Polémica aplicación de celular para pedir mototaxi a domicilio en Cali

Polémica aplicación de celular para pedir mototaxi a domicilio en Cali

Junio 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Desde hace 30 días opera en la ciudad el servicio de mototaxi puerta a puerta. Ya hay 180 motorizados y más de 1000 personas descargaron la plataforma.

[[nid:401007;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/pitrateria.jpg;full;{Según expertos en movilidad, quienes prestan este servicio no serían tan fáciles de detectar como los mototaxistas que se ubican en los llamados ‘terminalitos’. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

Ellos no andan con taxímetro, se pueden mover más fácil y cobrar menos. Obviamente la gente va a preferir llamarlos a ellos que a nosotros, porque siempre hay una inclinación por la economía, en lugar de la comodidad. Eso es ilegal y si llega a prosperar y nadie hace nada, nosotros seríamos los primeros en protestar. Eso es otro golpe para el bolsillo”.

El que habla es Rodrigo, uno de los 26.000 taxistas que a diario se movilizan por las vías de Cali. Lo dice mientras conduce desde la Secretaría de Tránsito, en Salomia, hasta la Clínica de los Remedios. Una carrera que cuesta $7000 y tarda 20 minutos. 

El taxista hace referencia a Easy Moto, una aplicación para dispositivos móviles que desde hace un mes  funciona en la ciudad y está diseñada con un fin: pedir un mototaxi a domicilio.

Esta plataforma, cuya presencia aún es tímida en Cali, nació en San Francisco, Estados Unidos, y es obra de un colombiano y un mexicano “quienes saben lo que significa tener una moto y usarla para trabajar e identificaron una gran necesidad del mercado por una solución de transporte confiable, económica y ágil”, dice la página web de este servicio.

En Cali hay 180 personas trabajando con la aplicación y más de 1000 usuarios, según  Nélson Sánchez, vocero de la empresa en Colombia, quien dice que actualmente la plataforma cuenta con 10.000 usuarios en el país, incluyendo ciudades como Bogotá y Bucaramanga.

“Para vincular a los motorizados se hace seguimiento de su documentación, se les envía un video de la capacitación y quedan habilitados para trabajar. Cali es una ciudad que lo tiene todo para que podamos crecer, porque hay mucha demanda en sitios que no son atendidos por otros medios de transporte y hasta allá seguiremos llegando”, apunta Sánchez.

Los requerimientos que deben cumplir los mototaxistas de la aplicación son: tener una moto que sea de un modelo superior al 2005, licencia de conducción, Soat y revisión técnico mecánica al día, un teléfono inteligente con un plan de datos y un casco adicional para el pasajero.

Juan Diego, uno de los motorizados que descargó la aplicación, dijo que “esperaba tener al menos tres carreras diarias, pero desde hace mes y medio que utilizo el sistema y no ha salido nada. El registro fue fácil, no me pidieron Soat ni técnico mecánica ni papeles, nada”.

En eso coincidió Carlos, otro de los mototaxistas de la aplicación, quien dijo  parecerle “raro” que no exigieran documentación alguna sobre su historial o su motocicleta.

Esta aplicación ofrece los servicios de transporte de pasajeros, mensajería y contratación por horas. 

[[nid:432229;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/06/easy-moto.jpg;left;{ En esta plataforma se deben establecer los puntos de origen y destino del viaje, para definir el precio, la distancia y los minutos que tardará el motorizado en completar el recorrido.}]]

En el caso de ‘Llévame’, que consiste en pedir una carrera especificando los puntos de origen y destino, la tarifa mínima es de $1500. A partir de allí, el minuto tiene un costo de $60 y el kilómetro recorrido $300. Es decir, la misma carrera por la que Rodrigo cobró $7000 y se demoró 20 minutos, por esta plataforma habría costado $1600 y el mototaxista podría tomarse incluso la mitad del tiempo en llegar al destino.

Para el envío y entrega de paquetes, establecen  una tarifa mínima de $1500 y cobra $350 por kilómetro recorrido y $80 por minuto.

En el caso de la contratación por horas, la aplicación cobra una tarifa plena de $6200 por cada 60 minutos en la moto.

En todos los casos, una vez terminado el recorrido, un recibo virtual llega a los teléfonos inteligentes del usuario y el mototaxista, pero a diferencia de plataformas como Uber, que ofrecen este tipo de   servicios y el cobro se carga a una tarjeta de crédito, con Easy Moto se paga en efectivo.

La aplicación se  queda con el 10 % de los pagos que le hagan al motorizado en el mes, por lo que al vincularse obtienen  un bono de $50.000 para cubrir esa comisión. “Estamos en la etapa de desarrollo final del pago con tarjeta crédito y débito, porque vemos un gran requerimiento por parte de las empresas respecto a la mensajería y el servicio por horas”, indicó el vocero de la firma en Cali,  quien aseguró que la carrera se niega si en la ciudad está vigente la restricción del parrillero hombre.

El secretario de Tránsito Municipal, Alberto Hadad, aseguró que “la aplicación de este modelo es ilegal, porque las motos no están constituidas en un ente legal bajo la supervisión y dirección de la Secretaría de Tránsito”.

Aunque Hadad dijo que hasta el momento no se registran inmovilizaciones ni sanciones a motociclistas que trabajen con la aplicación, aseguró que su presencia en la ciudad obligará a reforzar los operativos contra el transporte informal. 

“Los controles van a ser grandes y sabemos exactamente dónde ponerlos, a dónde van, cómo llegan, dónde recogen y por dónde se pueden meter, porque el 95 % de este servicio es para subir a ladera. En el momento en que los detectemos, serán sancionados”.

Asimismo, Ayda Lucy Ospina, directora de Transporte y Tránsito del Ministerio de Transporte, reiteró que el servicio de transporte público solo puede ser contratado con empresas de transporte legalmente constituidas y habilitadas para esta modalidad y que no existe la posibilidad de prestarlo en moto, porque no es un vehículo autorizado. 

El Código Nacional de Tránsito estipula que una práctica como el mototaxismo, en la que el vehículo se destina a un servicio diferente para el cual tiene licencia de tránsito, tiene una sanción de 30 salarios mínimos legales diarios vigentes, lo que equivale a $644.340. Además, la moto debe ser inmovilizada por cinco días si es la primera vez que es sorprendida infringiendo la norma, veinte días si reincide y cuarenta días si es detectado por tercera ocasión. 

De los tres servicios que ofrece esta modalidad, dos no están reglamentados por la legislación nacional: ‘Llévame’ y la contratación por horas.

 Así lo afirma Víctor Hugo Vallejo, abogado experto en legislación sobre tránsito, quien dice que el servicio de transporte público en moto “además de ser ilegal es ilícito, porque en la legislación está contemplado que el servicio público de transporte de pasajeros debe garantizar seguridad, buen servicio, control y vigilancia permanente del Estado y asignación de capacidad y disponibilidad de rutas que puedan tener los prestadores del servicio. Esto viola toda la normatividad de tránsito y transporte”.

 No obstante, Nélson Sánchez asegura que el servicio que ofrece no tiene vicios de ilegalidad, pues “lo que hacemos es ofrecer un servicio de moto compartida, porque si voy para el centro y otra persona también, podemos compartir ese viaje; es lo mismo que se hace con los carros y está en furor a nivel mundial. Esto puede ser polémico, pero la motocicleta es un bien propio y puede ser utilizado en lo que uno quiera”.

Ante esto, el secretario de Tránsito aclaró que “compartir la moto es que en vez de ir seis estudiantes en sus motos, vayan seis pasajeros en tres motos, lo que es legal; pero no se debe compartir la moto desde lo ilegal, cuando se pone un mensaje para pedirla y que ésta llegue a prestar un servicio público que no es autorizado por la ley”.

A su vez, Ciro Jaramillo, Ph.D. en Ingeniería de Transporte, indicó que es posible que  el mototaxismo se dispare en la ciudad por cuenta de esta aplicación, porque “la naturaleza del medio digital hace que las personas que ofrecen el servicio sean transparentes para la autoridad. Ellos no van a estar a las afueras de las estaciones del MÍO ni en los puntos que todo el mundo conoce, lo que va a hacer de los controles algo mucho más complicado”.

Para Janeth Mosquera, experta en movilidad, el costo y la agilidad del mototaxismo “son muy competitivos con relación al servicio del MÍO y los taxis, pero hay elementos en las características del viaje en las que no puede luchar, como la seguridad vial y la comodidad y el respaldo que brinda movilizarse en un medio de transporte legal”.

 Por su parte, el gremio de taxistas expresa su preocupación respecto a la presencia de la aplicación en Cali, pues además de considerarla una amenaza, dice que carece de condiciones de seguridad para los usuarios.

Alberto Mendoza, presidente de la Federación Nacional de Taxistas, manifestó que “las motos no tienen medidas de seguridad para prestar un servicio de transporte público. Si se presenta un accidente, ¿quién responde por el pasajero? Ellas solo pagan $300.000 por un seguro y nosotros tenemos que pagar cuatro. Si el Gobierno Municipal no le pone cuidado al tema, esto puede volverse incontrolable y nosotros seríamos los más afectados”.

Respecto a la responsabilidad frente a un accidente, Sánchez dijo que el único respaldo es el Soat.

“Estamos en el proceso de implementar una póliza colectiva que cubra cualquier percance, pero para eso necesitamos tener muchos más motorizados. Por eso esperamos contar a finales de este año con 5000 o 7000 personas proporcionando el servicio en Cali”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad