Polémica en las redes sociales por Salsódromo "excluyente" y tala de árboles para Cabalgata

Polémica en las redes sociales por Salsódromo "excluyente" y tala de árboles para Cabalgata

Diciembre 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Ante las múltiples irregularidades que se presentaron en el Salsódromo el domingo, y la tala de 80 árboles de swingle para poner tarimas para la Cabalgata, las reacciones en Twitter no se hicieron esperar.

Una gran polémica se ha gestado en las redes sociales desde la tarde del pasado domingo cuando comenzó el Salsódromo, evento que le dio apertura a la 54 Feria de Cali.A pesar que el evento se desarrolló en completa calma los asistentes denunciaron que quienes no se lograron ubicar en las graderías tuvieron que ubicarse a orillas del canal de agua lluvias de la Carrera 50 para poder ver el espectáculo, descontento que se sumó a la molestia que generó desde un inicio la noticia del cobro por la boletería para el evento. @luisalberto499 se quejó por el cobro en el Salsódromo: "Que más irregularidad que el cobro exagerado e indiscriminado de la entrada a eventos "publicos" que son patrimonio de los caleños".El internauta Victor Andres Vanegas, mediante su cuenta de Twitter @vavanegas, dijo: "@elpaiscali Que vendan boletas es acertado, el show lo amerita, pero que las vendan todas. Sólo la rosca tiene entrada gratis".Adhiriendo a la opinión anterior, @jdlotero le preguntó al alcalde de Cali: "@JorgeIvanOspina por qué para el Salsodromo se utiliza una vía publica se cobra y se restringe como si fuera un evento privado?".Según reportaron tuiteros y ciudadanos que asistieron al Salsódromo, desde los momentos previos al inicio del desfile salsero se presentaron inconvenientes para ingresar a las graderías que presuntamente eran gratuitas.El tuitero @Faramirez83 aseguró: "Boletas gratuitas #FeriadeCali: en manos de revendedores. Qué triste!!! Feria del 2011, cero incluyente. @JorgeIvanOspina @elpaiscali".En efecto, El País pudo comprobar que alrededor de las graderías gratuitas había gran presencia de revendedores que ofertaban las boletas a $10.000, $20.000 e incluso $60.000.Otra molestia se gestó por el encierro que se hizo en el circuito del Salsódromo con lonas blancas y latas, lo que no permitió la visibilidad para quienes estaban fuera. Los alrededores de los pasos elevados y del puente peatonal de la Autopista con Carrera 48 también fueron cubiertos con los tendidos blancos.Al respecto, Julian Arango, mediante su cuenta @arangoju, dijo: "@elpaiscali lonas blancas cerrando la calle, tala de arboles, no hay superconcierto y mover la cabalgata del 25 q por 50 años se hacia ese día".Gran polémica despertó también en las redes sociales la tala indiscriminada de 80 árboles de swingle en un lote ubicado frente a la Avenida Pasoancho entre carrera 66 y 65 para poner tarimas para la Cabalgata.Al respecto, el ex procurador ambiental Alberto Ramos calificó la acción como una atrocidad para el patrimonio ambiental de la ciudad.Ramos criticó el papel del municipio en este problema al indicar que “hay una clara falta de autoridad por parte del Dagma, porque 80 especies no se cortan en dos o tres horas, sino en mucho más tiempo. Quiere decir que no hay una reaccióninmediata sobre la acción ilegal de talar los árboles”.Sobre ello, @Cathe_Jimenez dijo: "@elpaiscali #LaOtraCaradelaFeria con que cobren y hayan talado todos esos árboles, sólo se puede esperar una feria llena de abusos".El usuario @cristigos manifestó en su Twitter: "@elpaiscali en esta feria aparte del daño ambiental se excluye al pueblo! Qué mal termina su mandato @JorgeIvanOspina. ¿Dónde esta el Dagma?".El País intentó, en reiteradas ocasiones, contactar a Efraín Sierra, director del Dagma, para conocer la versión sobre este hecho, pero no fue posible recibir respuesta por parte del funcionario.La respuesta de CorfecaliAnte la lluvia de críticas que ha recibido la organización y logística del Salsódromo, evento con el que ayer se dio inicio a la 54 Feria de Cali, Leobardo Amú, gerente de Corfecali respondió algunas de las quejas que los caleños expresaron frente al desfile.El funcionario respondió nuevamente a los cuestionamientos por la venta de 16.000 puestos de gradería durante el evento al afirmar que , Leobardo Amú indicó que "se necesita establecer barreras de acceso para que haya inclusión. Es necesario vincular a la gente con poder adquisitivo porque el Estado no puede financiarlo todo solo".Una de los puntos más cuestionados fue la imposibilidad de algunos caleños de acceder a las tarimas pese a que compraron su boleta por $64.000. Al respecto, Leobardo Amú indicó que "sólo fueron veinte las personas que se quedaron por fuera. Esto pasó porque la logística de Tu Boleta (encargado de la venta de boletería) dejó ingresar personas con niños. Los menores ocuparon los puestos de estas personas. A los afectados ya se les hizo el reembolso del dinero y estamos coordinando para que eso no ocurra hoy en la Cabalgata".Frente a la imposición de láminas altas y lonas que impidieron ver el espectáculo a quienes no accedieron a las graderías, Amú explicó que éstas se instalaron para evitar la invasión del desfile y que personas se sentaran bajo las graderías, tal como sucedió el año pasado.El director de Corfecali reconoció que para el control del espacio público "es necesario que tengamos más apoyo de la Policía". Esto a raíz de las denuncias hechas por ciudadanos al indicar que habitantes aledaños al "Corazón de la Feria", en la Autopista Sur, están cerrando con sogas algunos espacios para instalar silletería con un cobro de entre $10.000 y$20.000.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad