Preocupación entre vecinos de la Calle 5 por inicio de obras del MÍO en la zona

Abril 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción

Un ambiente de preocupación se percibe entre los vecinos de la Calle 5 entre carreras 56 y 100, donde el próximo 7 de mayo Metrocali iniciará trabajos de recuperación del espacio público y rehabilitación de los carriles mixtos.

Un ambiente de preocupación se percibe entre los vecinos de la Calle 5 entre carreras 56 y 100, donde el próximo 7 de mayo Metrocali iniciará trabajos de recuperación del espacio público y rehabilitación de los carriles mixtos (carriles distintos al MÍO). Todo porque varios de ellos consideran que la ejecución de estos proyectos traerá más problemas de movilidad a la ciudadanía y afectará a los comerciantes de la zona.Uno de ellos es Gonzalo Aristizábal, propietario de un negocio localizado en la Calle 5 con Carrera 61, para quien esta obra “será el quiebre para todos los negocios del sector”.Lo que para el Gobierno Municipal es una labor de recuperación del espacio público consistente en la reducción de las bahías de parqueo de varios establecimientos del sector, para él llevará a que los clientes se “aburran” y no vuelvan.Pero las quejas no son sólo de los comerciantes. Julieta Sepúlveda, residente en el barrio Pampalinda, sostuvo que “no ha existido organización para hacer obras en la ciudad. Cuando hicieron lo del MÍO debieron haber ejecutado todo de una vez, para no estar causando malestares a la comunidad”.Agregó que “no únicamente los comerciantes son los afectados, somos todos, porque el problema de movilidad también se agudizará”.En palabras de Javier Castaño, quien tiene un estanco desde hace 31 años en la Calle 5 con Carrera 62, el reclamo está en que sus ventas bajarán hasta el punto de tener que cerrar. Igual opinión expresó Carmen Bedoya, empleada de una lavandería, para quien “no es justo que el Municipio esté poniendo en juego la comida de los demás. Está bien que organicen la ciudad, lo que no está bien es que no tengan en cuenta a la comunidad para hacerlo”.Según explicó Juan Fernando Arango, funcionario de Metrocali encargado de la supervisión del contrato, la obra consiste en “la organización total de los carriles mixtos, pues cuando hicimos los carriles de sólo bus no había el presupuesto para realizar lo otro”.Con respecto a las bahías de parqueo, indicó que “éstas no van a desaparecer, como mucha gente piensa, vamos a reducirlas para recuperar el espacio del peatón”. A su vez, Julián Ocampo, ingeniero de la empresa Ingeniería de Proyectos S.A., encargada de la interventoría de la obra, explicó que “la idea es que los vehículos no queden parqueados en forma diagonal sino linealmente y así darle espacio al peatón. Para ello haremos una ampliación de los andenes”.Sin embargo, tanto vecinos como comerciantes aseguraron que con esta nueva forma de estacionamiento cabrán menos vehículos y disminuirá la clientela de los negocios de la zona.“Ellos nos dicen que sólo se hará una reducción de las bahías de parqueo, pero realmente parqueo no va a haber. Va a pasar lo mismo que hicieron en el Parque del Perro, donde el espacio es tan reducido que no hay dónde estacionar y a los clientes eso los cansa”, comentó María Emilia Tovar, dirigente de Kokoriko.Otro de los establecimientos que se considera perjudicado con el proyecto es Panadería Paola, que hace año y medio funciona en la Calle 5 con Carrera 57.Su administradora, Patricia Palacio, sostuvo que “mis clientes vienen en sus vehículos a desayunar, almorzar o comer. Si cierran las calles ya no tendremos clientela y eso nos obligaría a dejar sin empleo a por lo menos la mitad de las trece empleadas que tenemos”. Precisamente, uno de los antecedentes que mencionan los comerciantes es que cuando Metrocali ejecutó las obras del MÍO sobre la Calle 5 muchos de ellos se vieron perjudicados en ese sentido.“Sin embargo, fuimos pacientes y aguardamos hasta que todo volvió a la normalidad, pero no es justo que otra vez estén en las mismas”, señaló el propietario de un negocio que pidió omitir su nombre.Según él, cerca de 35 locales ubicados entre las carreras 56 y 80 se verán afectados por la intervención que se piensa hacer en esa zona del sur de la ciudad.AvancesPersonal de Conalvías S.A., encargada de la ejecución de la iniciativa, realizó un recorrido con empleados de la firma interventora para verificar en el terreno las zonas en las que se harán los trabajos y el uso que se le está dando en la actualidad a cada bahía de parqueo.“Estamos en el proceso de preconstrucción, es decir, en los ajustes y diseños. Ya comenzamos a hacer las visitas correspondientes a los residentes cuyas viviendas estén ubicadas en plena Calle 5 para realizar las actas de vecindad, o sea, verificar el estado del inmueble antes y después de la obra”, explicó Astrid Mercado, directora de Ingeniería de Proyectos S.A.En efecto, Juan Fernando Salgado, quien vive en el barrio El Refugio, afirmó que “hace poco vino un muchacho a tomarle fotografías a mi apartamento, porque queda justo hacia la Calle 5. Lo que me explicaron es que en caso de haber un daño por la vibración de la maquinaria me lo pagarán”.También le indicaron que los trabajos deberán estar listos para el 6 de mayo del 2012 y que demandarán la inversión de $25.562 millones, de los cuales $1.240 millones corresponden al contrato de interventoría.Según Ocampo, la rehabilitación de la calzada comprendida entre las carreras 56 y 100 se realizará en dos fases; cada una con cinco etapas, para evitar caos en la movilidad.Sin embargo, comerciantes y vecinos temen que el desarrollo de la obra sea “tan lento” como ha sido en otras partes de la ciudad.Moisés Benavidez, quien vive y trabaja en el almacén Moshe Bike, manifestó que “si trabajaran las 24 horas del día tal vez no sería tan mala la idea, el problema es que aquí ponen una fecha de culminación, pero a eso hay que agregarle dos años más”.Por ello es que los comerciantes se unieron para pedir una vez más que sus voces sean escuchadas: “Llevamos una carta a la Alcaldía para que no haga esto con nosotros”, apuntó la administradora de la Panadería Paola. Y aunque confían en recibir una respuesta positiva a esa petición, lo cierto es que el proyecto sigue socializándose porque el cronograma de la obra sigue marcado el 7 de mayo como la fecha de iniciación de los trabajos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad