Precio de buses para chatarrizar, un nuevo enredo para el MÍO

Octubre 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Precio de buses para chatarrizar, un nuevo enredo para el MÍO

En sitios como las inmediaciones del Terminal de Transporte, los buses colectivos y el MÍO compiten por los ciudadanos que usan el transporte público.

Los transportadores piden entre $150 millones y $180 millones y los operadores no ofrecen más de $64 millones, precio que fijó el Conpes que autorizó el crédito de los $90.000 millones

Quince días después de la firma del documento Conpes que les dio el respaldo financiero a los operadores del MÍO para conseguir un crédito de $90.000 millones destinados a la chatarrización de los buses tradicionales, las asociaciones de pequeños transportadores aseguran que no hay propuestas claras sobre cómo se hará la reducción de oferta de los buses que aún circulan en Cali. Alexis Guevara, presidente de la Asociación de Transportadores de Cali, Asotranscali, dijo que no se sabe exactamente cómo serán las negociaciones, ni cómo se les pagarán los buses. “En este proceso estamos como convidados de piedra”, aseveró. Como se recordará, 1350 buses tradicionales aún prestan servicio de transporte en la ciudad. Estos mueven diariamente 300.000 pasajeros. Ese parque automotor, tal como se estructuró el sistema de transporte masivo de Cali, deberá ser retirado en su totalidad porque el MÍO cobija toda la zona plana. La ladera seguirá siendo atendida por los camperos, que deberán organizarse para integrarse al masivo.Guevara explicó que les preocupa que la oferta que hagan los operadores sea inferior a los precios fijados a las tablas de chatarrización propuestas por ellos el año pasado, cuando se desató la crisis que paralizó la ciudad por dos días.Miguel Ángel Victoria, presidente de la Asociación de Pequeños Transportadores de Cali, Asoprotrans, indicó que en las tablas se estimó que la tarjeta de operación vale $120 millones por bus. “Allí estamos valorando cuánto vale salirnos del negocio”, explicó.Adicionalmente, los transportadores piden la compra del vehículo por las tarifas de Fasecolda (gremio de las aseguradoras que establecen precios de mercado de los vehículos usados) y el pago en una sola cuota del Fondo Fresa (Fondo para la Reconversión Económica, Social y Ambiental), que compensa a los transportadores tradicionales por la chatarrización de sus buses. Este lo paga Metrocali del 7 % de la tarifa de cada pasaje que mueve el masivo.Esto sumaría un valor que oscila entre $150 millones y $180 millones por cada bus del servicio tradicional.Óscar Pineda, representante de la Sociedad de Propietarios y Transportadores, Soproter, manifestó que los propietarios de los buses no les creen a los operadores. “A nadie le interesa que le paguen por su negocio a cuotas y cuando dicen que compran de contado una vez se presente el certificado de la reducción de oferta (que entrega la Secretaría de Tránsito) el desembolso se demora cuatro meses o incluso más”, señala. Según los transportadores, hay por lo menos unos cincuenta propietarios que hicieron la reducción de oferta con los operadores Unimetro y GIT Masivo a los cuales les deben sus vehículos. Posición de los operadoresEduardo Bellini, gerente de Blanco y Negro Masivo (uno de los operadores), dijo que el Conpes se estructuró para que por cada bus se paguen máximo $64 millones, “tal como les dijo el Alcalde a los transportadores en reuniones que se realizaron el año pasado”. “Que ellos (los propietarios de los buses tradicionales) pretendan más es otra cosa, pero el Gobierno fue serio en conseguir el aval para el crédito que vamos a hacer los operadores para continuar con la chatarrización. No se puede especular ahora con los precios”, explicó Bellini.Sebastián Nieto, gerente del operador Unimetro, dijo que las asociaciones no representan a la totalidad de los propietarios y que las negociaciones se harán con cada uno de los dueños de los buses.Sobre las demoras en los pagos a los propietarios que hicieron la reducción de oferta con Unimetro, Nieto indicó que compraron a crédito 40 buses en julio. “En los contratos establecimos que su pago era por cuotas y por eso se les debe a algunos”.El País intentó contactar a César Vergara, gerente de GIT Masivo, para que diera su versión sobre las denuncias del no pagos de los buses chatarrizados por este operador, pero no fue posible establecer comunicación.Tanto Unimetro como Blanco y Negro Masivo indicaron que ya comenzaron a hacer contactos con los propietarios de los buses del sistema tradicional con el fin de negociar los vehículos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad