Preparan plan para recuperar el humedal Cañasgordas

Julio 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Preparan plan para recuperar el humedal Cañasgordas

Parte de uno de los espejos de agua de este humedal era utilizado como lago privado en una vivienda del sector. El ecosistema se ubica entre las avenidas Cañasgordas y Peñas Blancas y la calle de Los Pedrones.

Sembrar árboles y atraer fauna son las ideas, tras restablecer 34.000 metros que tenían algunos privados.

Un año se tardará el Dagma en recuperar el ecosistema del humedal Cañasgordas, que esta semana le fue quitado a unos   privados que durante  mucho tiempo se adueñaron de ese rincón verde, localizado  en el sur de la ciudad.

Allí, explica la líder del grupo de Ecosistemas del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Ana María Valencia, las intervenciones de los vecinos interrumpieron el corredor biológico de fauna silvestre y afectaron las especies de flora representativas del humedal.

“La gente sembró durante todo este tiempo  especies que no son propias de la zona, como swinglea y bambú. Esto, sumado a que otros hicieron muros en piedra,  cemento y malla dentro del área de influencia del humedal, era una amenaza para la preservación de los animales que allí conviven porque impedían su movilidad  en esa zona de protección”, aseguró Valencia, quien añadió que en el humedal se encontraron plantaciones de piña, sábila, papaya, naranja, limón y guanábana.

Ante esto, la Líder del Grupo de Ecosistemas del Dagma indicó que este año se realizará un plan de manejo de este humedal, para determinar cuál debe ser la hoja de ruta entorno a su mantenimiento y conservación.

Sin embargo, entre las acciones inmediatas que se implementarán para restablecer las condiciones naturales en este espacio, se contempla la siembra de especies nativas de flora, como burilico y manteco, que son propias del ecosistema. También se plantarán otras especies que obedecen al bosque seco tropical, que es típico de Cali y caracteriza particularmente el corredor ambiental de la Comuna 22.  

“Otra área que tendremos que recuperar es el espejo de agua, dado que una porción también fue apropiada por un privado y ya se restableció. Otra de las reservas de agua se secó porque le echaron escombros, residuos vegetales y desviaron la quebrada que la alimentaba, por lo que tendremos que investigar dónde está ahora y restituir el cauce original”, apuntó la funcionaria, agregando que se espera que este humedal sea un centro de investigación de servicios ecosistémicos, que sea un santuario para la flora y fauna en el Sur.

Acerca del humedal Cañasgordas

De acuerdo con la CVC, este humedal es uno de los más biodiversos de la ciudad. En este espacio de 4 hectáreas hay más de 85 especies de plantas, 52 especies de aves, 7 de reptiles,  6 de mamíferos, 5 de peces y 3 de anfibios.

Entre las especies de aves de las que se tiene registro en ese humedal, dos se encuentran amenazadas a nivel regional, como son la guacharaca y la cotorra cheja; una está clasificada como endémica, que es el batará carcajada; y otras dos son migratoras neárticas: la golondrina tijereta y la piranga roja.

Cabe anotar que en la mayoría de su extensión, el humedal Cañasgordas está formado por la quebrada Gualí, pero en parte de su recorrido se forman lagos que sirven como áreas de regulación de los excesos de agua en temporadas de lluvias intensas.

Un informe de  la Fundación Río Cauca señaló que en este bosque seco tropical de cuatro hectáreas había tres lagos, pero solo queda uno, “el cual está colmatado en aproximadamente un 80 % de su superficie por vegetación acuática emergente y flotante, típica de ecosistemas acuáticos epicontinentales tropicales que presentan carga orgánica... el humedal no presenta un sistema adecuado y funcional de entrada y salida de agua para su balance hídrico”.

Entre las problemáticas del humedal, según Río Cauca, están la falta de estabilidad del suelo, cambios en la calidad del agua y erosión sobre los taludes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad