¿Por qué murió bebé antes de nacer en la clínica Esimed?, estas son las versiones

Marzo 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Aunque la mujer advierte de presunta negligencia médica, voceros de Esimed explican que se cumplieron los protocolos y que el bebé murió porque se le enredó el cordón umbilical en el cuello.

[[nid:513736;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/03/saludcoop-home.jpg;full;{La clínica Esimed Norte.Foto: Archivo El País}]]

El caso de una mujer de 20 años de edad que dio a luz a un bebé sin vida en la madrugada del domingo, mantiene a la clínica Esimed en la mira de las autoridades, quienes evalúan las versiones sobre el hecho.

Y es que mientras la mujer indica que no recibió atención oportuna, las directivas de Esimed argumentan que cumplieron con todos los protocolos, y que la muerte del bebé se debió a causas naturales.

El caso corresponde al de una mujer con 40 semanas de embarazo, identificada como Jessica Valencia de 24 años, quien dice que  desde el 17 de febrero estaba asistiendo al médico porque no se sentía bien, pero que después de la revisión los especialistas le daban de alta porque no encontraban anomalías.

“La fecha probable de parto era el 29 de febrero, pero ese día cuando me hicieron el monitoreo me dijeron que todavía aguantaba una semana más. Yo volví el miércoles (2 de marzo) y me hicieron otro monitoreo y me dijeron que no pasaba nada, que viniera el viernes”, dijo.

La mujer además asegura que el viernes comenzó a sentir un ardor abdominal y un dolor muy intenso en la parte baja de su vientre, pero el doctor que venía atendiéndola le dijo que esa no era una urgencia y que las contracciones estaban muy lentas. También le recomendó que si dejaba de sentir a la bebé por un periodo de seis horas volviera.

“Yo llegué el sábado a las 5:00 p.m., a la clínica porque no sentía a mi bebé hacía dos horas y me atendieron a las 8:00 p.m. Cuando me hicieron la ecografía me dijeron que no sentían el corazón de la bebé, así no más me respondieron. Después del parto, me dijeron que había nacido con el cordón umbilical enredado en el cuello y que se había ahorcado”, dijo.

El País trasladó la denuncia a las directivas de Esimed quienes dijeron que después de evaluar el caso se descarta que hubo negligencia médica, pues según la entidad, se cumplieron con todos los protocolos legales.

De acuerdo con la ginecóloga Yahiris Rodríguez Mejía, coordinadora de la Red Materno Fetal de Esimed, a la paciente se le realizaron pruebas de bienestar fetal, perfil biofísico y pruebas de monitoreo fetal que estaban completamente normales, siguiendo todos los protocolos.

“El bebé nace con el cordón umbilical amarrado al cuello, con doble vuelta y adicional una circular en banda, una complicación que puede suceder en el 30% de embarazadas y que muy probablemente fue la causa de muerte del bebé al intentar salir por el canal de parto, provocando asfixia”, explicó.

La especialista indicó que el enredo que tuvo el bebé con el cordón umbilical no se ve en ecografías ni exámenes. "Cuando uno hace un perfil biofísico y una monitoría asegura ese bienestar fetal por 72 horas, lamentablemente no contábamos con que el bebé tuviera el cordón alrededor del cuello. Se evidenció además que al momento del nacimiento el bebé no había expulsado heces fecales y que  no hubo sufrimiento fetal", indicó.

Sobre los dolores que la paciente manifestó, la especialista Rodríguez indicó que la mujer consultó en la semana 36, donde el bebé era "un niño pretérmino", y no se evidenciaron contracciones. 

"Cuando el bebé se está encajando, eso genera dolor, pero ella no evidenció contracciones. El dolor no significa que el bebé esté muerto o que algo raro está sucediendo, dependiendo claro del tipo de dolor, y a ella se le descartaron patologías asociadas; era un embarazo normal", reiteró.

Por su parte el personero de Cali, Héctor Hugo Montoya, dijo que después de una visita realizada a la clínica y entrevistas a la mujer embarazada, se evidenció que ella recibió atención médica oportuna hasta unas semanas previas al parto.

"Una personera delegada se entrevistó con ella un día después y le dio la misma versión sobre la presunta muerte del bebé, que al acomodarse se habría enredado con el cordón umbilical. Ella manifiestó que fue atendida y que le hicieron los exámenes, y esos fueron los mismos conceptos que me dio la clínica", dijo el Personero.

La Superintendencia de Salud manifestó que está a la espera de los reportes que deben enviar las autoridades de salud local y departamental, para iniciar una investigación que determine lo sucedido.

Este lunes se conoció el informe de inspección de prestación de servicios realizado por la Secretaría de Salud, tras un comité interinstitucional en el que participaron directivos de la clínica, auditores de la EPS Cafesalud, Personería y Secretaría de Salud.

En dicho informe se revela que la paciente asistió a la clínica el 16 de febrero por un "dolor bajito" y leve taquicardia, que después de exámenes de laboratorio dan resultados normales. La mujer vuelve a consulta los días 17, 23 y 28 de febrero en los que se mide la frecuencia cardiaca del feto, se evidencian movimientos fetales y se le dan recomendaciones médicas.

El día 2 de marzo, la paciente asiste a la clínica por que ya tiene 40 semanas y presenta dilatación de 1 a 2 centímetros. Se le ordena un monitoreo fetal que se realiza el 4 de marzo, y en el cual se encuentra una frecuencia cardiaca normal en el feto, con contracciones ocasionales.

Los médicos la citan a la clínica en 48 horas, pero ella asiste el día 5 de marzo a la clínica en horas de la tarde porque refiere fuertes contracciones uterinas, además de disminución de los movimientos fetales.

Según el informe, "al examen físico no auscultan frecuencia cardíaca fetal, realizándole monitoreo fetal y ecografía en el cual se confirma la ausencia de latidos cardiacos, por lo que se decide hospitalizarla". 

Luego, se explica que "a las 5:30 a.m del dia 6 de marzo, atienden el parto del feto, que presenta doble circular en cuello (con el cordón umbilical), con líquido amniótico claro y feto sin malformaciones aparentes, un peso de 3.600 gramos y 52 centímetros de talla".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad