Proteger los ríos, uno de los principales retos para Cali en materia ambiental

Septiembre 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Proteger los ríos, uno de los principales retos para Cali en materia ambiental

La construcción del reservorio de agua es calificada por el Cali Cómo Vamos como uno de los aciertos de la Administración pasada, pues Cali pasó de 38 cortes del servicio en 2007 a tres en 2011.

Cali debe optimizar el tratamiento de aguas residuales y menguar la inseguridad, dice informe Cali Cómo Vamos 2011, que hace un balance de la gestión del ex alcalde Jorge Iván Ospina.

Mejorar la condición de los ríos y, por ende, la calidad del agua, es uno de los principales retos que tiene la ciudad en materia ambiental y en servicios públicos. Esto es parte del análisis que realiza el informe Cali Cómo Vamos 2011, que hace un balance de la gestión del ex alcalde Jorge Iván Ospina y los principales retos de la nueva administración.Según el documento, aunque entre 2007 y 2011, Cali descargó al río Cauca 22% menos de carga contaminante (DBO5 y SST) debido a la eliminación de conexiones erradas de aguas residuales y el control de vertimientos, cinco de los ríos deterioran sus aguas a su paso por la ciudad. Por esta razón, se avecinan para la ciudad proyectos como el de la construcción de una Planta de Tratamiento Secundario de Aguas, que según José Cerón, director de Aguas Residuales de Emcali, ya está en marcha, pues ya se adjudicó la elaboración de su diseño primario, que estará listo en diez meses.Además, expresó la directora del Dagma, Beatriz Orozco, es prioritaria la reubicación de las familias en la ribera de los ríos, “no sólamente los del jarillón del Cauca, sino de todos, porque ellos vierten sus desechos directamente a los afluentes”. Otro de los aspectos que debe trabajar la nueva Administración es la seguridad ciudadana, pues la tasa de homicidios por cien mil habitantes pasó de 70 a 81 entre 2007 y 2011, una de las más altas del país.De igual forma, retomar las finanzas del Municipio (tarea que ya inició la actual administración con la terminación del contrato de Sicali) es otro de los mayores retos, pues hoy la ciudad tiene uno de los ingresos tributarios per cápita más bajos del país.FinanzasEntre 2007 y 2011, los ingresos tributarios redujeron su participación en los ingresos corrientes, pasando del 46% al 40%. En este periodo ingresó al Municipio la mitad de los recursos posibles. Durante la gestión tributaria por parte de Sicali, el recaudo creció 0,93% anual. Cali tiene uno de los ingresos tributarios per cápita más bajos de las capitales del país, inferior al de Medellín y Bogotá.Entre 2008 y 2011, 74% de los gastos correspondieron a inversión, 22% a funcionamiento y 5% al servicio de la deuda. Las dependencias que más aumentaron la contratación en el periodo Ospina fueron la Secretaría General (136%), Infraestructura (134%), Dirección Jurídica (76%), Hacienda (67%) y Educación (50,7%). El director del Cienfi de la Universidad Icesi, Julio César Alonso, asegura que el gran pendiente de la Administración anterior fue no acabar con el contrato de Sicali. Agrega que preocupan los “gastos excesivos” que se hicieron en obras como la del Estadio Pascual Guerrero, “en el que se comprometieron vigencias futuras y hubo grandes sobrecostos”.Servicios públicosLa cobertura de acueducto para 2011 fue de 556.178 clientes y de alcantarillado, de 535.053. En ambos casos, el aumento fue de 7% entre 2008 y ese año. Además, en el mismo periodo se repusieron 122.000 metros en redes de acueducto y 138.249 en alcantarillado. La cobertura actual es de 98% y 96%, respectivamente. Gracias al reservorio de agua potable, Cali pasó de 38 cortes del servicio en 2007 a tres en 2011, pero los eventos de contaminación y alta turbiedad del río Cauca persisten.Una de las tareas principales está en mejorar la calidad del agua potable para el área rural. El 100% del área urbana recibe agua potable sin riesgo para el consumo humano. En el área rural, solo un corregimiento goza de esa condición, mientras tres tienen riesgo alto, y los otros, riesgo medio. En cuanto a energía eléctrica, la cobertura residencial a diciembre de 2011 fue de 96,66%, dos puntos más que al inicio del año. En telefonía, la participación de Emcali pasó de 79% a 69% y en banda ancha del 49% al 35%, por lo que “urge un socio que inyecte capital”.Medio ambienteLa recuperación de las cuencas de los ríos es una de las prioridades, asegura el ambientalista Alberto Ramos. Señala que hay que recuperar los espacios invadidos de las orillas de los ríos y reforestar las cuencas, “trabajo que hasta ahora no se ha hecho”. Beatriz Orozco, directora del Dagma, añade que la minería rural, tanto legal como ilegal, tienen un fuerte impacto en la calidad del agua, especialmente la de carbón. Los ríos con menor calidad de agua al llegar al Cauca son el Aguacatal, el Lili, el Cañaveralejo y el Cali. Otro de los aspectos que preocupa es el de la contaminación auditiva. Doce de las 22 comunas presentan niveles de ruido superiores a 70 decibeles, que es superior a lo permitido en los sectores comerciales (en los que más ruido hay). En cuanto a la situación del aire, la ciudad ha mejorado, por el uso de combustibles más amigables. El déficit de árboles es otro aspecto que debe tratarse, pues aunque Cali pasó de 193.070 árboles en 2006 a 280.000, es decir 0,1 por habitante, la Organización Mundial de la Salud recomienda 0,33 por habitante.Seguridad ciudadanaUno de los retos de la actual administración es reducir el número de hurtos y homicidios. Cali tiene una de las tasas de homicidios más altas en el país y Latinoamérica. En 2011 se cometieron 1.845 homicidios, 328 más que en 2007. El 70% de los homicidios en la ciudad están asociados a delincuencia y 22% a problemas de convivencia.Uno de los factores más preocupantes es el de las pandillas. Hace cuatro años, las pandillas participaban con el 4% de los presuntos móviles. En 2011, corresponden al 12%. Los casos han crecido un 245%. En total, las capturas de menores crecieron un 33% en ese periodo. El 88% de los homicidios en 2011 fueron cometidos con arma de fuego. Para ello, la actual Administración ha implementado el plan desarme en las comunas 13, 14, 5, 18 y 21. También se ha implementado el Plan de Vigilancia Comunitaria, mediante el cual se ha logrado aumentar las capturas en flagrancia, de 6.573 en 2011 a 8.417 en 2012 y evitar 10 actos terroristas, entre enero y julio. La seguridad se reforzará desde noviembre con 800 efectivos y 131 cuadrantes más.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad