¿Por qué se dice que el Concejo de Cali cumplió pero no sobresalió?

Noviembre 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Por qué se dice que el Concejo  de Cali  cumplió pero no sobresalió?

El Observatorio Cali Visible, al evaluar la gestión de la Corporación, considera que faltó más control político y que la actuación de las Bancadas preocupa. Elecciones afectaron dos últimos años.

El Observatorio Cali Visible, al evaluar la gestión de la Corporación, considera que faltó más control político y que la actuación de las Bancadas preocupa. Elecciones afectaron dos últimos años.

Un desempeño con altibajos fue el que tuvo el Concejo de Cali en el cuatrenio 2008-2011, según se desprende de la evaluación que hizo el Observatorio Cali Visible de la Carrera de Ciencia Política de la Universidad Javeriana.El estudio, que se conoció ayer, y que le hace un seguimiento a la labor que desempeñaron los integrantes de la Corporación en estos cuatro años, devela, por ejemplo, que la actuación de las bancadas es débil y que hizo falta control político a la contratación del Municipio. También se señala que las elecciones en los dos últimos años afectaron el trabajo de la institución y que la mayoría de los proyectos aprobados fueron para la financiación de programas con vigencias futuras, al tiempo que en algunos temas clave como la modificación del POT, no se avanzó. Rosalía Correa, quien coordina Cali Visible, aseguró que al hacer una lectura de la gestión del Concejo se puede decir que fue plana, “cumplió pero no sobresalió”, pese a que a la hora de evaluar individualmente a sus miembros hay excepciones con algunos concejales, por su trabajo. Sobre el control político a la Administración Municipal, que debe ser fundamental en el Concejo, Correa sostiene que aunque se hizo a través de citaciones a funcionarios, la Corporación, por ejemplo, en el tema de la contratación, que tuvo mucho peso en el Gobierno, “hizo control político a retaguardia, no a vanguardia”, pues actuaba cuando ya el tema había sido denunciado.De ahí que la Coordinadora del Observatorio sostenga que en control político debe haber una dinámica más activa, pues no hubo mayor exigencia a los funcionarios. Otro aspecto sobre el que llama la atención la analista es la Ley de Bancadas, que no se cumple ante la falta de un reglamento interno, que no ha podido aprobarse, pese a la lucha que ha dado la concejal Clementina Vélez. Sin embargo, la señora Correa reconoce que en este cuatrenio, el Concejo aprobó iniciativas importantes para el desarrollo de la ciudad, entre ellas las 21 Megaobras, la vía Bicentenario, el Estatuto de Valorización, entre otras.También destaca el acuerdo que creó la Institución educativa Nuevo Latir, que beneficia a 1.500 niños. La gestión Entre 2008 y 2011 el Concejo recibió para estudio 180 proyectos, de los que se aprobaron 85. El 81% de las iniciativa provenían del Gobierno, y el resto de parte de concejales. La mayoría de los proyectos se centró en la aprobación de vigencias futuras para el MÍO, obras en el estadio, cobertura en educación, contratación régimen subsidiado de salud, entre otros. De ese hecho, según el Observatorio, queda una gran preocupación respecto al déficit presupuestal del Municipio. “En los debates que se hicieron al Presupuesto del 2011 se dejó entrever la intranquilidad de algunos concejales respecto a ciertas partidas generales. Esta intranquilidad ha vuelto a presentarse en los primeros debates, al Presupuesto 2012”, explica Cali Visible. En la evaluación se indica que aunque hay proyectos sociales y para el desarrollo y crecimiento de la ciudad, el POT que era un objetivo del Plan de Desarrollo se quedó en el tintero. “Por tal razón, los planes parciales que fueron un tema recurrente no encontraron eco en los concejales”. Control políticoSe formularon 316 proposiciones. En el 80% se citaba a los funcionarios del gobierno para que respondieran por la ejecución de programas, mientras que el 20% fue de homenajes y condecoraciones.El Observatorio indica que, debido a la falta de información, no hay forma de corroborar que el control político haya sido efectivo, de ahí que se requiera que los debates se cumplan a cabalidad y que los concejales se documenten. “La actuación por bancadas es débil y preocupante (...) La reforma y actualización del reglamento interno es el primer paso para avanzar. Preocupa la poca voluntad política para aprobarlo”, indica el informe.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad