Polémica por ampliación hasta las 3:00 a.m. de la ley Zanahoria

Julio 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Control al ingreso de menores, espacios libres de humo y pactos con empresas de transporte para la movilización de personas en estado de alicoramiento, son algunas de las condiciones que deben cumplir los establecimientos nocturnos para mantener la medida. Policía y HUV insisten en la relación entre licor, homicidios y accidentes.

La decisión de la Alcaldía de ampliar la Ley Zanahoria generó rechazo entre las autoridades de salud y policiales. Ayer, el alcalde Jorge Iván Ospina anunció que la rumba irá hasta las 3:00 a.m. los días viernes, sábado y domingo (cuando el lunes sea festivo) a cambio de que los establecimientos nocturnos cumplan con una serie de compromisos como no permitir el ingreso de menores de edad ni el expendio de drogas y tener espacios libres de humo de cigarrillo. Igualmente, el Alcalde les exigió la adopción de medidas de seguridad al interior de los establecimientos, como cámaras de vigilancia, controles de ruido, manejo de residuos sólidos (las botellas de licor) y que tengan convenios con taxistas para movilizar a las personas que se embriaguen. Asimismo, dijo que una vez al mes los dueños de los negocios deben realizar eventos artísticos para promocionar talentos locales y apadrinar un parque o zona verde.Así quedó estipulado en un pacto firmado entre el Alcalde, la Secretaría de Gobierno y representantes de los centros de diversión nocturna. La ampliación del horario de la rumba empezó a regir desde ayer y se extenderá en los próximos seis meses. Anteriormente la hora de cierre durante los fines de semana era a las 2:00 a.m. “Queremos evitar la informalidad, construir una política de responsabilidad compartida y consolidar la industria cultural. Nuestra preocupación está en el tema del empleo”, sostuvo Ospina. Por su parte, Alejandro Vásquez, presidente de Asonod (que congrega 200 negocios), expresó que “vamos a asumir una responsabilidad en la autoregulación. Esta apuesta tiene un componente de recuperación de la noche, de turismo. A la actividad nocturna hay que darle un orden y volverla empresarial”. Según Vásquez, hasta julio del año pasado la Ley Zanahoria había afectado a diez mil personas, de las cuales siete mil eran taxistas, que vivían de la noche. Sin embargo, la decisión dejó fríos a voceros del Hospital Universitario del Valle y de la Policía. La jefe de la Unidad de Urgencias del HUV, Amanda García, subrayó que el 60% de los accidentes de tránsito y las heridas con armas de fuego tienen relación el alcohol.“Eso lo conoce el Alcalde, cuando se toman medidas como la Ley Zanahoria y el desarme se ven los impactos, disminuyen los casos”, aseveró la señora García. Recalcó que en puentes festivos y en fechas especiales es cuando más se reportan las consecuencias negativas del licor. De igual manera, el comandante (e) de la Policía Metropolitana de Cali, Héctor Fabio Pérez, rechazó la ampliación del horario de la rumba y señaló que no han sido notificados de esta decisión gubernamental, ni fueron tenidos en cuenta en la misma. Reiteró que está demostrada la relación de la rumba con las muertes violentas. “Los homicidios ocurren después de la rumba”, concluyó el oficial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad