Polaco visitó 50 países y fue Cali la ciudad que lo enamoró

Agosto 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País
Polaco visitó 50 países y fue Cali la ciudad que lo enamoró

50 países recorrió Filip Ziólkowski durante tres años, en cuatro continentes.

Filip Ziólkowski nació en Gdansk, Polonia, y tras viajar por el mundo encontró el amor en Cali. Su aventura, en un libro.

Filip Ziólkowski nació en Gdansk, Polonia:  “Una ciudad cercana al mar, hermosa, antigua, con acceso a muchas playas”. Vivía en Londres cuando en 2007, a sus 30 años,  dejó un trabajo lucrativo como ejecutivo de una multinacional  en Londres y compró un pasaje para Pisa, Italia. 

Ese fue el primero de sus viajes  en su gira por el mundo, que terminó en los Himalayas, e incluyó 50 países, entre estos varios  destinos en Occidente. Su excursión duró cerca de tres años y concluyó en Cali, donde encontró el amor y de la  mano de su pareja, “una mulata preciosa”, aprendió a bailar salsa, al punto de convertirse en alumno de la escuela  Rucafé, bailarín del Salsódromo en 2010 y de actuar en una película caleñísima: ‘¡Que viva la música’. Lleva seis años en esta ciudad donde   enseña  publicidad y diseño de marketing   en  la Universidad Autónoma. 

Fue en Inglaterra donde encontró la inspiración para viajar, al escuchar a un compañero de trabajo decir que había recorrido el mundo entero solo. “Saqué mi sueño de debajo de mi alfombra”. Meses después estaba en un aeropuerto rumbo a Italia. “Ganaba muy buen dinero, tenía muy buenos amigos y acceso a todos los eventos culturales y sociales, pero sentía que algo me faltaba. Decidí,  como muchas  personas de Europa, que se toman su año sabático, antes o después de culminar sus estudios para encontrar un propósito, refrescar la mente, emprender  una búsqueda espiritual o   vivir solo esta  aventura”. 

Pensó irse por un año. Pero su viaje duró tres años. “En realidad   nunca terminó, sino que continuó  mi viaje interior”, cuenta  el autor de ‘Despertar en el camino’, de Intermedio Editores, en el que Filip comparte las enseñanzas de su   travesía.

 “En un comienzo fue una forma de escapar, de buscar algo que me faltaba: felicidad, aventura, amor. Pero en el transcurso del viaje,  se convirtió en un aprendizaje sobre cómo ser tolerante frente a otras culturas. Yo, siendo polaco como Juan Pablo II,  pensaba en Dios bajo el precepto católico, pero viviendo en Asia vi que la reencarnación allá  es algo tan común como lo es  la salsa para los caleños”. En India, un destino inspirador, dice, “me sentí como un pez que había escapado de su acuario, aprendí a ver el mundo en otra forma, sin las  fronteras de mi familia y la sociedad.  Aprendí sobre los chakras, esta energía que fluye en nuestro cuerpo y que nos equilibra o desequilibra”.   

En Hong Kong, en una fiesta, un inglés y una checa le hablaron tanto de Filipinas que ese día compró el pasaje para visitarlo; aprendió a meditar, a bucear, pero  en especial a vivir del presente y a disfrutar de las cosas sencillas. “En eso los filipinos se parecen  a los caleños”.

‘Despertar en el camino’ habla de la primera parte de su  viaje,  por  Europa, Australia, Nueva Zelanda y Asia.  Y  su segundo libro hablará de su recorrido por “las Américas”.

Filip llegó a Cali para quedarse por  un fin de semana, luego lo prolongó por un mes y ya van seis años. Con Juanita  ha viajado a Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Italia, España y aún quedan  destinos por visitar.

Libro: ‘Despertar en el camino’ -273 páginas-Intermedio. -Filip Ziólkowski-Es un diario de viaje de Filip, que en lugar de ser una simple guía turística, es una bitácora espiritual, escrita desde los sentimientos, sensaciones y  aprendizajes que halló este viajero en su camino. “Haber tomado la valiente decisión de dejar una vida segura y explorar el mundo desató en mí  la transformación más enriquecedora y  luminosa”,dice el autor.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad