Polémica por la extensión del horario de rumba en Cali durante la Feria de Cali

Diciembre 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Polémica por la extensión del horario de rumba en Cali durante la Feria de Cali

La Alcaldía estableció que el horario para la rumba en este fin de año será hasta las 3:00 a.m., entre el 24 de diciembre y el 2 de enero.

La Alcaldía de Cali decretó que entre el 24 de diciembre y el 2 de enero se extenderá el horario de la rumba hasta las 3:00 a. m. Sin embargo, la medida no fue bien recibida entre los representantes del comercio nocturno.

La decisión de la Alcaldía de Cali, de extender el horario de la rumba durante el fin de año hasta las 3:00 a.m., y sólo por una semana --entre el 24 de diciembre y el 2 de enero-- generó una aguda polémica entre los representantes del comercio nocturno, quienes aseguran que ese sector de la economía será golpeado severamente por esta medida.Alejandro Vásquez, presidente de la Asociación de Establecimientos de la Noche, Asonod, dijo que la determinación de la Administración Municipal es radicalmente diferente a la propuesta del gremio, que consistía en extender el funcionamiento de bares, restaurantes y discotecas hasta las 4:00 a.m., entre el 17 de diciembre y el 7 de enero del próximo año, para aprovechar la dinámica comercial que este sector tiene tradicionalmente en diciembre."El que anunció la Alcaldía no es un horario competitivo para la ciudad. Ya vemos que Yumbo, Jamundí, Palmira y Candelaria vienen organizando una serie de eventos para que la Feria empiece a realizarse allá y de alguna manera esto les da un lucro y una dinámica económica a esos municipios", dijo Vásquez y agregó que el permiso hasta las 3:00 a.m. es el que se ha otorgado durante el 2012 los días viernes y sábado, o sea que no hubo ninguna consideración adicional para beneficiar la actividad económica de Cali en el fin de año.El representante de Asonod recordó que el sector comercial nocturno ha "estado muy golpeado este año, viene permanentemente restringido como ningún otro sector de la economía local, ha pasado por un año de varias leyes secas y ha tenido a barrios como Granada con locales cerrados por obras que se han demorado dos años en ser terminadas".Vásquez también explicó que durante la época decembrina los negocios nocturnos esperaban mejorar sus ventas y que por eso habían solicitado el apoyo de la Administración Municipal."La ciudad recibió mil policías y para la Feria llegaron otros 1.300. Le dijimos al Secretario de Gobierno que están dadas las condiciones, habrán controles de alcoholemia y se han instalado cámaras de fotomulta, por lo que estábamos convencidos de que el gobierno iba a tener en cuenta eso, pero nos encontramos con que está lleno de miedo", afirmó.Por su parte, Carlos Fernando Velasco Arango, uno de los propietarios de la discoteca Kukaramakara, indicó que la preocupación es que "la Feria de Cali se está promocionando a nivel internacional a través de un vídeo en el que se habla de la salsa y de la rumba, pero cuando los extranjeros llegan se ofenden al ver que el horario es tan corto. Acá está en juego la imagen de Cali en el mundo".En lo anterior coincidió Johanna Cote, representante del establecimiento nocturno Zaperoco, quien dijo que "esta es una norma que va en contra de que la gente venga a Cali a buscar turismo y cultura". La señora Cote explicó que esta semana recibió en su establecimiento a 25 integrantes de cámaras de comercio de Estados Unidos y al gobernador del estado de La Florida, quienes se sorprendieron al darse cuenta de que el sitio debe cerrar a la 1:00 a.m."Todo el mundo se preguntaba cómo invertir en una ciudad que se muestra como insegura, eso es muy delicado". Al respecto el presidente de Asonod añadió que en Cali "hay una incongruencia, pues se les dice a los de afuera que inviertan aquí, pero al mismo tiempo que esto es muy peligroso".Otro de los gremios que se manifestó en contra del horario anunciado por la Alcaldía es el de los taxistas. "Hasta las 3:00 a.m. es muy corto el tiempo porque la gente en la Feria rumbea hasta más tarde. Para nosotros esta medida no es un beneficio, sino para otros municipios. Además, de esta forma los turistas dejarán de venir y eso afecta directamente a nuestro gremio", expresó Jhonny Rangel, vocero de los taxistas de la ciudad.Habla la AdministraciónAnte las voces de protesta, el secretario de Gobierno Municipal, Carlos José Holguín, reiteró que la medida no será modificada, pues la prioridad es mantener la seguridad en el fin de año."Les hemos extendido y unificado el horario hasta las 3:00 a.m. porque este es el mes más violento del año", dijo el funcionario y explicó que en el 2011 se presentaron 200 homicidios en diciembre, sin que "hubiera control en el horario de los establecimientos".Holguín reconoció que no todas las muertes violentas son causadas por riñas y licor, pero aseguró que "hay que tener un horario límite para bajar los homicidios" y que "los mismos propietarios de los establecimientos nocturnos nos han dicho que después de las 3:00 a.m. lo único que hay son problemas".Un problema para la Industria de Licores del ValleA la inconformidad de los directivos de Asonod se sumó la de la Industria de Licores del Valle, que tiene presupuestado la mayor parte de su venta durante el fin de año.Claudia Cardona Ospina, subgerente comercial y de mercadeo de la ILV, explicó que en esta época debe venderse el 60% del producto anual, que corresponde a 6 millones de botellas, "para así poder responderle a las rentas del departamento".La funcionaria afirmó que "los informes que han sacado los medios dicen quiénes son los que están aportando los muertos en la ciudad y no es la rumba". Agregó que, junto con los propietarios de los establecimientos nocturnos, la ILV ha realizado "una campaña de responsabilidad social muy grande, donde hay conductores elegidos en las discotecas, taxis organizados para evitar el fleteo, y así promover una rumba responsable".Aunque la ILV respalda la posición de los miembros de Asonod, el Secretario de Gobierno cuestionó las razones por las que se pide extender la medida. "¿Le parece que está bien que, por vender más licor, no ejerzamos medidas de control en la ciudad? El argumento no puede ser que necesitemos vender más aguardiente", respondió Holguín.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad