¿Por qué la mayoría de los niños de Cali pasa de la lonchera al cigarrillo y el 'trago'?

¿Por qué la mayoría de los niños de Cali pasa de la lonchera al cigarrillo y el 'trago'?

Septiembre 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Por qué la mayoría de los niños de Cali pasa de la lonchera al cigarrillo y el 'trago'?

Daños. En la salud de niños, niñas y adolescentes el consumo de alcohol y el cigarrillo tiene graves perjuicios y riesgos a nivel fisiológico y emocional.

Presión social y mal ejemplo de los padres, entre los principales detonantes. El 80% de los adolescentes escolarizados de Cali en edades entre los 12 y 19 años ha probado bebidas alcohólicas.

El 80% de los adolescentes escolarizados de Cali en edades entre los 12 y 19 años ha probado bebidas alcohólicas alguna vez en su vida y alrededor del 60% ha fumado. Así lo dio a conocer la Secretaría de Salud Municipal de Cali en el lanzamiento de su programa Zona Libre, el cual busca la regulación del consumo de alcohol y cigarrillo.La cifra fue extractada de un estudio del Ministerio de Protección Social que reveló que el 8,5% de jóvenes que asiste al colegio toma licor semanalmente.El documento también indica que el 36,5% de los menores que ingieren bebidas embriagantes lo hace junto con sus padres u otros familiares cercanos. “Esto quiere decir que aunque en Colombia el consumo de alcohol en menores de edad se considera ilegal, es un comportamiento socialmente aceptado, conocido y permitido por la familia e instituciones educativas”, dijo el psicólogo de la Secretaría de Salud, Fernando Acosta.Juan Carlos Benítez, sociólogo de la Universidad del Valle, cuestionó que en una sociedad como la caleña se le permita al adolescente la asistencia a bares, discotecas, realización de reuniones en las casas y participación en actividades extra escolares realizadas en sitios públicos en los que se consume alcohol.“Actividades como las chiquitecas, los ‘prom’, los ‘fashions’, excursiones, quince años, son siempre realizadas bajo presencia del alcohol para celebrar y disfrutar”, agregó Benítez. Por su parte, la organización de padres de familia, Red Papaz, explicó que es importante que se hagan cumplir las normas que prohíben la venta de licor en establecimientos que no están autorizados para ello, como son tiendas y droguerías, entre otros. “Como padres debemos velar por el bienestar de nuestros hijos y exigir que no se permitan este tipo de actos ilegales. No sólo está prohibido el consumo de alcohol para menores, sino que los adultos tampoco pueden tomar en la vía pública, pero ninguna de las dos normas se cumple”, explicó Luz Adriana Flor, coordinadora de Red Papaz en Cali. La madre de familia agregó que el hecho de que los adultos consuman licor en lugares que no están permitidos y que no se les sancione por ello, contribuye a que los menores se inicien desde muy temprano en estos malos hábitos. “La familia también debe hacer un acompañamiento constante a los jóvenes”, agregó. Para María Isabel Núñez, de 16 años de edad, y quien participa en el programa Zona Libre de la Secretaría de Salud de Cali, el consumo de alcohol a temprana edad se da por la presión social y la necesidad de ser aceptado en el grupo. “El trago y el cigarrillo los puedes comprar en cualquier lado si tienes la plata. El criterio se lo forma a uno la familia”, dijo.Zona libre de alcohol y cigarrillo Con el propósito de regular el consumo de alcohol y cigarrillo en los menores, la Secretaría de Salud de Cali lanzó el proyecto Zona Libre. “La tarea es propiciar espacios para empoderar a los adolescentes de manera positiva, para que tomen decisiones que les ayuden a mejorar integralmente como personas, fortaleciendo su autoestima, el auto cuidado de su salud física, mental y emocional”, afirmó Carlos Guzmán, secretario de Salud de Cali.Este proyecto está enfocado a los estudiantes de grados 10 y 11 de bachillerato de colegios públicos.No olvideEl rol de los padres es fundamental para evitar que los jóvenes consuman desde temprana edad alcohol, cigarrillo o drogas. Es importante saber qué hace, con quién y dónde está su hijo a cualquier hora.Edad crítica Entre los 13 y 18 años hay que tener especial atención con los hijos y estimular de manera espontánea y sin tapujos conversaciones sobre el consumo de alcohol y drogas, dando a conocer los riesgos asociados.Poner límites Es importante que los padres regulen o pongan límites a sus hijos en relación con el horario de salida, de llegada y el dinero del que disponen, pues una cosa es que las fiestas sean más distendidas y otra es que no tengan límite. Dar ejemplo La conducta de los padres juega un papel importante, pues si el joven ve que los padres trasnochan, beben y fuman en exceso luego es complejo exigir parámetros de conducta adecuada a los hijos en estos temas. Atención en vacaciones Si el joven se va de vacacionesse recomienda que sea al cuidado de una familia conocida. Asimismo, se debe evaluar a qué lugar va, sobre todo en las excursiones de bachilleres.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad