¿Por qué el mototaxismo se apoderó de las calles de Cali?

Enero 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Por qué el mototaxismo se apoderó de las calles de Cali?

La mayoría de motocicletas utilizadas para esta actividad son alquiladas. El valor de la entrega oscila entre $10.000 y $15.000. Algunos ‘moto ratones’ reportan ingresos diarios de $40.000 hasta $180.000.

En un recorrido por estos sitios, El País constató que es usual encontrar entre diez y veinte motociclistas en hora valle.

Los mototaxistas en Cali parecen haberse multiplicado de forma exponencial. Se les ve en ‘manada’ en inmediaciones de supermercados, hospitales, estaciones de Policía, en la entrada a los barrios, en los alrededores de las estaciones del MÍO. Lea también: 163 'piratas' han sido inmovilizados por el Tránsito en lo que va de 2016. Los principales puntos en los que se puede referenciar esta modalidad ilegal de transporte se sitúan en Normandía, Meléndez, El Lido, Caldas. En un recorrido por estos sitios, El País constató que es usual encontrar entre diez y veinte motociclistas en hora valle.  Según cuentan los mismos ‘moto ratones’ “el enano se creció”. De hecho, en sitios como la entrada al barrio Caldas, donde hace cinco años había diez motos esperando clientes, hoy, en hora pico, hay hasta ochenta motos  aguardando por un pasajero. “Nosotros llegamos donde no lo hace el transporte público y lo hacemos más rápido. Todos los días llega gente nueva para buscar pasajeros y los fines de semana se pueden ver hasta cincuenta motos prestando el servicio hasta las 3:00 a.m., sin problema”, cuenta Guillermo, quien desde hace cinco años transporta pasajeros en su moto desde la estación Caldas por una tarifa mínima de $1500. La mayoría de los usuarios son hombres, comenta Milton, otro moto taxista de Caldas. “De cada diez pasajeros, siete son hombres. Por la restricción del parrillero hombre solo los llevamos hacia la loma, pero hay algunos osados que los llevan hasta el Centro y no los paran”, dice. De acuerdo a la Encuesta de Movilidad (2015) realizada por la firma Steer Davies Gleave, el 1,9 % de los caleños utiliza el moto taxi para realizar sus viajes. Cabe anotar que hasta el 2015, en la ciudad estaban matriculadas 203.154 motos. “Faltan más controles” Para expertos en movilidad, el crecimiento  que ha tenido este fenómeno de transporte en la ciudad está ligado al déficit en el servicio del MÍO y la falta de regulación de las autoridades. Carlos González, urbanista y experto  en movilidad, asegura que “el mal servicio del transporte público en la ciudad generó las condiciones para que creciera la compra de motos y se fortaleciera este transporte informal. Si aquí hubiera buena frecuencia, integración tarifaria y buenos tiempos de viaje, la gente preferiría utilizar el MÍO, porque el viajero conoce los riesgos que corre cuando se transporta en una moto pirata”. González añadió que “este fenómeno tiene freno y solo se puede lograr tomando la decisión de impulsar el transporte masivo de calidad y si las autoridades hacen mayores controles, porque los focos están diagnosticados, pero se ha bajado la guardia en la persecución a estos ilegales”.   Al respecto, Ciro Jaramillo, doctor en Transporte, indicó que “es llamativo que los mayores usuarios de esta modalidad sean hombres, cuando está vigente un impedimento para ellos. Aquí hace falta un incremento en los operativos de control, para evitar inconvenientes de orden social”.  No obstante, Adalbert Clavijo, jefe de guardas de Tránsito, indicó que “los operativos contra ‘piratas’ se están haciendo a diario en la ciudad y para esa labor contamos con 30 agentes. En lo corrido del 2016 ya hemos inmovilizado 330 vehículos por transporte ilegal de pasajeros”. Opiniones Felicia Gutiérrez,  residente de Nomandía, indicó que la presencia de un grupo de diez moto ratones en la  Carrera 4 con Calle 1B Oeste “ha generado mucha inseguridad en el sector. Desde hace un año están utilizado las zonas verdes del barrio como baño público y están arrojando desechos a una quebrada cercana”.  Para Gregorio Soto,  quien reside en Los Chorros (Comuna 18), “el mototaxi es la mejor opción de transporte que tenemos en  la ladera. Aquí el MÍO ni siquiera tiene rutas”.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad