Policía Ambiental adelanta campaña contra el tráfico de fauna en Cali

Policía Ambiental adelanta campaña contra el tráfico de fauna en Cali

Agosto 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Ximena Payán | Cali Norte

Sólo en lo corrido de agosto la Policía Ambiental ha incautado 80 especies de fauna silvestre en Cali. Crónica de una mona araña que perdió a su bebé, tras ser herida en la selva y que hoy se recupera en Villalorena. Entre los animales que más se trafican figuran reptiles, anfibios y aves.

En medio del canto de las aves y el sonido que brotaba del río, en la selva irrumpió un disparo ensordecedor que quiso cegarle la vida a Nostradamus. A esta mona araña querían arrancarle de su espalda a su hijo, para venderlo al mejor postor. Ya había corrido bastante y el cansancio, poco a poco, le vencía sus piernas. Sus manos también estaban perdiendo la agilidad con la que siempre había trepado los árboles y con las que acariciaba y alimentaba a su pequeñito. La bala empezaba a lastimarla cada vez más...Para ella fueron, quizá, los minutos más largos de su vida. También los más dolorosos y tristes.En esa tranquilidad en la que había estado sumergida tanto tiempo se adentraron algunos de los hombres que hoy son culpables de que la Policía Ambiental de Cali haya incautado más de 300 especies silvestres en lo corrido del 2010.Durante la persecución, los gritos desesperados de su hijo la mantenían de pie. La sostenían. No quería que se lo llevaran. Cuando no pudo más, un hombre le arrancó a su bebé, al cual intentó sujetar con la poca fuerza que le quedaba. Una fuerza que probablemente se asemejaba a la que debieron usar los 454 animales que en estos primeros meses del año ha recuperado la Corporación Autónoma Regional del Valle, CVC, en el casco urbano de Cali. La resistencia de Nostradamus no duró mucho. Sus ojos se cerraron por varias horas, hasta que llegó al hogar de paso de Villalorena, ubicado en Floralia. Allí, Ana Julia Torres, propietaria del lugar que se ha convertido en el paraíso para 800 animales, entre incautados, maltratados y viejos, la recibió y fue atendida. Lograron salvarla. “Llegó muy maltratada, pensamos que se nos moría la pobrecita. Aquí la bautizamos y le pusimos Nostradamus. Aquí la consentimos y logramos revivirla”, contó.Sin embargo, no pudo ser sometida a una cirugía, pues la bala le rozó parte de su columna y si se la extraen puede morir. Hoy, esta mona araña vive con tan amargo recuerdo metido en sus entrañas. Hasta hace poco temblaba cada vez que un humano se le acercaba. También la acompaña la incertidumbre sobre su hijo. No se sabe qué pasó con él.El intendente Eliécer Zorrilla, jefe del Grupo de Control al Tráfico de Especies Silvestres de la Policía Ambiental, manifestó que quizá la especie que más defiende su territorio y a sus hijos son los primates.“Es casi imposible quitarle a una madre su hijo. Para hacerlo hay que matarla y eso es inhumano, es dañar el transcurso normal de sus vidas. A esto se dedican los traficantes de fauna”, concluyó.A Nostradamus la herida no sólo le cambió su parte emocional sino también su físico. Hoy vive con una joroba que la hace diferente entre la manada que pernocta en Villalorena y a la que de seguro se aferra para mitigar el recuerdo de su bebé robado.Especies que más se traficanDe acuerdo con Joaquín Romero, veterinario y coordinador del área de Biodiversidad de la CVC, entre los animales que más se trafican figuran reptiles, anfibios y aves.“Esas son las especies silvestres que más recuperamos durante los operativos”, aseguró.Para el intendente José Alirio Calle, jefe de la Unidad Investigativa de Delitos contra el Medio Ambiente de la Sijín, las especies que más se comercializan son los monos, las iguanas y las tortugas, “las cuales se usan o regalan a los niños como mascotas”.De igual forma, entre los animales exóticos más traficados se encuentran los flamencos, las boas y los tigrillos.Hogares para animales Las especies recuperadas por las autoridades son dejadas en diferentes sitios de la ciudad.La Policía Ambiental de Cali las traslada al Hogar de Paso Villalorena, en Floralia, el cual, según Ana Julia Torres, no recibe ayuda del Estado, “sólo de algunos almacenes que nos dan lo que no pueden vender. De eso escogemos lo mejor”.Entre tanto, la CVC lleva los animales rescatados en Cali al Centro de Atención de Fauna Silvestre del Zoológico, donde son valorados. Si estos se pueden dejar libres lo hacen. Y a los que se recuperan en el resto del departamento los lleva a un hogar de la entidad ubicado en San Emigdio, en Palmira. No todos son mascotasSi bien los únicos animales que se pueden tener en casa son el perro y el gato, ellos también demandan cuidados especiales.El intendente Eliécer Zorrilla, de la Policía Ambiental, explicó que “la compra de estos animalitos se debe realizar en sitios autorizados y no en la calle”. Ante esto, los vendedores de mascotas de las afueras de los centros comerciales acordaron crear una asociación, a través de la cual puedan ejercer su labor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad