Polémica por uso de módulos en parque El Ingenio del sur de Cali

Abril 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Polémica por uso de módulos en parque  El Ingenio del sur de Cali

Este es uno de los seis módulos de comidas ubicados en el parque Biosaludable, en el sur de la ciudad. A la fecha a dos de estos se les han robado las puertas. Desde el año 2012 Central Control S.A. instaló los seis módulos en este parque del sur de la ciudad.

El mobiliario, en el que se reubicaría a vendedores del sector, sería entregado a programa social.

La entrega de los seis módulos dobles de ventas instalados en el parque Biosaludable del barrio El Ingenio, en el sur de Cali, y que en un comienzo fueron prometidos a los vendedores ambulantes de frutas y jugos del parque, podrían ser asignados a un consorcio que busca ayudar a jóvenes del oriente de Cali en situación de riesgo. Así lo aseguró Carlos José Holguín, secretario de Gobierno Municipal, al indicar que “estamos estudiando la posibilidad de entregar los seis módulos al Colectivo Oriente para la venta de productos empacados como papas fritas, chitos, golosinas, entre otros”.Holguín añadió que el Colectivo Oriente se encargaría de la selección de los jóvenes a los que se les asigne el manejo de las casetas.El Colectivo Oriente está conformado por 400 jóvenes y adultos pertenecientes a las comunas 13, 14 y 16, los cuales están en situación de riesgo porque viven en zonas de violencia. Estos jóvenes son de sectores como Charco Azul, Marroquín III, Los Lagos I y II, El Vergel, El Poblado II, entre otros. Agregó el funcionario que “la asignación de los módulos de El Ingenio al Consorcio Colectivo Oriente depende de la posibilidad de movilidad que tengan los muchachos seleccionados por el colectivo. En un mes, más o menos, estarán abiertos los módulos en el parque”.ReaccionesEl estudio de esta posibilidad no fue bien recibido por los comerciantes que se encuentran en el parque. “Hace seis meses la Alcaldía nos visitó y nos dijo que nos iban a arrendar los puestos a nosotros los vendedores de frutas y jugos, pero no nos dijeron que se lo iban a dar a otras personas”, dijo Orlando Hernández, uno de los doce vendedores de jugos y frutas de la zona.Para otros expendedores, resulta contradictoria la vocación que quiere dársele a dichos puestos. Una propietaria de un puesto de frutas y jugos, la cual solicitó omitir su nombre, dijo que desde un comienzo “la Alcaldía nos dijo que no podíamos vender alimentos empacados, argumentando que este es un espacio saludable. Ahora no pueden venir a decir que van a vender esos productos en estos módulos”.Cabe recordar que dichos espacios fueron donados al Municipio por el consorcio Central Control S.A en el año 2011, con el objetivo de que no se invadieran los andenes del parque con las ventas ambulantes.Sin embargo, María Fernanda Penilla, subdirectora de Recurso Físico y Bienes Inmuebles de Cali, indicó que “el Municipio se encuentra en toda la libertad para asignar o no estos módulos a los vendedores, pese a que exista un censo. Se trata de una decisión meramente administrativa”.El anuncio de esta nueva posibilidad de uso de las casetas también fue rechazada por visitantes y moradores del sector. “No tiene sentido que los vendedores de jugos y frutas del parque que llevan muchos años en el lugar se vayan a quedar por fuera de los módulos de ventas. Además esto puede ser riesgoso para la seguridad del sector”, dijo una de las deportistas que usa el parque. Esperanza Antolines, transeúnte del sector, dijo que esto “no sería una buena idea porque la gente compraría el alimento empacado y tiraría al suelo el paquete, y pues hasta ahora el lugar se mantiene muy limpio”.Al respecto, Edwin Muñoz, representante legal del Colectivo Oriente, respondió que “nos parece muy buena la idea, en la medida que se da una nueva oportunidad de desarrollo a estos jóvenes que buscan reconciliarse con la ciudad de nuevo”.No obstante, Muñoz aclaró que “a la fecha solo se nos ha comentado de manera informal sobre los módulos de El Ingenio, todavía no hay un acuerdo”.Agregó, además, que “nosotros tenemos un convenio con el Municipio para el acompañamiento de los jóvenes en la venta de alimentos no perecederos, pero nosotros no surtimos el negocio, esto está a cargo de otra empresa”.Mientras que se surte esta polémica, estos módulos son víctimas del abandono y vandalismo. A dos módulos de estos, personas inescrupulosas les arrancaron las puertas.Héctor Castillo, presidente de la JAC de El Ingenio, dijo que “estas casetas no están prestando ningún servicio a la comunidad, lo cual puede generar inseguridad para los transeúntes, deportistas y vecinos del sector”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad