¿Qué debe hacer Cali para enfrentar los continuos cortes de agua?

¿Qué debe hacer Cali para enfrentar los continuos cortes de agua?

Agosto 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Ruíz Girón | El País
¿Qué debe hacer Cali para enfrentar los continuos cortes de agua?

Los pozos de agua subterránea están ubicados en los sectores de Los Naranjos, Las Orquídeas, Decepaz y Mojica, en Aguablanca.

La nueva alternativa comenzará a implementarse a mediados del 2013, cuando Emcali, ponga en funcionamiento cuatro pozos profundos de donde se extraerá agua subterránea que servirá para garantizar el abastecimiento continuo al Distrito de Aguablanca.

Treinta y cinco estudios sobre las posibles nuevas fuentes de abastecimiento de agua potable para Cali se han puesto sobre la mesa en los últimos catorce años. Mientras se definían soluciones, la ciudad tuvo que vivir 267 suspensiones del servicio durante la última década (esto equivale a un corte de agua cada 16 días, en promedio). Hoy una nueva alternativa se hará realidad como solución intermedia para garantizar el abastecimiento del líquido vital en la ciudad.Comenzará a implementarse a mediados del 2013, cuando las Empresas Municipales de Cali, Emcali, pongan en funcionamiento cuatro pozos profundos de donde se extraerá agua subterránea que servirá para garantizar el abastecimiento continuo al Distrito de Aguablanca. Serán 600 litros por segundo de agua (que beneficiarán a por lo menos 500.000 habitantes) lo que producirán dichos pozos para la red baja del acueducto caleño. Estos garantizarán la distribución a las comunas 13, 14 y 15 durante los próximos cien años, además de un servicio ininterrumpido cada vez que el río Cauca no tenga las condiciones para ser potabilizado (ver gráfico). “Eventualmente, los excedentes de agua que produzcan los pozos pueden ser transferidos a través de las tuberías a la parte sur, que también se ve afectada por cortes cada vez que el río Cauca nos obliga a parar las plantas de tratamiento”, explicó Luis Carlos Cerón, gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali.Esta idea, que hoy se constituye en un plan a corto plazo, pero que se concibió hace más de veinte años, era una deuda pendiente con la ciudad, según Gloria Páez, profesional del grupo de Recursos Hídricos de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC. “El recurso hídrico que hay debajo de la ciudad es inmenso. No puede ser que Cali se quede sin agua cuando bajo tierra hay un líquido de excelentes cualidades, que sólo hay que tratar. Disponer de esta agua ha sido durante varios años una cuestión política”, explicó la señora Páez.Pero las ideas no llegan hasta aquí. Según el gerente de Emcali, Ramiro Tafur, se espera que en el 2013 se contraten los estudios para definir otras fuentes alternativas de abastecimiento para Cali, entre las que se perfilan hacer uso del río Timba (Jamundí) y otros afluentes y la posibilidad de captar agua del río Cauca desde otros sectores como Salvajina o Paso de La Balsa.Sin embargo, la solución definitiva que arroje dicho estudio estaría lista, con obras terminadas, en 2030, según cálculos de Luis Carlos Cerón. Resulta siendo mucha la espera cuando la misma Emcali ha diagnosticado que de aquí al 2017 los eventos por la mala calidad del río Cauca serán peores.“Aunque vemos que la empresa está haciendo grandes esfuerzos, es necesario “ponerse las pilas” porque Cali es una ciudad que tiene en riesgo su abastecimiento de agua”, dijo el superintendente de Servicios Públicos, César González.Expertos proponen soluciones complementarias para desarrollar a mediano plazo. Edgar Llano, presidente de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Acodal, seccional Suroccidente, dice que aprovechar los acuíferos que hay debajo de la ciudad puede funcionar. Para otros, como Jorge Latorre, miembro del Instituto de Investigación y Desarrollo en Abastecimiento de Agua, Saneamiento Ambiental y Conservación del Recurso Hídrico, Cinara, “puede haber muchas soluciones, pero si no hay proyecto integral de manejo de cuencas, las sequías e inundaciones van a seguir siendo un problema”.El País presenta las alternativas que tendría Cali para no morir de sed.Agua desde el Sur y nuevos embalsesSólo tres grandes proyectos, de los 35 estudios realizados por Emcali en 1998, clasificaron como las posibilidades más atractivas para entregarle a Cali una nueva fuente de abastecimiento.La apuesta está concentrada en utilizar afluentes como los ríos Timba, Claro, Jordán y Vélez (Jamundí) para aumentar la capacidad de abastecimiento de agua en Cali. El Alcalde de Jamundí, Jhon Freddy Pimentel, dijo que para este proyecto está dispuesto a unirse como socio estratégico para desarrollar, entre otras, embalses y otro tipo de infraestructuras que “ darían la posibilidad de surtir de agua no solo nuestro municipio, sino parte de Villarrica, Puerto Tejada y Cali, que hoy tiene graves problemas”. De acuerdo con estudios preliminares, captar agua del río Timba podría generar entre 688 y 750 millones de metros cúbicos de agua para la ciudad (esto equivaldría, en promedio, a 32 veces más cantidad de agua de lo que Emcali produce actualmente para abastecer mensualmente a la ciudad, que son 22 millones de metros cúbicos). “Tendríamos que pensar en la posibilidad de construir un embalse y una planta de tratamiento en el sector de Pance, desde donde surtiríamos el agua por gravedad”, explicó Ramiro Tafur, gerente de Emcali.Está también la alternativa de captar agua desde otros puntos del río Cauca, como el embalse de Salvajina y el Paso de La Balsa (ver mapa).Sin embargo, para determinar cuál es más factible, las Empresas Municipales esperan contratar los estudios definitivos para medir las posibles inversiones y costos del proyecto. Actualmente, se adelantan negociaciones con el gobierno de Canadá, país interesado en desarrollar el trabajo.Se estima que el costo aproximado de los estudios será de $12.000 millones y, de acuerdo con la Gerencia de Emcali, el proyecto elegido podría valorarse en aproximadamente US$600.000 millones. Frente a las propuestas, expertos como el ingeniero sanitario Luis Germán Delgado consideran que “estas son alternativas que no deben descartarse, aunque existen unas un poco más económicas”. De otra parte, Gloria Páez, del grupo de Recursos Hídricos de la CVC, considera que “no son necesarias grandes infraestructuras para adquirir agua como la de los pozos profundos. Estos son reservorios naturales”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad