Por mal comportamiento despiden 60 guardas cívicos

Agosto 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Por mal comportamiento  despiden 60 guardas cívicos

Los más de $20.000 millones anuales para el pago de los guardas cívicos fue uno de los temas más cuestionados del gobierno de Jorge Iván Ospina.

Ausentarse de los puestos de trabajo y realizar actividades extra laborales portando el uniforme fueron algunas de las causales que ocasionaron la apertura de investigación a estas personas.

Por incumplir con los horarios y tareas establecidas, 60 guardas cívicos serán removidos de su cargo luego de que se comprobara que cometieron varias infracciones mientras se encontraban ejerciendo sus labores.Ausentarse de los puestos de trabajo y realizar actividades extra laborales portando el uniforme fueron algunas de las causales que ocasionaron la apertura de investigación a estas personas. El caso más grave se registró hace un mes en un barrio del norte de Cali, cuando un grupo de seis guardas cívicos fue sorprendido jugando sapo en una tienda del sector, en pleno horario laboral.Este fin de semana, otro guarda cívico fue detenido por las autoridades porque estaba conduciendo una motocicleta en alto estado de alicoramiento en la madrugada del domingo.Los agentes de tránsito identificaron al hombre gracias a que portaba un chaleco alusivo al programa de la Alcaldía. En ese momento se movilizaba con su pareja sentimental. “Hemos encontrado también a guardas evadidos de sus puestos en centros comerciales o sentados en cafeterías y en otros sitios que no se debe. Otros no asisten a las actividades programadas. Incluso la misma actitud del guarda frente al trabajo está entre los argumentos que nos hicieron tomar las decisiones”, dijo el director de Cultura Ciudadana, Jesús Ramírez.El funcionario explicó que si bien los guardas cívicos, por la condición de su contrato (prestación de servicios), no tienen horario obligatorio de trabajo, están en el deber de responder por el cumplimiento de las actividades que se establezcan diariamente.“Son reprochables y lamentables este tipo de hechos. Les hemos recomendado que si no están de turno o están en su tiempo de descanso no porten ningún elemento distintivo del programa, porque puede dar una mala imagen sobre lo que realmente quiere lograrse en la ciudad con los guardas cívicos”, explico Jesús Ramírez.El funcionario añadió que semanalmente se presentan varias quejas no sólo por parte de supervisores, sino también de ciudadanos que han denunciado el mal comportamiento de algunos de estos trabajadores, contratados para fomentar el civismo y buen comportamiento entre los caleños.Una vez recibidas las quejas, se les abre un proceso investigativo, en el que se recolectan las pruebas para determinar si hay lugar a la finalización del contrato. Según el director del programa de los Guardas Cívicos, el 50% del grupo cuestionado ya se retiró. En el caso de la otra mitad, ya están listos los procesos para la firma de cancelación de contrato.Dicho proceso se cumple en la Secretaría General de la Alcaldía. Algunos de los infractores han decidido irse voluntariamente. Actualmente, veinte interventores hacen parte del equipo de vigilancia que controla y evalúa el comportamiento de los 1.300 guardas cívicos que hay en la ciudad.“Sin embargo estamos prestos a que la ciudadanía siga denunciando, nos interesa conocer sus quejas porque queremos un programa serio. Aunque en algunos casos las faltas no son graves. Esto tal vez por una especie de prevención que se ha generado frente al programa”, explicó el funcionario.Para denunciar malos comportamientos de los Guardas Cívicos se habilitó el teléfono 889 11 55. También podrán escribir sus denuncias al correo electrónico asesorculturaciudadanacali@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad