Primeros acercamientos para frenar la ocupación de los Farallones de Cali

Primeros acercamientos para frenar la ocupación de los Farallones de Cali

Diciembre 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Primeros acercamientos para frenar la ocupación de los Farallones de Cali

La primera mesa de concertación se realizó en Bogotá con participación de 67 delegados campesinos.

Campesinos y ocupantes de zonas protegidas forman parte de una mesa de concertación nacional para evitar deterioro de parques naturales de todo el país.

Con el propósito de contrarrestar los estragos ambientales que la ocupación ilegal está ocasionando en los parques naturales del país, los funcionarios de esta dependencia nacional instalaron la primera mesa de concertación con campesinos.La mesa de diálogo ya se realizó con la participación de 67 delegados de campesinos y ocupantes de los parques, entre los que estaban residentes del parque nacional Farallones de Cali."En la mesa se busca llegar a establecer una política que responda tanto a la protección de los parques como a mejorar la calidad de vida de la población que habita en ellos, así sea que logremos que algunos se relocalicen o alternativas para ayudarlos con negocios naturales asociados a la conservación del parque, restauración ecológica, ecoturismo, mantenimiento de zonas protegidas, entre otros", explicó Carolina Jarro, subdirectora de gestión y manejo de áreas protegidas de Parques Nacionales Naturales.La funcionara indicó que se revisará los lugares donde habitan los campesinos y si alguno vive en un área donde se causa mayor afectación medioambiental, se evaluará una posible reubicación.De hecho, el problema de ocupación y viviendas en zonas protegidas es preocupante en por lo menos ocho parques naturales, entre los que están los Farallones de Cali, donde hay cerca de 489 predios (entre Cali, Jamundí y la zona andina de Dagua).La población que vive en estas áreas ha contribuido a su deterioro por la práctica de la agricultura, ganadería e incluso siembra de cultivos ilícitos, y además los residentes de estas zonas no tienen acceso a educación, salud y créditos, indicó Carolina Jarro.Jaime Celis, jefe del Parque Natural Farallones de Cali, destacó la importancia de la realización de este proceso e indicó que es la primera vez que los funcionarios se pueden sentar con los campesinos y ocupantes de los predios."En Cali es muy particular el tema porque aquí ha habido reconocimiento de los derechos de esta población por otras entidades, porque les cobran impuestos y ese tipo de cosas; eso genera más inconvenientes porque se ha hecho de una forma inadecuada, se han titulado predios donde no se debe y en fechas en las que no se debe", añadió Celis.De acuerdo con la funcionaria Jarro, en Cali esta mesa permitirá frenar el proceso de transformación que han tenido los Farallones, donde la ocupación ha ido en aumento, "y esto está transformado fuentes de agua que abastece a Cali, Jamundí y Dagua"."Vincular a la población en la conservación del parque va a ayudar a la protección y apropiación ya que ellos mismos nos ayudarán a defender estas áreas que son patrimonio de los colombianos", dijo Jarro.Por su parte, Rafael Antonio Garzón, campesino vocero de los residentes en los Farallones de Cali, dijo que hay un interés en participar de esta mesa de concertación, no sólo en los campesinos de la región sino de los de todo el país.Garzón, habitante del corregimiento de Villacarmelo de Cali y quien será uno de los dos delegados de la región en la mesa nacional, dijo que hará respetar la voz de los campesinos que viven en la zona para que se de una solución concertada y una reubicación digna para quienes necesiten de esta.Denunció además la invasión de personas que proceden del Cauca y Chocó para trabajar en minería ilegal en la parte alta de los Farallones. También alertó de los graves problemas que están causando la agricultura indiscriminada y la presencia de "supuestos profesionales" que están comprando terrenos para construcción de viviendas.Hace menos de un mes, la Personería de Cali constató la presencia de cerca de 120 familias en zona protegida del parque natural Farallones de Cali, específicamente en los corregimientos de Los Andes, Pichindé y Pance.Durante la inspección, la Personería indicó que el Municipio ha sido permisivo frente a esta problemática, lo que ha entorpecido las gestiones de otras entidades para contrarrestar esta situación, propiciando fragmentación de ecosistemas, la variación de cobertura boscosa y expansión de la frontera agrícola.La minería ilegal es otra de las prácticas que tiene en amenaza a los Farallones. De acuerdo al más reciente estudio divulgado por la entidad, se encontró la presencia de mercurio y cianuro en las aguas de los ríos que nacen en el parque, contaminación que puede poner en riesgo a más de 500 mil personas.El Parque Nacional Natural Farallones de Cali es una de las 56 áreas protegidas del sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia y una de las más antiguas, creada en 1968, con una extensión de 197.754,3 hectáreas.Las mesas de concertación con los campesinos continuarán durante todo el 2015 con el objetivo de construir una política pública que permita la adecuada conservación de los parques del país. En la mesa nacional participarán 15 delegados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad