Ptar de Cali necesita 240 millones de dólares para descontaminar aguas del río Cauca

Ptar de Cali necesita 240 millones de dólares para descontaminar aguas del río Cauca

Abril 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ptar de Cali necesita 240 millones de dólares para descontaminar aguas del río Cauca

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, Ptar, es el más importante proyecto ambiental de la ciudad para ayudar a la descontaminación del río Cauca, limpiando las aguas que la ciudad vierte al afluente.

Urgen US$240 millones para el proyecto. Bonos verdes apoyarán iniciativa. Sanción a 300 conexiones erróneas.

La Ptar, esa gigantesca planta de tratamiento de aguas residuales construida hace más de diez años en el oriente Cali, está pendiente de un segundo empujón para descontaminar las aguas que la ciudad le vierte al río Cauca.Se trata de un empujón de US$240 millones, una inversión casi tan grande como la que se hizo para su construcción, pero esta vez para pasar a la segunda fase del proyecto: el tratamiento avanzado de las aguas servidas de la ciudad.Cali tiene hoy 2,3 millones de habitantes y el 85% de los desechos que esta población produce va a parar a la Ptar Cañaveralejo, gracias a una compleja red de 3.374 kilómetros de redes de tubería y 95 kilómetros de canales que están bajo el suelo de la ciudad.Estas redes de alcantarillado llevan a la Ptar más de seis metros cúbicos (m3) de agua por segundo. Un volumen enorme, casi similar al consumo de agua limpia de toda la ciudad. Pero la Ptar tiene capacidad para tratar 7,6 m3, lo que quiere decir que aún le queda posibilidad de manejar los desechos de alcantarillado de los caleños por quince años más, señala José Cerón, jefe de Aguas Residuales de Emcali.Sólo las invasiones de la zona de ladera se escapan a este manejo, porque no tienen infraestructura de alcantarillado. Eso es casi el 15% de la ciudad.Pero, ¿qué es lo que hace realmente la Ptar? A finales de los años 90, la planta fue diseñada y construida para descontaminar esos vertimientos que finalmente terminaban en el río Cauca. La carga contaminante que Cali le arrojaba al afluente era enorme. Algo así como cinco toneladas de material contaminante cada segundo. Alrededor de 400.000 toneladas diarias de desechos líquidosDurante estos diez años la planta ha logrado reducir a la mitad ese volumen de carga contaminante al Cauca. Pero ahí no termina el objetivo. La idea es ser amable con el río y quitarle al menos el 90% de esa contaminación.José Cerón explicó que el tratamiento primario de hoy consiste en dejar asentar el material sólido para extraerlo y verter lo que queda del líquido al río. Pero, hoy, después de una década de operación, la Ptar debe pasar a un tratamiento secundario o más avanzado, que no es sólo extraer sus lodos, sino limpiar el agua de coliformes y otras bacterias que siguen presentes antes de ser vertida al Cauca.Ese tratamiento secundario es el objetivo que debe lograr la Ptar para aumentar su eficiencia porque Cali participa en un porcentaje grande de la contaminación del río Cauca, indicó Edgar Llanos, presidente de Acodal Valle, el gremio de los ingenieros sanitarios.Por eso, el gerente de Emcali, Ramiro Tafur, el superintendente de Servicios Públicos, César González y otros funcionarios de Emcali defendieron hace quince días en la Comisión Séptima del Senado, la inclusión de los US$240 millones para la Ptar en el documento Conpes para el río Cauca que está en estudio.El bloque parlamentario del Valle está presionando también la formulación de dicho Conpes por parte del Gobierno.Emcali informó que en el próximo mes debe salir a concurso la contratación de la consultoría para el diseño de ingeniería básica y el año siguiente, con base en esto, deben publicarse los términos de referencia para contratar la ingeniería definitiva y la ejecución de la obra.La CVC, a su vez, informó que el Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos, PSMV, que aprobó junto con el Dagma, dice que en el año 2016 debe estar funcionando el tratamiento secundario en la Ptar.Pero ese plazo difícilmente podrá cumplirse porque la sola ejecución de la obra tarda al menos tres años, el arranque y puesta en marcha del nuevo tratamiento un año y la consultoría otro año. Es decir, serían cinco años. Sin contar lo que demore sacar y adjudicar la licitación que pueden ser otros 12 meses.El gerente de Emcali, Ramiro Tafur, hizo saber que está comprometido con el proyecto porque la idea es contribuir a descontaminar el río Cauca del que la ciudad toma el agua en un 75%. El alcalde Rodrigo Guerrero y el Ministerio del Ambiente también ofrecieron su apoyo a este que es uno de los proyectos ambientales más importantes del país.Otro beneficio que tendrá la Ptar es la expedición de los ‘bonos verdes’, dineros que los países industrializados pagan por proyectos que contribuyan a reducir el calentamiento global en el planeta.La Ptar es uno de los pocos proyectos en Latinoamérica autorizados para emitirlos, incluso a futuro, gracias al proyecto de reducción de emisiones contaminantes que tiene por la producción y captura del biogás derivado de los lodos que quedan del tratamiento, el cual está siendo utilizado para generar energía.Conexiones indebidasUn talón de aquiles que tiene el sistema de tratamiento de aguas residuales son las conexiones erradas domiciliarias que hay en toda la ciudad. Casas que conectan los drenajes de los baños a los bajantes de los patios que, a su vez, van a descargar a los canales de aguas lluvias. antes que a la red sanitaria. “Urbanización que arranca, urbanización que le mete aguas residuales a los canales de aguas lluvias”, dice José Cerón, jefe de aguas residuales.Por eso, Emcali emprendió una investigación con cámaras de robot que se meten a través de la tubería subterránea y van ubicando con la ayuda de un GPS qué casa tiene conexión errática. Una vez Emcali ubica el predio manda el reporte al Dagma que es la autoridad ambiental para que intervenga. Desde enero a la fecha se han ubicado 300 conexiones erradas en la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad