¿Por qué el alcohol nos hace más vulnerables al manejar?

Diciembre 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La nueva ley de sanciones a conductores borrachos penaliza por tomar desde un trago. Conozca las consecuencias que tiene el alcohol en el cuerpo.

Algunos piensan que es exageración. Que pagar $1.768.500 por manejar con “solo una cervecita o un trago” es demasiado. Pero desde el punto de vista médico y de los expertos, desde la primera pizca de alcohol en la sangre ya se notan cambios en el cuerpo y en la siquis, a veces imperceptibles a simple vista. El médico Miguel Esmeral, especialista en el tema de alcoholemia, explica que desde la primera copa o trago hay alteraciones importantes en la capacidad neuromotora (coordinación, precisión en los movimientos, etc.) y “se reduce la capacidad de respuesta antes imprevistos o situaciones de difícil resolución”. Añade que desde el punto de vista de salud pública, los costos que dejan los accidentes de tránsito por alcoholemia para la sociedad son altísimos, porque dejan pérdida de vidas, lesiones y secuelas irreversibles. Carlos Carvajal, consultor del Ministerio de Salud y experto en alcoholemia, señala que, si bien una persona con un solo trago se puede mantener con una buena concentración y coordinación, lo que sí disminuye sustancialmente es la percepción del riesgo. “El trago le produce a la gente una mayor sensación de relajación y confianza. Eso no es bueno cuando se trata de una actividad que es de alto riesgo, porque se trata de manejar un carro, que es una máquina que es sumamente compleja. Se necesita tener los cinco sentidos”, comentó. “Lo que pienso es que la población debe conocer las nuevas sanciones y tener conciencia de lo que está ocurriendo en el país”, opina por su parte Mario Alberto Lleras, director del Centro Internacional en Políticas para el Alcohol, Icap (por sus siglas en inglés) en Colombia. De acuerdo con Lleras, lo más importante es que haya una divulgación amplia de esta ley, pero también que la fuerza pública ejerza los controles respectivos. “No hacemos nada si se expide una ley con sanciones ejemplares, pero no hay nadie que la haga valer”, puntualizó el director del Icap.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad