali han sido críticas, asegura el secretario de Gestión de Riesgo, Rodrigo Zamorano. La llegada de la temporada de lluvias dejó un saldo de una víctima fatal por la caída de un árbol en el Acuaparque de la Caña, doce árboles caídos y 20 emergencias que terminaron por colapsar varios sectores de la ciudad.

Lea también: Un muerto y cerca de 30 heridos tras caída de árbol en el Parque de la Caña

El funcionario advierte que la siembra indiscriminada de especies foráneas se está viendo reflejada en las emergencias generadas por precipitaciones y que el Dagma debe actualizarse en la poda de árboles para evitar su caída, pues 300.000 de ellos estarían en riesgo. 

¿Las lluvias de las últimas horas llegaron para quedarse o son transitorias?

Esta es la segunda temporada de lluvias del año en Colombia y se extenderá durante este último trimestre del 2016,  se junta con unas anomalías de predicciones de cambio climático que están relacionadas con la probabilidad de ocurrencia del fenómeno de La Niña, que cada vez es menor, pero todavía se tasa en un 55 %. Afortunadamente en los últimos 45 días hemos tenido neutralidad climática y no ha mermado ni subido la temperatura en el Pacífico Sur. En las zonas intertropicales, como en la que estamos ubicados nosotros, tenemos un pronóstico de lluvias para los próximos tres días.

¿Cuántas emergencias se reportaron con las lluvias de las últimas horas?

Tuvimos doce árboles grandes caídos, que tumbaron postes de energía y lesionaron personas. Esto pasó frente a la Mansión del Río, en Chipichape, Los Mangos, Parque de la Caña, San Bosco, Calima. Tuvimos 20 incidentes pequeños, como el taponamiento de sumideros, inundaciones de corto impacto, así como caídas de tejas y cableado de fluido eléctrico en diferentes puntos de la ciudad. Han sido horas críticas.

Una de las afectaciones que más se ve es la caída de árboles, tanto que ya dejó una víctima mortal. ¿El Dagma está haciendo su parte para reducir el riesgo?

El Dagma se está remozando y ya tiene cuatro cuadrillas para cortar árboles. Pero hay que hacer un llamado a la gente para que no siembre ni ficus ni cauchos, porque son especies foráneas que están creciendo desmedidamente y tienen raíces pobres que, con vientos de diez o doce nudos, fácilmente se pueden venir abajo. Por eso tenemos que tener árboles sanos, jóvenes y especies nativas que no nos produzcan tanta vulnerabilidad. Creemos que el 50 % de los problemas producidos por fracturas o caídas de árboles obedecen a ficus y cauchos.

Lea también: “Las lluvias más fuertes en Cali serán a final de año”, meteorólogo de la CVC

Pero, ¿la autoridad ambiental sí está haciendo la tarea?

Ellos están triplicando sus capacidades, lo que pasa es que tenemos un retraso histórico de 300.000 árboles que se deben empezar a cortar. Pero cuando se van a cortar los especímenes afectados, la gente no deja. No estamos haciendo ‘arboricidios’, sino protegiendo los canales de aguas, las vías y las redes de alcantarillado. Hemos sido enfáticos en que hay que acelerar el proceso y debe haber una actualización en los métodos, pero esa es una respuesta muy del Dagma.

"Estamos retirando 111  toneladas diarias de escombros de los canales de aguas lluvia. Aceleramos la imposición de comparendos ambientales para que la gente vea que eso, además de generar riesgo de inundación, tiene un costo", Rodrigo Zamorano. 

Otra preocupación por estos días son los fuertes vientos, que están dejando casas sin techos...

Es posible que sigamos teniendo vendavales como el de ayer (domingo), por lo que hay que decirle a la gente que esté atenta a la velocidad del viento. Si usted ve una bandera o un afiche que se mueve, el viento tiene una velocidad de siete nudos; pero cuando se para y se mantiene, la velocidad está por encima de los diez o doce nudos. El sentido común dicta que no se tiene que quedar debajo de una valla o un árbol, sino alejarse y resguardarse para evitar el problema.

¿Cómo identificar los factores de riesgo ante las lluvias?

Primero, la gente tiene que ver que las precipitaciones vienen acompañadas de tormenta eléctrica. Si usted está en un área abierta, como una cancha o una piscina, evacúe el sitio y busque un sitio para guarecerse para evitar un rayo. Se deben buscar árboles bajitos y un aislamiento del piso, que se puede hacer poniendo ramas secas e inclinándose.  Cuando llueve es mejor no hablar por teléfonos fijos con par de cobre, porque este es un gran conductor a tierra y se expone a morir si cae un rayo. También se debe alejar de las ventanas y si está en el carro, estaciónese y evite el riesgo.

¿Y en el caso de los ríos?

Hay que estar atentos a tres elementos críticos: si el agua cambia de color, si el río baja o sube de nivel. Cuando el caudal baja, puede ser porque arriba se está embalsando porque hay algo obstruyéndolo y, una vez el agua se acumule y tome fuerza se puede producir una avalancha. Si sube el caudal o cambia la coloración, sálgase. Normalmente uno tiene siete minutos para huir de una creciente súbita. Hace cinco años, cuando íbamos a Pance a sacar a la gente del río en medio de la lluvia con megáfonos, nos hacía caso el 10 % de la gente; hoy nos atiende el 40 %.

En ese sentido, se hace cada vez más urgente el avance del Plan Jarillón. ¿Cómo va la relocalización?

Este es un tema de altísimo riesgo, por lo que la Nación valoró los cuatro puntos donde más vidas se pueden perder y donde puede haber más pérdida patrimonial. Uno de esos es el jarillón a su paso por Cali, donde puede haber 900.000 inundados, sinnúmero de muertos y  20 millones de dólares en pérdidas. El proceso con la gente del jarillón va bien, hoy ya tenemos más de 1000 personas relocalizadas y esperamos que siga avanzando para culminar en el 2018.

¿Están preparados para atender las emergencias que se presenten?

Los organismos de socorro tenemos que estar activados, principalmente los Bomberos, Defensa Civil, Scouts y la Cruz Roja. Tenemos la fortuna de tener los mejores bomberos de Latinoamérica en los últimos cinco años y que tienen un muy buen presupuesto (casi $25.000 millones al año) y hemos desarrollado una capacidad de reacción muy importante durante los últimos años, no solamente para los incendios, sino para las inundaciones y corte de árboles. La Cruz Roja caleña es líder a nivel nacional. Los Scouts de Cali son, de lejos, los mejores de Colombia. Por otra parte, la Defensa Civil se ha venido fortaleciendo con recursos de la Nación y la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres. Tenemos un equipo importante y preparado para afrontar lo que traiga la temporada de lluvias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad