Potrerogrande apuesta por la convivencia con programas de derechos humanos

Potrerogrande apuesta por la convivencia con programas de derechos humanos

Mayo 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Potrerogrande apuesta por la convivencia con  programas de derechos humanos

En una de las casas de Potrerogrande, que tienen no más de 48 metros cuadrados, pueden vivir hasta 14 personas.

En el barrio Potrerogrande del oriente de Cali, habrá Casa de los Derechos Humanos. Con fútbol buscan borrar ‘fronteras invisibles’.

La creación de una Casa de los Derechos Humanos y la implementación de un programa de fútbol con jóvenes del barrio son las apuestas de la Federación Nacional de Personeros, la Personería Municipal, Unicef, el Gobierno de Noruega y la embajada de Suecia, entre otros, para combatir los efectos de la violencia en las calles de Potrerogrande.El anuncio se dio el lunes durante la visita de una comisión de las Naciones Unidas y la Personería de Cali, que realizaron una encuesta para determinar las condiciones de hacinamiento, supervisar los derechos de los niños y revisar la estructura de las viviendas de la urbanización.Una de las estrategias a desarrollar será ‘Golombiao’, un programa que utiliza el deporte, el juego y la recreación para el fortalecimiento de entornos protectores para los niños y jóvenes, que aseguren su desarrollo, mediante la promoción de la convivencia, la participación y la equidad de género.“La idea es que a través de este programa se cree una convivencia pacífica entre los jóvenes de esta zona de la ciudad, a través de la conformación de equipos mixtos de fútbol”, dijo el director ejecutivo de la Federación Nacional de Personeros, Camilo Fonseca.Por su parte, Washington Alomía, presidente de la Junta de Acción Comunal de Potrerogrande, señaló que “aquí se necesitan espacios que sean significativos para la población. Necesitamos centros de formación deportiva multimodal, para que a través del deporte se pueda atraer a los jóvenes y se les dé un enfoque profesional”.Entre tanto, la Casa de los Derechos Humanos que se instalaría en este barrio tendría como función ser el centro de recepción de denuncias de violaciones de derechos de las personas de Potrerogrande.Ante esto, Fanny Grueso, habitante de Potrerogrande, advirtió que “ojalá esa estrategia sirva para combatir las problemáticas de este barrio”.Según Fonseca, estos proyectos se empezarían a desarrollar entre julio y agosto de este año y contarían con una inversión que ronda los $150 millones.Por otra parte, el miembro de Fenalper señaló que en la zona hay una carencia de atención social para la comunidad. “No se identifican programas sociales en el proceso de reubicación, que no solamente es poner a la gente en una casa sino que eso implica una serie de variables que le permitan a las personas desarrollarse. Hacen falta escenarios de empleabilidad y emprendimiento”, reclamó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad