Preocupa aparición de invasión en lote del Municipio ubicado en el oeste de Cali

Preocupa aparición de invasión en lote del Municipio ubicado en el oeste de Cali

Septiembre 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Preocupa aparición de invasión en lote del Municipio ubicado en el oeste de Cali

En un bosque que es de propiedad del Municipio viven varias familias en condiciones de pobreza. Vecinos dicen que a este sitio están llegando nuevos hogares.

Vecinos de Santa Teresita aseguran que está llegando más gente a un bosque de propiedad del Municipio.

El sonido de machetes y martillos no deja dormir a los residentes de Santa Teresita, en el oeste de Cali. Al bosque que queda entre este barrio y Bellavista, están llegando nuevas familias invasoras.Los rumores dicen que les están pidiendo hasta $10 millones por lote, pero según uno de los residentes de la zona, que se identificó como Luis, a él le tocó pagar $3 millones.Matilde Rodríguez, residente en uno de los edificios vecinos al bosque, dijo que le ha escrito al Dagma para que les permita a los residentes del barrio adoptar la zona verde.“Pero son cartas sin respuesta. Aún así hemos sembrado algunos árboles y plantas ornamentales, pero nos preocupa el abandono estatal”, señaló la señora Rodríguez. Otro de los problemas de la zona es una construcción abandonada frente al edificio Bosques de Santa Teresita. Uno de los afectados, José Fernández, aseguró que la tubería de agua no está cubierta y que la casa de vigilancia de la construcción fue hecha en predios del Municipio. “Es una total falta de control de parte del Municipio. Cuando llueve, este sitio se llena de agua y es criadero de zancudos”, explicó la señora Beatriz de Domínguez, habitante del barrio Santa Teresita.El País pudo verificar que existen construcciones en el bosque. Algunos de los residentes, como Julio Riascos y Segundo Ñañez, dicen que llegaron al sector hace más de quince años.“Gente nueva no está llegando, pero es posible que hayan vecinos que se fueron y le vendieron la mejora a otras familias, pero acá no se están tumbando más árboles”, aseguró Ñañez.En la Vía al MarAl corregimiento de El Saladito también están llegando nuevos invasores, aseguraron algunos residentes del sector. La invasión, según dicen, es promovida por una persona que asegura ser dueña de una franja de lote ubicada dentro del Parque Nacional Natural Farallones.Las nuevas casas quedan entre la montaña, muy cerca de un centro de rehabilitación conocido como Villa Brenda. “El problema es que se le avisa a la Alcaldía para que tome el control y haga los desalojos, pero la queja es atendida seis meses después, cuando la gente ya no tiene cambuches sino casas de cemento y ladrillo”, dijo uno de los residentes del sector que solicitó la reserva de identidad.Vecinos dicen que una edificación en la Vuelta del Cerezo, a la entrada de La Elvira, tampoco cuenta con permisos. “Es una construcción que le quita visibilidad a la salida de los carros y que fue hecha practicamente en la franja de protección de la Vía al Mar”, explicó uno de los propietarios de una finca de descanso en La Elvira. El País intentó comunicarse con la corregidora de El Saladito, Marleny Ángulo, pero no contestó su celular.Sobre las nuevas invasiones, el secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, dijo que hará una inspección en estas zonas. Y aseguró que no existen quejas sobre estas situaciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad