¿Por qué internet no ha desplazado al LP?, responden los melómanos

¿Por qué internet no ha desplazado al LP?, responden los melómanos

Diciembre 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Carmona Barrero | Reportero Elpais.com.co
¿Por qué internet no ha desplazado al LP?, responden los melómanos

En promedio, un local comercial del Encuentro de Melómanos puede tener entre 1000 y 3000 discos. Gente de otros países llega a la Feria de Cali a comprar sus acetatos para alimentar las colecciones.

El País hizo un recorrido por el Encuentro de Melómanos y Coleccionistas que llegó a su versión número 25. Hablan compradores, expertos y el maestro Edy Martínez, reconocido músico colombiano.

"La manipulación de un LP es algo que uno hace con el alma, un CD no le dice a uno nada, puede que tenga mayor desarrollo tecnológico, pero cuando se tiene un long play uno carga el peso de la historia". 

Así explica Isidoro Corkidi, uno de los coleccionistas más reconocidos de Cali, el hecho de que miles de personas cada Feria de Cali acudan al Encuentro de Melómanos y Coleccionistas para comprar vinilos, como si se tratara de una terquedad en tiempos de plataformas digitales como Spotify, Deezer o YouTube.

El alma al que hace referencia el maestro Corkidi viene cargada de recuerdos y vivencias, clave para que muchas personas busquen su propia banda sonora en el encuentro musical que este año llegó a la edición número 25. 

Así lo siente Edwin Valdés, un caleño radicado hace seis años en la capital de país, que estaba buscando los acetatos que sus familiares escuchaban en la casa materna del barrio Obrero. 

"Tengo 80 LP en este momento, estoy empezando, son discos que he comprado porque mis tíos los escuchaban cuando yo estaba pequeño en casa. Me acuerdo que sonaban canciones de Dámaso Pérez Prado, Alfonso Ortiz Tirado, Gran Combo, entre otras", cuenta Valdés.

Los precios de los vinilos varían y es muy difícil fijar unos topes máximos, lo que sí se pudo evidenciar en la visita realizada por El País es que una persona puede encontrar acetatos a $5.000 y otros a $300.000.

Para Gary Domínguez, director del Encuentro de Melómanos, el vinilo siempre ha estado entre los coleccionistas pero ahora se ha estado recuperando la tradición de tenerlos en casa por la magia que representan. 

"El vinilo de por sí marcó la historia no solo de la salsa sino de todos los géneros, entre 1940 y 1970 se sacaron muchas producciones de jazz, clásica y rock. La introducción del cristal en los surcos, la sonoridad y la forma cómo fueron grabados los LP, en cintas que se les llamaban matrices, es lo que lleva a la compra de los vinilos", expresa Domínguez. 

La música le abre las puertas a todos los públicos. En el Encuentro de Melómanos no solo se venden producciones de salsa, también las de rock. Muchas personas llegan a las Canchas Panamericanas para comprar las 'panelas' vestidos de trajes negros y de pelo largo.

Yesid Ocampo, de 31 años, llegó al lugar buscando nutrir su colección de 120 vinilos, una parte de esta es herencia de su padre y abuelo, este último tuvo un estadero por el sector de Golondrinas. Para su casa se llevó dos discos, uno de ellos un álbum de Queen. 

"Encontramos acá en Melómanos un man que vende buen rock en LP y por eso vinimos.  Comprar LP es lo mejor porque es todo un rito el hecho de limpiar el disco, ponerlo en el tocadisco y hacerlo sonar con la aguja. Algo muy distinto a solo presionar un botón", explica Ocampo, quien llegó acompañado de una amiga peruana que quería conocer Melómanos. 

Cuenta que su banda sonora está marcada por el rock, género del que tiene 70 LP. También por la salsa, muestra de ello es que cuenta con 40 discos, muchos de estos herencia de su abuelo, como los del Gran Combo y el Grupo Niche. También de Camilo Sesto, en baladas. 

Y es que los vinilos tienen una magia que el pianista colombiano Edy Martínez* le llama veneno.

"Tener un aparato para reproducirlos es escuchar el veneno directo de la música. Gracias a los coleccionistas y melómanos que la promueven el vinilo nunca va a morir. Entre más tiempo pase más valor espiritual y musical va a tener, sencillamente porque si la gente escucha algo de 1950 y le gusta, lo compra, no importa los tiempos que está viviendo", cuenta Martínez, quien este miércoles asistió al Encuentro con su hija recientemente graduada de Medicina . "Baila como los dioses", dice entre risas el maestro. 

Edy cuenta que su nombre como compositor y arreglista aparece en al menos 300 LP de cantantes como Ray Barreto, Tito Rodríguez, Tito Puente, Mongo Santamaría, Pete Conde Rodríguez y Ángel Canales. También agrupaciones como Fania y Pupi y su Charanga.  

"Ustedes tienen en Cali una memoria discográfica muy importante. Acá lo tienen todo. Yo veo en cada puesto que venden los LP y los CD que yo hice con mis compañeros de esa época como La Lupe, Tito Puente y Cheo Feliciano", afirma el músico nacido en Pasto, Nariño, en 1940. 

Pero el poder de los discos de acetato también atrapa a los extranjeros. Este es el caso de Antuan Menendez, de 40 años, un cubano radicado en Estados Unidos. 

"Tengo desde hace poco una vitrola y ando buscando LP para escuchar. Es un acto más de nostalgia porque hace muchos años tuve unos pero los regalé, ahora estoy empezando mi colección de nuevo, ya llevo 15 discos. Tengo unos del Grupo Niche, Guayacán y Sonora Matancera", dijo el hombre, acompañado por dos mujeres que le ayudaban a buscar la melodía entre las cajas de un negocio. 

El Director del Encuentro de Melómanos explicó que aunque la compra de vinilos requiere de una inversión constante para alimentar la colección, en los barrios populares muchos jóvenes están haciendo esfuerzos considerables para tener los suyos.

"He visto médicos, abogados e ingenieros que tienen grandes colecciones, pero los muchachos de sectores populares van paso a paso por los costos que requiere la compra de vinilos, mientras que otros pueden ir facilmente a New York o Puerto Rico a comprar los acetatos", expresa Gary Domínguez.

El dueño del negocio Taberna Latina recuerda que en 1995 el Encuentro de Melómanos tuvo una anécdota que destaca la importancia de la memoria del LP en Cali. 

"Jhonny Pachecho, cuando teníamos el encuentro en el CAM, llegó un día buscando un vinilo suyo cuyo logo es un muñequito tocando una flauta, pues resulta que encontró ese disco allá. Fue muy importante para él ese hallazgo porque cuando se quemó su casa en Nueva York perdió la cinta matriz de ese álbum y no tenía una copia, mejor dicho, casi que compró un disco original. El cantante dijo que Cali no era la capital de la salsa sino de la memoria discográfica por guardar con tanto celo los vinilos", dijo Gary. 

Claro, como era de esperarse, a Pachecho le regalaron el acetato que costaba en ese entonces $20.000. Ahora, dice Gary, ese vinilo puede estar en US$500.

Pero, ¿dónde comprar los LP en Cali? ¿cómo identificar los originales?

El País le presenta una guía rápida de los sitios donde propios y extranjeros pueden ir a comprar vinilos de diferentes precios. También pueden encargar sus agujas y preguntar por tocadiscos. 

"Los LP originales se conocen en el grosor del cartón de la carátula y el peso de los discos. Los vinilos piratas están hechos pobremente, el sello de papel no lo rellenan y dejan espacios, también no incluyen los compositores de los temas sino que solo ponen el nombre de las canciones y ya. Otra cosa es que muchas veces no titulan el LP sino que se remiten solo a poner el nombre del artista", cuenta el maestro. 

*Edy Martínez estaba caminando por el Encuentro de Melómanos con varios LP bajo el brazo cuando atendió a El País. Eran vinilos en los que él ha colaborado con sus arreglos musicales: Mongo Santamaría, Vitín Aviles, Pete Conde Rodríguez, entre otros. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad