Proveedores de la Clínica Rafael Uribe Uribe siguen sin pago

Proveedores de la Clínica Rafael Uribe Uribe siguen sin pago

Abril 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Proveedores de la Clínica Rafael Uribe Uribe siguen sin pago

150 acreedores reclaman $148.000 millones a socios de la Corporación de deudas adquiridas por la entidad de salud para funcionar hace 7 años atrás.

Siete meses después de haberse hecho efectiva la liquidación de la Clínica Rafael Uribe Uribe, 150 personas naturales y jurídicas siguen a la espera de que les paguen la deuda generada por los insumos y servicios prestados a la clínica durante varios años.

Martha Lucía López, vocera de los acreedores, aseguró que la corporación sin ánimo de lucro que operaba la clínica, conformada entre Comfenalco Valle y la Universidad Libre para administrar la Clínica Rafael Uribe Uribe les debe $148.000 millones.

Las acreencias, explicó López, son de proveedores de laboratorios, insumos médicos, medicamentos, equipos de apoyo y hasta del restaurante.

“Es un dinero que hasta ahora está perdido porque la Corporación fue conformada con un capital de solo $200 millones, cuando tenía una facturación de $12.000 millones. Y a pesar de que la Superintendencia de Salud les ordenó capitalizar en $10.000 millones, nunca lo hicieron”, indicó la vocera de los acreedores.

López aseguró que la corporación actuó de mala fe porque en septiembre del 2014 decidieron liquidar la entidad, pero “esa información la mantuvieron en reserva a pesar de tener que hacerla pública para que los proveedores supieran si le seguían dando créditos a la clínica o si suspendían el suministro”.

Aseguró que en los seis años que funcionó la clínica a través de la corporación, “les fiaron insumos y servicios esenciales para la operación. Por eso la deuda es tan grande”.

Algunos médicos que prestaban servicios a la clínica a través de tercerizaciones de servicios, consultados por El País, indicaron que no les han pagado lo adeudado, debido a que no retiraron las reclamaciones.  Otros indicaron que recibieron el 50 % de lo que les deben y el restante lo pagarán con muebles en mal estado. 

Frente al tema el agente liquidador de la corporación, Fernando Hernández Vélez, dijo que a los 845 empleados directos les pagaron los salarios, lo que sumó $7000 millones.

Con las cooperativas, empresas temporales y agremiaciones de médicos (14 en total) se pagó $11.000 millones. Y a los proveedores, que son 109 según el agente liquidador, se les reconoció acreencias por $70.000 millones. 

“De la masa liquidatoria quedan $20.000 millones de cartera de las EPS, que reconozco que es de difícil cobro porque tiene más de un año. Nos vamos a reunir con los acreedores el 23 de abril para decidir si ellos cobran esa cartera”, dijo Hernández.

Sin embargo, los acreedores aseguraron que entregarles esa cartera es “una burla”.

La clínica Rafael Uribe Uribe pasó a manos de una corporación cuyos socios eran la Universidad Libre y Comfenalco, tras la liquidación de la ESE Antonio Nariño. La entidad está siendo operada por Idime en la actualidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad