¿Por qué el condón debe ser el mayor aliado de la intimidad?

Septiembre 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo

El preservativo es clave para el sexo responsable, pero si no lo guarda y porta de manera adecuada y no lo usa correctamente, solo le servirá de simple gorrito.

El pasado jueves, centenares de jóvenes salieron a las calles de Bogotá, Medellín y Cali para apoyar una campaña promovida desde las redes sociales por la revista Soho y la firma Durex que exhorta a los colombianos a defender el sexo, para que no sea señalado como algo malo, pecaminoso, sino como una forma de liberación y calma, que se debe disfrutar, pero de manera responsable. La campaña, que tiene como eslogan ‘Por un país bien tirado’ - para algunos un lema atrayente y sugestivo, para otros muy grotesco - generó expectativa, sobre todo entre los más jóvenes. Ahora, se espera que contribuya al sexo con responsabilidad entre los colombianos, pues como señalan diversos estudios, estamos lejos de practicar un sexo de este tipo.Por mencionar solo dos investigaciones: la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2010 (ENDS) realizada por Profamilia señaló que el uso del condón en mujeres unidas (con pareja) es de 7,6 % y en mujeres no unidas, pero sexualmente activas es del 21, 8 %. Es decir, la gran mayoría de las colombianas no le exige a su pareja el uso del preservativo. Por otro lado, una encuesta contratada por la firma Durex (2011-2012) indicó que alrededor de 3 de cada 4 colombianos han tenido relaciones sexuales sin protección contra las enfermedades de transmisión sexual, ETS, y el embarazo (ver gráfico).Creencias populares como que el condón reduce la sensibilidad, como asegura Juan Esteban, de 22 años, que prefiere mantener a su “compañero sin capucha para que sienta más y disfrute más”, son algunas de las razones para que los colombianos desechen el profiláctico.De acuerdo con especialistas como la médica y sexóloga Paula Andrea Villarreal esto no es más que una tara, un tabú mental de los varones. Es cierto, explica la doctora, que el hombre no va a sentir la humedad del cuerpo de la mujer, pero eso no implica que pierda sensibilidad, solamente pierde algún tipo de contacto con el fluido, pero no va a perder sensibilidad, porque la fricción va a ser la misma.Además, interviene Jorge Hernán Cifuentes, asesor en salud sexual y reproductiva de Profamilia, “el pene no es la única parte que produce placer, es todo el cuerpo, el deseo está en la mente. Si uno está en clave erótica con otra persona, a la cual desea, quiere, con la que tiene una relación afectiva, el condón es genial, brinda mucha seguridad”.De ahí, que el señor condón, ese amigo, que según la Real Academia de la Lengua Española inventó un higienista inglés del Siglo XVIII de apellido Condom, hoy debe verse como un gran aliado en la intimidad. Así lo ratifica el sexólogo Fernando Calero de la Pava, quien argumenta que este preservativo además de brindar protección contra el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual como el sida, la hepatitis C o la clamidia, entre otras, “cada vez son elaborados con un mejor látex, que los hace más resistentes y permiten mayor sensibilidad, y bien portados y usados son confiables”.Uso correcto Fíjese que esté vigente, mire la fecha de vencimiento del empaque. Guárdelos donde no los afecte el sol, la luz, la humedad ni el calor. No los cargue en la billetera ni en la guantera del carro. Si sospecha que puede tener un encuentro sexual casual, llévese los condones o cómprelos horas antes. No confíe en los que encontrará en el bar o al sitio al que irá después. Usted no sabe de qué calidad son y bajo qué condiciones los guardan. Abra el sobre con cuidado para que el preservativo no se rompa. No lo abra con la boca, con los dientes, ni la punta de las uñas porque puede provocar microfisuras que hacen que el látex se dañe. Póngase el condón cuando el pene está en total erección y vaya a tener la primera penetración. No cuando crea que ya va a eyacular, por varias razones. Una de ellas es que el líquido preseminal puede conllevar a un embarazo o al contagio de enfermedades de transmisión sexual, ETS. Otra, es que cuando hay prácticas previas como depilación en las zonas íntimas puede haber laceraciones en la piel, entonces es más propenso, sin condón, que los fluidos de hombre y mujer se pasen de un lado a otro y aumenten los riesgos de transmitir las ETS. Para el sexo oral también se debe usar el preservativo porque el virus del Papiloma Humano, causante de ETS, vive en la mucosa (oral, rectal, vaginal y en el glande) y si hay lesiones y hay papiloma, por ejemplo en la boca, la persona queda infectada. Revise que el condón esté lubricado. No lo desenrolle antes de ponérselo. Apriete la punta del preservativo con los dedos y coloque sobre el extremo del pene en erección para que quede un espacio reservado para el semen. Teniendo apretada la punta del condón desenróllelo hasta cubrir completamente el pene. Inmediatamente después de la eyaculación sujete el condón y retire el pene antes de que pierda su erección. Quíteselo con cuidado para que no se escape el semen. cada relación se debe usar un preservativo y para cada tipo de penetración: si la persona va a tener sexo con penetración vaginal y luego con penetración anal, debe cambiar el condón. Luego de usar el condón bótelo a la basura, no es reutilizable.En la variedad...De aquellos antecesores del condón moderno hechos a base papel de seda aceitado o de tripa de cordero (como los que usó el famoso diplomático, aventurero, escritor y gran amante italiano Giacomo Casanova, que según él mismo intimó con 132 mujeres) se ha pasado a preservativos de alta tecnología, resistentes, de gran variedad en textura, lubricación, sabores, colores y con otras características que ayudan a incrementar el placer y a la satisfacción sexual.De acuerdo con Andrés Gutiérrez, gerente para el Pacto Andino de la marca de condones Durex, en el mercado actual hay preservativos extraseguros, que son un poco más gruesos; anatómicos y con mayor lubricación; otros ultradelgados con tecnología especial que hace que el hombre sienta mucho más sin que pierda confianza y seguridad; con textura de estrías y punticos para mayor satisfacción de la mujer; con lubricante térmico para unos grados adicionales de pasión o con benzocaína para ayudar a retardar la eyaculación; de poliuretano para las personas alérgicas al látex o con bajo olor a látex, entre otros.Y en colores, hay toda una gran gama de tonalidades y en sabores igual: hay con sabor a fresa, banano, frutas tropicales, uva, chocolate, refresco de cola, incluso a whisky. Mitos Por falta de información y educación sexual se han generado mitos alrededor del condón: que reduce el placer porque afecta la sensibilidad; que es aburrido, pues al momento de ponerlo se interrumpe la pasión; que fomenta la promiscuidad; que la mujer que los cargue no es confiable; que hay que usar dos para doble protección; que tiene microporos y por ahí traspasa el virus del VIH.Cada una de estas creencias son rebatidas por los especialistas. El asesor de Profamilia Jorge Cifuentes señala, por ejemplo, que es falso que el preservativo deje traspasar los virus, como el que produce el sida. “El condón es una barrera que evita el paso de bacterias, parásitos y virus, de un lado a otro”.Y sobre la creencia de que interrumpe la pasión no tiene por qué ser así, pues el condón puede ser un invitado en el juego erótico: mientras él se pone el condón, puede masturbar a su pareja o ella participar en la colocación del mismo. Ventajas Son económicos. Hay condones de $500 o $1.500 por unidad. Hay cajas de 3 unidades por $4500, $5000, $8000, dependiendo de la marca y de las características de los preservativos. Ayuda a la participación masculina en la anticoncepción, resalta el orientador Jorge Cifuentes, pues es el único método que tienen los hombres de acceder a la anticoncepción de manera temporal. Ofrece doble protección: contra embarazos no deseados y contra las enfermedades de transmisión sexual. Aunque, aclara la doctora Villarreal, de acuerdo con varias investigaciones, como método para el control de la natalidad tiene un porcentaje de confiabilidad del 73 %, aún siendo usado de manera correcta.En plegables didácticos de Profamilia detallan: “El condón de buena calidad usado correctamente ofrece un 85 % de seguridad. Si en una relación sexual el hombre utiliza el condón y la mujer una tableta vaginal, la protección aumenta al 93%”. Son fáciles de conseguir y de utilizar. No necesita receta médica. Se puede tener siempre a la mano. No tiene contraindicaciones. Aunque hay mujeres que son alérgicas al látex.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad