Polémica por estilo del secretario de Tránsito de Cali, Alberto Hadad

Junio 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Polémica por estilo del secretario de Tránsito de Cali, Alberto Hadad

El secretario de Tránsito Alberto Hadad suele dirigir personalmente en las vías los operativos de control del tráfico, antes que quedarse en la oficina, un estilo que despierta polémica.

El funcionario, frentero y autoritario, anda con el acelerador a fondo. Hay quienes lo aman y quienes lo odian.

Pocas veces se había visto en Cali un Secretario de Tránsito que diera tanto de qué hablar.Amado por quienes resaltan que gracias a su dinámica y sentido de la autoridad el caótico tráfico de Cali comienza a entrar en cintura y cuestionado por quienes aseguran, entre otras cosas, que ha excedido su función de encargado del tránsito de la ciudad, lo cierto es que Alberto Hadad no pasa inadvertido para nadie.Ya es habitual la imagen del Secretario de Tránsito, a las 7:00 a.m. en el semáforo del Obelisco, en la Portada al Mar, en la salida a Jamundí o en cualquier sector de la ciudad, moviéndose con energía de un lado para otro, con el radio de comunicaciones en la mano y dando instrucciones a los guardas.Desde su posesión, Alberto Hadad comenzó a ser un personaje que supera el tradicional esquema del funcionario que sólo cumple las labores ejecutivas de este cargo. Al equipo de guardas de tránsito empezó a citarlos muy temprano en la Portada al Mar. Los formaba en filas, les impartía instrucciones y distribuía tareas que nadie conocía previamente. Tal vez para evitar filtraciones sobre qué operativos se iban a hacer y dónde.Entre el equipo de guardas ha sido común el comentario sobre el nuevo aire en el estilo de trabajo, que pese a ser estricto, ha revitalizado la vocación de servicio y ponderado el respeto al guarda como factor importante del ordenamiento de la ciudad. Los más críticos le reconocen que, así sea a punta de ‘garrote’ le está devolviendo el orden a las vías. Jaír Llanos, veedor ciudadano del transporte masivo, sostiene que, aunque no está de acuerdo totalmente con su forma de hacer las cosas, admite que “está imponiendo orden y está incorporando cien agentes de tránsito más, cosa que no hicieron sus antecesores”. Cenóver Montoya, presidente del sindicato de agentes de Tránsito sostuvo que “hoy los operativos son más técnicos, han cambiado porque Hadad trajo algo que nos faltaba y era el apoyo logístico”.Reconoce su experiencia en movilidad lograda en otros países y su conocimiento de las normas, “porque sabe de qué está hablando, esto es interpretado por la gente como autoritarismo, pero no es así”.Aunque resalta estos aspectos, Montoya dice no estar de acuerdo con grabarle videos a los infractores y mostrarlos por los medios de comunicación, como ocurrió esta semana con el asesor de comunicaciones de la Alcaldía, Óscar López Noguera.“Esa es una doble sanción: al comparendo y al retiro del vehículo le sumamos una sanción moral y el escarnio público, casi cuatro sanciones por una falta. El video lo puede guardar como prueba cuando se vaya a controvertir la sanción, pero no más”, dijo el Presidente del Sindicato de Agentes de Tránsito.El personero de Cali, Andrés Santamaría, indicó a su vez que “el ejercicio frente al ciudadano tiene que ser con pedagogía y con respeto, pero estamos viendo casos donde la Personería está indagando y se pueden convertir en extralimitaciones de funciones”.“Esta semana recibí cuatro quejas frente a un ejercicio muy fuerte en el tema de autoridad. Yo creo que es importante la autoridad, pero no se pueden olvidar los lineamientos del respeto, la cordialidad y los derechos del ciudadano”, anotó el Personero.El ex secretario de Tránsito, Fabio Cardozo, sostuvo que una responsabilidad central de un agente del gobierno como el Secretario de Tránsito es hacer cumplir la norma en primer lugar y, además, generar una serie de hechos políticos que permitan educar a las personas sobre el acatamiento de las reglas. “Pero a veces -agregó- uno siente que a Hadad le importan más los efectos mediáticos de sus acciones, que hacer cumplir la norma, que es el fin esencial; lapidar moralmente a una persona antes que enviar un mensaje de pedagogía ciudadana que pareció ser lo hecho con los episodios recientes”, anotó Cardozo. El constitucionalista Alberto Ramos Garbiras sostuvo que Hadad quiere “posar de ‘showman’, porque lo que hace es un ‘reality’ cada que sale”. Señala que él no puede reemplazar a los guardas de tránsito y “aunque esté en un operativo y por el hecho de que sea Secretario no puede actuar de manera autoritaria ni insolente”.Agrega que “su investidura es para planificar, orientar y diseñar acciones, no para hacer de guarda y, fuera de eso, utilizar los operativos como trampolín mediático para estigmatizar a la gente”.En igual sentido, el presidente del Concejo, Fernando Tamayo, señaló que “a punta de regla ya no se aprenden las lecciones” y que si bien es necesario ejercer la autoridad, al Tránsito le falta dar el siguiente paso en su estrategia de hacer respetar las normas y es “implementar cultura ciudadana, porque la estrategia es garrote y zanahoria, no sólo lo primero”, puntualizó.Los ‘choques’ de HadadEn los inicios de su gestión, los choques con la comunidad eran frecuentes. Es el caso de un joven que se movilizaba en una camioneta a la altura del café de Los Turcos, con quien tuvo un tenso altercado. El joven dijo que había sido insultado por el funcionario y señalado por estar armado, pese a que él dijo que su arma estaba amparada. Vecinos de El Peñón, sobre todo propietarios de restaurantes, entraron en pánico con los primeros operativos en la zona para despejar los andenes.Tan sólo el 18 de febrero fueron multados en el lugar 35 dueños de vehículos, por estar mal estacionados. Leidy Fandiño, a nombre de los vecinos, llamó a este diario a denunciar que los operativos se hicieron de forma “grosera y de mala manera”.También estuvo el conocido incidente con un carro de valores, el 4 de febrero. De acuerdo con el agente de tránsito Wílmer Tabares, el carro estaba sobre la Avenida 8 con 12, cuando se solicitó que fuera movido de esta vía rápida debido al inicio de la ola verde. Pero el motorista se negó.“El secretario Alberto Hadad estaba cerca y llegó a pedirle lo mismo. Pero el hombre se mantuvo en la negativa y nos tiró el carro. Entonces se le atravesó la grúa de tránsito porque intentaba huir y aún así trató de hacerlo por los lados y dando reversa”, explicó Tabares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad