Polémica ciclorruta de la Carrera 1 Oeste llega a su fin

Julio 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Polémica ciclorruta de la Carrera 1 Oeste llega a su fin

Con el paso de los vehículos, los taches fueron dañados. También se indicó que algunas personas del lugar los habían destruido como protesta por la obstrucción de la vía.

Este jueves serán retiradas las tachas del proyecto que ha sido cuestionado no sólo por su rápido deterioro, sino porque según vecinos de la zona no cumple su función y ocasiona accidentes. No se sabe qué pasará con la iniciativa de $174 millones.

Este jueves serán retiradas las tachas de la polémica ciclorruta ubicada sobre la Carrera 1 Oeste, entre carreras novena y doce, proyecto que ha sido cuestionado no sólo por su rápido deterioro, sino porque según vecinos de la zona no cumple su función y ocasiona accidentes.A lo largo de un año, líderes y habitantes de Santa Rita y Santa Teresita presentaron decenas de quejas y derechos de petición al Dagma y a la Emru, solicitando el retiro de estos elementos, argumentando que el sitio incluso era confundido con una zona de parqueo y era aprovechado por los vendedores de flores. La obra fue ejecutada por la Empresa de Renovación Urbana, Emru y contratada por el Dagma. En ella se invirtieron recursos por $174 millones. A las anteriores críticas se suma que la ciclorruta, que debía llegar hasta el Zoológico, solo abarca 610 metros, es decir, no más de cinco cuadras. El Dagma realizó varias visitas técnicas en las que determinó que la ciclorruta era disfuncional y que presentaba fallas.Ante esta situación, el gerente de la Emru, Yecid Cruz Ramírez, manifestó que “el segundo tramo de la obra no fue culminado por falta de recursos, pero no por presentar fallas”.Cruz agregó que la Emru es un ente ejecutor, “vamos a apoyar al Dagma, por eso la única responsabilidad de nosotros en esta actividad es quitar las tachas, pero lo que pase de ahí en adelante con ello depende sólo de esa entidad”.Por su parte, el director del Dagma, Carlos Rojas, explicó que “somos conscientes de que la ciclorruta no está cumpliendo con el objetivo de ser un espacio para el deporte. Por el contrario, se ha convertido en un problema para el sector. Por esta razón decidimos empezar a mejorarla y el primer paso para ello es quitar las tachas que están provocando daños”.Lo que sigue, según el funcionario, es poner las tachas en una bodega hasta que la Alcaldía determine qué se va hacer.“Esto ya está en un proceso jurídico. Por lo pronto estos elementos serán revisados uno por uno y los que estén en buen estado se guardarán, para que en el momento en que la Alcaldía defina qué hacer se puedan volver a instalar, pero para eso se necesitan recursos que aún no se tienen”, argumentó Rojas.Frente a esta decisión, líderes y vecinos de este sector manifestaron su satisfacción, pues aseguran que se trataba de “un proyecto inútil”.“Es satisfactorio que después de un año de quejas y cartas por fin nos hayan atendido. En esa que llaman ciclorruta no se ve ni una persona haciendo ejercicio, pero no porque no quieran, sino porque las condiciones en las que está no lo permite”, aseguró Farouk Kattán, presidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, de Santa Rita, Santa Teresita y Arboledas.En el mismo sentido se pronunció Aída de Estela, vicepresidenta de la JAC, al decir que “es un alivio saber que ya no tendremos más ese problema. Nosotros presentamos muchos derechos de petición y las respuestas eran evasivas, pero ellos mismos se dieron cuenta que la obra era totalmente disfuncional, uno nunca veía una bicicleta”.Armando Saavedra, vecino de Santa Rita, dijo que lo preocupante es “la pérdida de dinero en una obra que finalmente no sirvió para nada”.El datoLa ciclorruta, que se entregó en julio del año pasado, debía comprender 900 metros, es decir, de la Calle 7 hasta el Zoológico. Pero la Emru sólo realizó 610 metros “por falta de recursos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad