Presidente de Metrocali explica su plan de choque para sacar al MÍO adelante

Julio 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre Tobón, editora de Cali
Presidente de Metrocali explica su plan de choque para sacar al MÍO adelante

Armando Garrido, presidente de Metrocali.

El presidente Armando Garrido ha librado esta semana en el Concejo una dura batalla defendiendo su plan para sacar al MÍO de su profunda crisis. Conozca la propuesta que hasta ahora no logra convencer al Cabildo.

Una dura batalla ha librado en el Concejo esta semana el presidente de Metrocali, Armando Garrido, defendiendo su plan de choque para sacar al MÍO de la profunda crisis en la que se encuentra. No la ha tenido fácil.

Argumentando que hay serias dudas jurídicas, el Cabildo se muestra resistente a aprobar el subsidio a la tarifa del pasaje por $ 340 (que se aplicaría por seis meses) y que tiene por objeto la ‘gestión de la demanda’. Garrido se sostiene en que está convencido de que este es el camino.     

¿Qué es lo que busca en esencia esta propuesta?

Este proyecto es la primera etapa de una estrategia de mediano plazo (18 meses) que nos permitirá diseñar un modelo de sostenibilidad financiera para el MÍO y conseguir una meta de pasajeros que consideramos posible. Seguirá hasta completar los cuatro años del gobierno Armitage, donde vamos a estabilizar el modelo.

Lo que están proponiendo es un subsidio a la tarifa del MÍO…

Lo que se propone es un subsidio orientado a gestionar la demanda. No es un subsidio a la demanda y eso es importante entenderlo.

¿Qué quiere decir eso de gestionar la demanda?

Quiere decir lograr que, mediante una buena prestación del servicio, tengamos una mejora sustancial, que el sistema logre conquistar a  caleños que utilizan transporte público, pero que no se suben al masivo.

¿Cómo haría esa reconquista?

Tiene que haber más buses, más y mejores rutas y eso se mide  en que se ofrezcan más kilómetros recorridos. Ese incentivo económico es para lograr que la oferta se mejore en la medida en que queremos.

¿Cómo se aplicaría el pago de los $ 340 por viaje?

Esos recursos  serán reconocidos por el Municipio  por cada uno de los pasajeros que utilice el sistema durante los siguientes seis meses contados en el momento en que se apruebe el acuerdo. El subsidio no lo reciben los operadores directamente, sino el sistema en una bolsa  que se va a administrar y distribuir con un criterio diferente al contractual.

Lea también: $340 por cada pasaje subsidiaría la Alcaldía para fortalecer el MÍO

¿Eso qué significa?

Que aquí no aplica el criterio de que de lo recaudado el 70 % va directamente a  los operadores. Se usará un reglamento que se va a establecer específicamente para este subsidio.

¿Qué va a contemplar ese reglamento? ¿Los beneficiarios van a ser los cuatro operadores dueños de los buses y la empresa de recaudo (Utr&t)?

En principio sí, pero la forma en que participan de ese subsidio será con mecanismos que estamos diseñando, que nos permitan medir cual es el compromiso de cada uno de ellos en alcanzar lo que se busca, que es generar más kilómetros. En este momento se recorren 155.000 kilómetros diarios, queremos que sean 197.000 kilómetros. Lo otro es que los buses no dejen de salir por falta de equipamento o dotación tecnológica.

La gran crítica del Concejo es que este subsidio es ilegal, que los subsidios aplican para poblaciones vulnerables (niños, discapacitados) y que en este caso, la plata termina en los operadores…

Con todo respeto, los concejales están leyendo de manera no concatenada la normatividad. Si bien en la Ley de Transporte está aprobado el subsidio genéricamente, después sale en el Plan de Desarrollo con del concepto de subsidio  destinado a gestionar la demanda. El primero es un subsidio que se hace directamente a las personas que demandan el servicio. El segundo es un subsidio que se da a un sistema para que desde su gerencia (Metrocali), con sus actores,  se logre mover los mecanismos necesarios para mejorar el servicio y por lo tanto atraer a los pasajeros. Estamos comprometidos y seguros de que estamos interpretando la ley toda conjunta. 

Lea también: "Hay dudas sobre proyecto para el MÍO": ponente de la iniciativa de subsidio del Masivo

No es la primera vez que se habla de inyectarle recursos al sistema con el ánimo de revivirlo y encontrar una sostenibilidad a largo plazo. ¿Cómo garantiza que con estos $24.000 millones (que sumará el subsidio en seis meses) no pasará lo mismo que con los demás ‘salvavidas’? 

Por dos razones, esto no es un pañito de agua tibia. La primera, porque no es una medida aislada, está amarrada a un compromiso a seis meses de tener diseñado y negociado un modelo de sostenibilidad  y después siguen doce meses de estabilización de la demanda, con un incremento paulatino hasta 650.000 pasajeros. Después siguen otros 24 meses en los que vamos a estabilizar el sistema dentro del nuevo modelo de sostenibilidad financiera. En las veces anteriores se les ha dado recursos a los operadores a través de unos fondos, pero que van directamente a ellos. 

¿Con este plan de choque aumentará la demanda de pasajeros en estos seis meses? Hoy estamos en 461.000 pasajeros día, una de las cifras más bajas de la historia...

No hay una meta fijada especialmente, pero no es imposible que lleguemos a 500.000 pasajeros. 

Si aprueban este subsidio, ¿qué pasará cuando pasen los seis meses?

Queda sobre la mesa e implementado contractualmente un nuevo modelo de sostenibilidad financiera, que significa un replanteamiento de las reglas del juego, siempre dentro del marco legal, probablemente con una nueva matriz de responsabilidades entre los diferentes actores y una nueva matriz de obligaciones. 

¿Renegociarán los contratos con los operadores?

Muy probablemente los tenemos que renegociar, porque son muchos los ajustes que hay que hacer y hay que tocar temas estructurales, como la distribución de la bolsa, como la matriz de riesgos.

La administración Guerrero también dijo que había renegociado los contratos y eso se planteó también como una solución estructural…

En mi lectura son dos niveles distintos de renegocación, una que son unos modificatorios, que se firman con un otrosí, donde la estructura básica del contrato no se toca.  Lo que nosotros estamos previendo es una renegociación más de fondo.

¿Qué es lo que quieren renegociar con los operadores? 

Tienen que mejorar sus niveles de eficiencia y nosotros debemos tener todas las herramientas para exigirles  en el corto plazo y en el día a día. El Estado no puede pagar ineficiencia en un operador que está prestando un servicio público. Los operadores tienen que  revisar y renegociar con sus intermediarios financieros las estructuras financieras de sus negocios. Otro elemento es que hay que encontrar un mecanismo para que los actores distintos a gobierno municipal pongan más recursos.

¿La Nación?

No necesariamente, la Nación ha dicho que no y no estamos contando con eso. Hablamos de recursos que se necesitan para reflotar la operación.

Son los $120.000 millones de los que usted ha hablado para poner a rodar en óptimas condiciones el 100 % de los buses. ¿Qué actores pondrían más recursos?

Hay que buscar la solución en  una combinación. De un lado están los actores privados (concesionarios y las entidades financieras), con los que hay que trabajar para encontrar la manera mediante la cual  puedan, de  forma segura y confiable, suministrar un capital adicional para reflotar la operación. Del otro lado, el Municipio tiene que explorar cuál es el nivel de subsidio que podría darle al sistema dentro de un esquema de modelo financiero sostenible de largo plazo y en el marco de la ley, como ocurre con la gran mayoría de los sistemas de transportes del mundo. Finalmente, la Nación y las entidades multilaterales, que probablemente tienen un papel muy importante qué jugar aquí, en el suministro de un marco financiero de largo plazo.

¿Qué han contemplado si el proyecto no prospera?

He percibido en el Concejo una conciencia mayoritaria de que el sistema es muy importante y que hay que hacer todo lo que sea necesario, pero también legalmente viable, para que salga adelante. Si por cualquier motivo la cosa no sale, eso nos complicaría un poco el caminado y habría que buscar cómo logramos tomar las medidas de corto plazo para hacer el tránsito desde hoy al momento en que hacia el final del año esté definido un modelo financiero sostenible de largo plazo. Cada vez estoy más convencido de que somos capaces  y que de lo vamos a sacar adelante. Tengo bastante confianza en eso.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad