¿Por qué sentimos más calor del que marca el termómetro?

¿Por qué sentimos más calor del que marca el termómetro?

Marzo 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Por qué sentimos más calor del que marca el termómetro?

La temperatura marca 24 grados centígrados bajo la sombra. La 'sucursal del cielo' vive un intenso verano.

La sensación de calor que se vive en Cali se debe a la alta humedad que registra en el ambiente. Las temperaturas en la noche superan los 22 grados centígrados.

La sensación de calor es permanente. De hecho, las temperaturas de la madrugada y la noche superan los 22 grados centígrados, según el promedio de los registros que lleva la CVC durante los últimos cinco días.Saúl Ramírez, de Hidroclimatología de la CVC, indicó que la temperatura promedio de los últimos días ha estado en los 24 grados centígrados, siendo el mediodía y la tarde donde se registran los momentos más cálidos del día.“Sin embargo, la gente siente más calor porque la humedad relativa (humedad en el ambiente) está muy alta”, explica el funcionario de la CVC. Para que la sensación de calor que siente el cuerpo sea concordante con la temperatura bajo sombra, la humedad en el ambiente debe marcar un promedio del 70 %. “Pero en estos días ha estado en rangos de 85 %, por eso es que se sienten los días tan calurosos”, anotó Ramírez.De acuerdo con la medición de la CVC durante los últimos cinco días, las horas donde aumenta considerablemente la temperatura están en el rango del mediodía y las 4:00 p.m. Los momentos más frescos del día, de acuerdo con los registros de la autoridad ambiental del Valle, están entre la medianoche y las 6:00 a.m.Rodrigo Zamorano, director del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo, indicó que el calor de la época es “normal” y no tiene nada que ver con la probabilidad de presentarse el Fenómeno del Niño, que según los pronósticos de la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (Noaa por sus siglas en inglés) es del 50 % y su incursión, de darse, será leve.“Eso permitirá que pueda haber el cultivo de alimentos y la generación de energía sin riesgos de desabastecimiento del agua. El llamado es a que no se especule con los precios de los alimentos y de la energía, porque las condiciones están dadas para que tengamos un período de tiempo normal”, acotó Rodrigo Zamorano.El último Fenómeno del Niño que ocurrió en el país fue entre julio del 2009 y abril de 2010, que dejó grandes pérdidas en el sector del agro y obligó al racionamiento del agua en algunos municipios. Saúl Ramírez, funcionario de la CVC, explicó que “marzo es un mes de días de calor con días de lluvia. Habrá más lluvias en la medida en que se vaya terminando el mes y se acerque abril, cuando empiezan las precipitaciones y se ubicará el pico más alto de las lluvias”. El Ideam informó que en la región andina (incluido el Valle del Cauca, a excepción de Buenaventura, q ue se considera litoral Pacífico) habrá lluvias en los meses de abril y mayo, pero existe la posibilidad de que su intensidad sea menor a la registrada en otros años.RecomendacionesEntre tanto, para soportar las altas temperaturas, Zamorano recomendó a los habitantes de la ciudad mantenerse hidratados, usar protección solar y evitar exponerse directamente al sol.Adicionalmente, indicó que se debe hacer un uso responsable del agua, “porque aunque no hablamos de Fenómeno del Niño, sí hubo una reducción en el nivel de las lluvias en lo que va corrido de este año y el final del 2014”.En diciembre hubo 20 % de déficit de lluvias, 25 % en enero y 28 % en febrero, según la CVC, lo que hace que los niveles de los ríos estén ligeramente bajos con respecto a lo registrado en esta misma época de años anteriores.En el río Cauca, a su paso por la estación de Juanchito (de la CVC), se registró ayer un caudal de 215 metros cúbicos por segundo, lo que se considera normal.El nivel de Salvajina se encuentra en el 41,68 % del volumen total. “Eso no representa ningún riesgo de abastecimiento de agua para Cali, porque el embalse está en capacidad de entregar 260 metros cúbicos de agua por segundo y la ciudad necesita para potabilizar, procedente del Cauca, 7,5 metros cúbicos por segundo”, explicó el Director del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo. Sin embargo, Zamorano dijo que se deben seguir unos consejos para ahorrar el agua. Dentro de lo que se recomienda es el lavado de los carros con balde (no con manguera porque se hace más desperdicio), efectuar el riego de plantas y jardines en horas de la noche, ducharse rápidamente y cerrar la llave mientras se enjabona y utilizar la lavadora con la carga completa de ropa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad